Aquí os dejo mi lista de los discos que más me han gustado en este 2018. Este año me he forzado a escuchar discos enteros aunque no renuncio a publicar un post con las mejores canciones. Además de incluir a habituales de mis listas anuales (NIN, Florence, Jack White) hay de todo: viejas glorias que mantienen el tipo (Suede), funk del futuro (Janelle Monáe), rarezas alucinantes (Julia Holter, John Grant) y unos cuantos grupos jóvenes que bien vale la pena conocer (Illuminati Hotties, Car seat headrest). Ahora me doy cuenta que hay mucho piano y muchas voces femeninas. Lo del número no indica un orden concreto, ha sido un poco aleatorio, los discos que he descubierto más recientemente los he ido añadiendo al final. Y no, no he puesto el disco de Judas Priest.

  1. Florence & The Machine: High as Hope

Me emociona sin remedio la voz de Florence Welch. Temas como South London forever, Hunger o Grace me ponen los pelos de punta. Desde su publicación en Junio es de lo que más he disfrutado este año.

  1. St. Vincent : MassEducation

Esta una reinterpretación al piano del disco Masseduction mejora sensiblemente los resultados del original. La voz de Anne Clark consigue tocarme la fibra en momentos como Los agelessHang on me o New York.

  1. Anna Calvi: Hunter

Anna Calvi ha venido a cazar a base de grandes pedazos de pop desgarrador. No te pierdas As a man, Alpha o Don’t beat the girl out of my boy.

  1. A perfect circle: Eat the elephant

A pesar de su horrorosa portada, A perfect circle han facturado un excelente trabajo. 14 años nada menos han pasado desde su anterior LP. Un disco más calmado y maduro pero con la innegable calidad habitual. ¿Tema que me fascina? Disillusion

  1. Jack White: Boarding house reach

Boarding House Reach, es 100% Jack White. Un tanto disperso esta vez pero siempre interesante.

  1. Suede: The blue hour

El disco más oscuro y épico de Suede. Una maravilla cuando ya nadie esperaba nada de ellos.

  1. Nine inch nails: Bad Witch

A punto de cumplir los 30 años de carrera, Nine inch nails siguen en la brecha.

  1. Rosalía: El mal querer

Un hype en toda regla, pero me fascinan Que no salga la luna, Tu mirá, Bagdad y Nana.

  1. Welshly Arms: No place is home

Los de Ohio se han marcado un excelente disco de rock con melodías imbatibles e inmediatas como Indestructible, Legendary o X. Apunta su nombre: Welshly arms, pueden llegar muy alto. Los he descubierto hace poco y los estoy disfrutando mucho.

  1. Janelle Monáe: Dirty Computer

Partiendo del pasado de la música negra (James Brown y Prince principalmente) Monáe mira hacia el futuro. Que tiemblen Beyoncés, Rihannas y demás petardas.

  1. Marianne Faithfull: Negative Capability

Una superviviente en toda regla que nos presenta un trabajo sereno sobre el paso del tiempo y la cercanía de la muerte. Grandes canciones de Mark Lanegan y Nick Cave para la ajada voz de la Faithfull.

  1. Jonathan Wilson: Rare birds

Mucho más que un mero sucedáneo de David Gilmour en la gira Us+Them de Roger Waters, Jonathan Wilson es un músico con un talento incuestionable. Rare birds es complejo y lleno de capas que fusiona el pop con lo progresivo, el folk, lo sinfónico y la psicodélia. Escucha el inicio con Trafalgar square y flipa.

  1. Father John Misty: God’s Favorite Customer

Otro excelente disco del alter ego de Josh Tillman. Cada vez más cínico e introvertido, un ejemplo: Mr. Tillman.

  1. John Grant: Love is magic

La segunda peor portada de esta lista. El giro definitivo hacia lo tecnológico de John Grant ha dado como resultado un disco mutante que oscila entre la oscuridad, lo íntimo y lo (casi) bailable. Grant sigue sin tener pelos en la lengua y dispara a todo lo que se mueve, Trump incluido (Smug cunt).

  1. Julia Holter: Aviary

Otro disco tan extraño como complejo. Julia Holter nunca tendrá un número 1, y menos con un disco de 90 minutos repletos de pasajes oscuros, improvisaciones y largos desarrollos que acaban en agobiantes éxtasis instrumentales. Reconozco que es un disco difícil, muy difícil, y que requiere su tiempo. No es pop, no es rock, no es folk ni música clásica, es otra cosa. Mejor consumirlo en pequeñas dosis para no acabar empachado o en un psiquiátrico.

  1. Editors: Violence

The editors huyen de las etiquetas y han logrado su propio sonido. Ahí tenemos la belleza y la elegancia propias de un grupo en estado de gracia. No dejes de escuchar Hallelujah (so low)

  1. Zeal & Ardor : Stranger fruit

Los suizos Zeal & Ardor perfeccionan en este su segundo trabajo su peculiar fórmula para fusionar góspel, blues y black metal. Así, como lo oyes.

  1. Prince: Piano & a Microphone

Vale, tiene trampa y es pura necrofilia. Es la grabación de un ensayo de Prince de 1983. No es material nuevo ni Prince pensó nunca en publicarlo, pero para los fans del Genio de Minneapolis es imprescindible.

19. Illuminati Hotties: Kiss yr Frenemies

Sorprendente debut de este joven grupo que destila una curiosa sensibilidad. No sé si es indie rock pero temas como Patience o Cuff me tienen enganchado.

20. Car Seat Headrest: Twin Fantasy 

Grabado en una habitación y editado en la bandcamp del grupo en 2011, Twin Fantasy ha sido editado tras pasar por un estudio profesional. Ambos trabajos difieren en sonido pero la maestría del joven Will Toledo sigue intacta.

 

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.