Crónica primera jornada Rock Imperium en Parque El Batel Cartagena el 23/06/2023

24 Jun 2023 | Crónicas | 0 Comentarios

Ya comentamos en la reseña del primer Rock Imperium algunos de sus puntos fuertes y su margen de mejora. En el capítulo positivo sigue manteniendo el estatus de calidad respecto al sonido, los baños siguen estando limpios y cuidados, merced a un numeroso equipo de limpieza y la falta de hoteles en Cartagena lo mitigan con aparcamientos disuasorios y autobuses lanzadera. En cuanto a las mejoras, esta segunda edición cuenta con un camping (no sabemos cómo ha resultado pues no pasamos por ahí), el tercer escenario se encuentra en una carpa en un elevado pero dentro del complejo que además ha sido ampliado, lo cual se agradece visto el enorme éxito del festival. Sus promotores han agradecido a los asistentes su respuesta con estas mejoras y unos conciertos que, por lo menos, en los principales son de duración completa.

 

 

Esta primera jornada se abría en el escenario Estrella de Levante con Jolly Joker, en otra oportunidad magnífica para ver como los valencianos son imbatibles en lo suyo. A pesar del calor y de los cuarenta minutos de actuación, su hard rock “angelino” de corte ochentero funciona a la perfección en un set list dominado por los temas de su gran «Loud & proud». Ganaron nuevos adeptos seguro.

 

 

Debemos reconocer que realmente los encargados de abrir no fueron los Jolly Joker pues en el tercer escenario Festivales Región de Murcia comenzaron un poco antes Ángel Negro pero, por desgracia, no tenemos la capacidad de estar en dos sitios a la vez así que la carpa la pisamos poco, centrándonos en los dos principales. Es lo que tienen los grandes festivales, ya que los “solapes” suelen ser terroríficos perdiéndonos grandes descubrimientos.

Los siguientes en aparecer fueron los integrantes de la formación de Leo Jiménez que regresa en esta temporada veraniega con “singles” adelanto a su nuevo álbum como “Ficción o realidad” o “Cielo e infierno” que se suma a su último disco “Mesías” y a las canciones y versiones del pasado. Cuarenta y cinco minutos donde el madrileño demostró su arrollador carisma y su magnífica voz, regalándonos incluso una versión de “Es por ti” de Cómplices.

 

 

Tras ellos, los suecos Evergrey, a los que disfrutamos en su última gira por España en octubre. Su metal progresivo sigue siendo estupendo pero el tocar a las cuatro de la tarde no les benefició. Son banda de sala pero su final fue espectacular con “King of errors” y “A touch of blessing”. Pero se agradece el esfuerzo, más si pensamos que tuvieron que tocar con instrumentos prestados pues los suyos no llegaron en la facturación de su vuelo.

Más nórdicos con los finlandeses Steve n’ Seagulls, unos tipos que hasta que sabes su procedencia piensas que provienen de algún recóndito lugar del sur de Estados Unidos, con su pinta de “rednecks” y sus banjos como protagonistas. Y al igual que Evergrey mejoran mucho en sala, Steve n’ Seagulls es una propuesta perfecta para un festival, con sus mandolinas o acordeones tocando clásicos del “heavy” como “The trooper” o “Thunderstruck”. Así que nos entretuvieron a ritmo “bluegrass” con conocidas melodías de Metallica, Gary Moore, Iron Maiden, Ac/ Dc o Kansas.

 

 

Y tras ellos, otros “veteranos del Vietnam” como son los madrileños Saratoga, inmersos en su gira “La historia continua”. Desde la inicial “Tras las rejas” se vio el buen momento que pasa la banda, con su nuevo batería Arnau Martín, los fundadores Niko Del Hierro y Jero Ramiro y un Tete Novoa cada vez mejor cantante, cómodo hasta en los guturales (cosa hace cinco años impensable) que se suman a unas canciones que son patrimonio del metal en español como “Maldito corazón”, “Si no amaneciera” o “Perro traidor”. Les dieron hora y diez minutos muy bien aprovechadas y, encima, el regalo de poder volver a ver en la banda a Leo Jiménez que cantó a dueto “Vientos de guerra”.

 

 

Y como banda principal del Cartagena Stage aparecían los alemanes Blind Guardian con un repertorio de hora y cuarenta minutos, quizás algo largos pues a pesar de que nadie les pueda negar su cetro de reyes del “power metal” basado en el “El señor de los anillos” y mundos de fantasía, ni Hansi Kürsh tiene la voz de antaño ni nunca ha sido un “frontman” espectacular, junto a unas puestas en escena sobrias. Aun así, desde hace años han tenido la brillante idea de hacer giras basadas en alguno de sus discos imprescindibles. En esta ocasión, no ha sido como el año pasado, última vez que les vimos presentando el aniversario del “Somewhere far beyond”, presentando muchos más temas de su último álbum «The god machine» , con clásicos como “Ashes to ashes”, “Lord of the rings”, “The bard song” y final de antología con “Valhalla” y “Mirror mirror”.

 

 

Y si de “power metal” teutón hablamos, los padres de este sonido son Helloween, inmersos en esta gira “United forces 22-23” que les traerá en tres ocasiones a España en este año. Dos horas donde se demostró lo arrollador que resulta un directo de este combo tan bien engrasado desde que se unieron en las voces Andi Deris y Michael Kiske, a los cuáles vimos bien de voz, junto a leyendas de la música como Kai Hansen o los fundadores Michael Weikath a las seis cuerdas o el bajista Markus Grosskopf que animaron sin parar desde los compases iniciales de la “nueva” “Skyfall” o “Eagly fly free” (¡vaya manera de empezar!) hasta el antológico final con “Perfect gentleman”, “Keeper of the seven keys” y “I want out” pasando por sus solos de guitarra, medleys (momento de lucimiento en la voz para Kai Hansen) o clásicos atemporales como “Future world”, “Save us”, “Dr. Stein”, “Heavy metal (is the law)” y guiños al presente con alguna canción más del «Helloween». Eso sí, solape doloroso al tocar en el tercer escenario Tygers of Pan Tang. Por fortuna, han dejado las infantiles infografías de giras anteriores sustituidas por solos y parlamentos (los de Andi Deris en más de un momento en un magnífico español). La mejor gira que hemos visto a las “calabazas”.

 

 

La fiesta “powermetalera” terminaba con los finlandeses Statovarius pero elegimos ir al Festivales Región de Murcia para escuchar la hora y diez minutos de actuación (al final fue una hora) de los griegos Rotting Christ (duración que, por cierto, suele ser lo normal en sus conciertos). Desde que se pasaron al “doom metal” los hemos visto bastantes veces y en esta ocasión nos encantó su set list con bastantes cortes de (en nuestra opinión) mejor disco “Kata ton daimona eatoy” como el homónimo, “666” o “Grandis spiritus diabolos” junto a apuntes de sus incontestables “Rituals” o “The heretics”, algo del “Aelo” y el “Non serviam” de sus comienzos “blackmetaleros”. Los hermanos Tolis siguen siendo un seguro en esto del metal extremo y conseguir atmósferas satánicas. Así que tras la “misa negra” regresamos al hotel a descansar nuestros maltrechos cuerpos.

 

by: Jose Luis Diez

by: Jose Luis Diez

Cinéfilo y cinéfago, lector voraz, amante del rock y la ópera y ensayista y documentalista con escaso éxito que intenta exorcizar sus demonios interiores en su blog personal el curioso observador

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Últimas entradas

Últimos comentarios

Te puede interesar

Crónica de Súcube en El Cobijo de Puerto Real (Cádiz) (6-04-24)

Crónica de Súcube en El Cobijo de Puerto Real (Cádiz) (6-04-24)

Siempre es un placer descubrir nuevas salas que se atreven a programar música en directo y bandas que ofrecen aparte de las consabidas versiones sus propios temas. Entendemos que tengan que rellenar repertorio con las canciones de otros mientras componen sus melodías....

Pin It on Pinterest