Uno de los grandes dilemas de la sociedad desde que fue capaz de adoptar la necesidad de considerar los dilemas morales a mi parecer es el del uso de la violencia. Su justificación cuando se hace uso de ella y su condena cuando se padece. Su uso arbitrario como camino hacia la paz aunque sea una clara contradicción en ambos términos. El silencio complice frente a la acción del aliado o la posibilidad de proveer de negocios su fin. La banalidad de su apropiación por el poder para revestir cualquier atisbo de protesta del dominado, la minimización de su efecto cuando recorre el camino inverso. La última carta de la baraja que resulta siendo la mayoría de las veces un as escasamente disimulado escondido en la manga. La violencia lejos de su uso físico se envuelve en rabia cuando utiliza otros canales legítimos para denunciar el yugo opresor que se manifiesta de manera distinta acorde a los tiempos pero termina siendo el mismo perro con distinto collar.

«Femina furens» o mujer furiosa si lo trasladamos del latín a nuestro idioma, es el título del nuevo disco del duo Djunah, una declaración de principios que envuelve un trabajo de fuerza descomunal e ira dirigida con acierto y consciencia plena. La voz, guitarras y letras (influenciadas por la poesía de Gerard Manley, Sylvia Plath y John Donne) de Donna Diane junto a los ritmos marcados por la batería de Jarde Karns nos planta frente a los sentidos una oleada incandescentes de guitarras furiosas comandadas por una voz que destila perfectamente todo aquello que pretenden resaltar con su música y letras. Es imposible no tener en mente a alguien como PJ Harvey como referencia vital pero llevada a un punto de agresividad que sobrepasa el límite de la de Bridport, reconduciéndolos hacia territorios  más crudos cruzando la frontera hacia estridencias metálicas en multitud de ocasiones. Sin duda uno de los discos que más me ha marcado en lo que llevamos de año.

 

 

DJUNAH – Femina furens

by: Carlos tizon

by: Carlos tizon

Licenciado en el arte de apoyar el codo en la barra de bar. Comencé la carrera de la vida y me perdí por el camino, dándome de bruces con el rock and roll. Como no pude ser una rock star, ahora desnudo mi alma cual decadente stripper de medio pelo en mi blog, Motel Bourbon.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Últimas entradas

Últimos comentarios

Te puede interesar

Konvexo – Shadows Of The Past

Konvexo – Shadows Of The Past

Si has leído alguna de las peroratas con las que torturo a mis compis de rockthebestmusic.com —sobre todo a Carlos Tizón y a Ángel Ferrer, que no sé cómo no me mandan a silbar a la vía—, has vislumbrado que soy un maula, que no tengo ni idea de la vida de un músico,...

The Clamps – Megamouth

The Clamps – Megamouth

Retomamos, entre crónica y crónica, la recién estrenada Tríada de 'Oleadas Stoner' a la que volvimos a quitar el polvo (o rellenar de arena) hace unos días con el excelente disco de los cántabros Wet Cactus.   Turno para el Stoner internacional, de hecho con uno de...

A Somber Funeral – Summertime Sorrow

A Somber Funeral – Summertime Sorrow

Dentro de las numerosas combinaciones musicales que tenemos actualmente en el metal extremo, nos encontramos con numerosas bandas que experimentan con el black metal atmosférico y el post metal más actual. A Somber Funeral es una nueva banda que se une a esta...

James Vieco – Idana

James Vieco – Idana

Navegando entre la cantidad de discos que van saliendo cada día, nos llega un nuevo trabajo en solitario de James Vieco, multi-instrumentista de Barcelona, conocido en esta revista, aparte de por su carrera en solitario por sus trabajos en sus otros grupos Saturna y...

Wet Cactus – Magma Tres

Wet Cactus – Magma Tres

Es hora de que haga dos cosas, la primera es dejar el pasado más reciente con la última reseña de un disco ineludible de 2023 que tenía guardado en la manga, la otra es que... ¡¡¡vuelven las 'Oleadas Stoner'!!!   Y no hay mejor forma de quitarle las telarañas a una...

Pin It on Pinterest