TODO EL DINERO DEL MUNDO – Ridley Scott

Publicado el 24/02/2018 | por José Luis Díez | Cine
Valoración
45

El secuestro del nieto del multimillonario Paul Getty fue todo un acontecimiento que el cine ha tratado en alguna ocasión, bien de forma directa o inspirándose en el violento acontecimiento. Ahora con “Todo el dinero del mundo” se intenta hacer la cinta definitiva sobre el tema, con un presupuesto más que holgado y una ambientación lograda que nos sitúa en la Italia de los años setenta de forma admirable. De hecho este punto técnico y algunas interpretaciones son lo mejor del largometraje, que lejos de ser la película definitiva sobre el tema se queda como un fallido producto de la industria “hollywoodiense”, no alcanzando los objetivos esperados.

Y uno de los principales responsables de este pequeño descalabro es Ridley Scott que sigue con su irregular trayectoria mezclando en los últimos años fiascos como “Prometheus”, “Alien: Covenant” o “Exodus: Dioses y reyes”, producciones mejorables como “El consejero” y algún éxito tipo “Marte”. Lejos de sus mejores años con “Alien: el octavo pasajero” y “Blade Runner”, sus dos obras maestras y filmes míticos como “Los duelistas”, “Thelma y Louise” o “Gladiator”, sumado a buenas historias como “La sombra del testigo” o “Black rain”. Lo que sí está claro es que su labor como realizador es encomiable, ya que no para, como se demuestra que en el 2017 rodase la que nos ocupa y “Alien: Covenant”, aunque con mal resultado ambas, quizás debido a eso mismo. Tal proliferación parece incidir en la calidad del resultado final, pues “Todo el dinero del mundo” es una cinta atropellada donde todo sucede a un ritmo que hace que el espectador se distancie pronto y que la investigación carezca de interés al cuarto de hora de metraje de las más de dos horas de duración, no ayudando ni el atrpellado montaje de Claire Simpson, que pasa del “flash back” al lineal sin aportar sentido y una puesta en escena atropellada, salvada por la fotografía de Dariusz Wolski y dos actores, pues tanto Michelle Williams como, sobre todo, Christopher Plummer están muy bien y es normal la única nominación conseguida para la película por el veterano actor, pues su Getty es espectacular; el hombre más rico del mundo que todo lo gasta en arte y bienes inmobilarios pero con una fama de tacaño que demuestra con el secuestro de su nieto con un par de frases memorables diciendo que si pagase, secuestrarían a sus otros nietos o regalando una supuesta joya que no es más que una baratija como se descubre más tarde. Y hay que recordar que Plummer sustituyó a Kevin Spacey, fulminado tras rodar todas sus escenas por sus escándalos sexuales con jóvenes aspirantes a actores y se le ve mejor para el papel de abuelo que a un Spacey que es más joven. El que se nota que no esta cómodo con su rol es un Mark Wahlberg, lejos de sus mejores papeles y fuera de sitio.

Fallido largometraje que demuestra que Ridley Scott es un director que según el guion que tenga puede solventarlo en mejor o peor medida pero que tiene una virtud al alcance de pocos, ya que siempre termina a tiempo y en el presupuesto acordado por lo que vale para todo tipo de producciones y al no escribir ningún guion puede incorporarse en cualquier momento, como sucedió en “Alien”, la historia de su vida para Dan O´Bannon que fue expulsado poco tiempo después de entrar Scott como realizador. Cosas que pasan.

Sobre el autor

Cinéfilo y cinéfago, lector voraz, amante del rock y la ópera y ensayista y documentalista con escaso éxito que intenta exortizar sus demonios interiores en su blog personal su blog el curioso observador

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *