sem2

El cine vuelve a vestir al teatro Calderón en la 61 edición de la Seminci

Publicado el 23/10/2016 | por Pedro Losada | Cine

Como es costumbre, en la última semana del mes de octubre, la capital vallisoletana se vuelve a vestir de gala para conmemorar una nueva edición de la Semana de cine de Valladolid, Seminci. Tras haber obtenido unos resultados más que satisfactorios con la 60ª edición, La Seminci se consolida como uno de los festivales de cine más importantes a nivel nacional. Alta referencia cultural para la capital del Pisuerga donde el cine de autor obtiene su mayor protagonismo ante las salas comerciales más convencionales.

Para esta nueva ocasión la presentación de la gala corre a cargo de la periodista Ana Morgade, presentadora de varios programas de Atresmedia, que ha sabido en todo el momento hacer un guiño al estilo más clásico, convirtiendo al mismo tiempo en una gala moderna y con ritmo. Con un monologo en su primera intervención, donde daría paso al padrino de este año, el actor y director de cine, Raúl Arévalo, que ha protagonizado un discurso corto y muy denso ante un público que ha estado totalmente entregado en el transcurso de esta misma gala.

Como es costumbre, varios son los invitados en subirse al escenario para dar un saludo a la nueva edición de la Seminci. Haciendo gala de presencia la directora indocanadiense Deepa Mehta. Haciendo de nuevo presencia, tras haber estrenado su anterior trabajo, “Beeba boys”, en la anterior edición del festival. Film en el que una convalecencia la impidió estar en Valadolid para poder arropar a su cinta. En esta ocasión sí que lo hace y con una cinta que sirve para hacer una protesta contra el maltrato de género, a través de un caso real, sobre la violación de una mujer en un autobús.

Seminci

El director y miembro del jurado de este año, Boddy Bedi, el cual recogerá el miércoles la espiga de honor del 2016, ha subido, junto al actor Kabir Bedi, el eterno Sandokan, el cual también obtendrá el mismo reconocimiento, para poder dar unas palabras de gratitud hacia el público español. Terminando la gala con la presencia de parte del equipo de rodaje del film que daría oficialmente comienzo a esta nueva edición. “Las furias”.  Opera prima del director de teatro Miguel del Arco.

Como colofón final, la presentadora Ana Morgade dejaría una pequeña encuesta entre el público asistente a la gala. ¿Queréis que sigan permitiendo comer palomitas en el cine o no?, la respuesta estuvo totalmente decantada al no. Y vosotros ¿Queréis que sigan permitiendo comer palomitas en el cine o no?

“Las furias” por Miguel del Arco

Si hay una palabra o dos, que pudiera definir con el comienzo del festival de la Seminci, esta sería la unidad familiar. lasYa puede ser muy normal, poco normal, o de esas que tienen que tener un cartel en el lomo y otro en la espalda, indicando que pueden ser unas personas poco, o nada sociables con el mundo que les rodea, o ya sea con ellos mismos. Las furias, es el primer film del director de teatro, el cual se pasa al cine, para poder contar una tragicomedia, donde conlleva un drama tan acelerado, que ni tan siquiera puedes llegar a comprender realmente a los protagonistas. Todos con sus penurias, y ninguna con un sentido común aparente. Esos pequeños secretos que te vas guardando, como el que guarda ese viejo guardapolvos en una alcoba, y que no eres capaz de decirlo, ya que crees que puedes dañar a alguien, en cuanto al único que te engañas es a ti mismo.

Las furias llega a describir el declive de una familia, tras la enfermedad de la figura principal de esta misma, el patriarca, el cual tras caer en el mal llamado alzhéimer, se ve como el núcleo, inquebrantable, se empieza a fisurar, hasta convertir en todo lo que los unía en un montón de engaños, y de locuras colectivas. Aquí es donde aparece el mejor papel, y el que he llegado a ver más creíble, donde José Sacristán, hace gala de su poder escénico, dejando otro gran papel, entre un film donde el guión no tiene mucho poder escénico. El film, que empieza como un puzzle, el cual las piezas ensamblan a la perfección, pero que dejan el dibujo un tanto incoherente, o mal formado.

Como los errores del pasado entre padres e hijos vuelven a surgir en las generaciones venideras; esa falta de comunicación que existe entre la propia unidad familiar, y que nunca ha salido a la luz por el temor de ser apartados, o de ser rechazados. Aquí es donde Carme Machi me llega a gustar, y mucho, en su papel de madre incomprendida por su marido y frustrada ante la situación que tiene con su hija. Pero se ve a una Macarena Sanz, un poco plana dentro de su actuación. Pero con una buena nota, deseando una gran carrera cinematográfica para este joven talento, que acaba de empezar dentro del mundo del séptimo arte.

Las furias no llega a convertirse en una comedia, ni tampoco llega a asentarse dentro de una tragedia, con un drama demasiado desmontable, donde los propios personajes, cada uno por su lado, han montado un circo con demasiados enanos de tres metros de altura.

Nota 60.

Sobre el autor

Admirador de los Allman Brothers, me gustan todos los estilos musicales que nacen de las raíces del Blues, Rock, Jazz, Soul... Admirador del séptima arte de toda la vida. También se me puede leer en mi blog, Blogsada

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *