Revisando a DAVID BOWIE – Capítulo 6: Cover by Cover… from 1967 to 1973 (1 parte)

Publicado el 02/04/2016 | por Laurent Berger | Especiales

Seguimos recordando la figura de David Bowie, explorando un poco más su mundo, su universo inagotable y atiborrado de misterio.  Justamente esta vez investigaremos un poco el significado de algunas de sus portadas o por qué el haber elegido un diseño concreto. Ya de por si el mundo de las portadas de discos es un mundo fascinante,  y si le añadimos el extra que son las de Bowie, entonces e convierte realmente en algo único.

No solo Bowie jugaba con sus portadas, Rush, Led Zeppelin, Moody Blues, Wishbone Ash y otros se han divertido en esconder pistas para que el fan más curioso investigue la parte secreta y enigmática que cada banda oculta. O simplemente reflejar sus gustos, su admiración por otros artistas o las emociones que pasaban pos sus cabezas en aquel momento.

La estética siempre ha sido algo vital en el universo Bowie, y por lo tanto sus portadas siempre han desempeñado unsp rol fundamental y complementario para entender su música con plenitud. Su primer trabajo lanzado en 1967, cuando tenía apenas 20 años nos muestra una foto tomada por Gerald Fearnley , hermano del arreglista musical de Bowie; Derek ‘ Dek ‘ Fearnley. Aquí nada misterioso: un simple retrato de un joven Bowie con cara angelical, una foto que bien podía haber destacado sobre la mesilla de noche de su madre. Pero es en su segundo disco cuando las cosas empiezan poco a poco adquirir matices más jugosos. Con Space Oddity,  David Bowie otra vez nos ofrece su retrato con un aspecto aunque aún aniñado mucho menos encorsetado, la fotografía se mezcla con una obra del artista Victor Vasarely; manchas azules y violetas sobre un fondo verde, el cuadro es de la serie que efectúa el artista Hungaro bajo el nombre de su serie Folklore planétaire, Varasely fue uno de los pioneros del Op Art, que se caracteriza por figuras geométricas y efectos ópticos. Un retrato similar se utilizó para la edición en los EE.UU pero sobre un fondo azul claro, en España y otros países optaron por un retrato de Bowie en primerizo primer plano. El título del disco se dice que fue influenciado por una foto de William Anders, la primera fotografía en color de la tierra desde el espacio publicada en 1968 y de la cual Bowie estaba fascinado.

db3Las fotografías de Anders, Varasely siempre estuvieron presentes en la vida de David, tanto en su manera de combinar colores y formas, como en la estética de otras portadas. Con su siguiente trabajo; El hombre que vendió el mundo, nos ofrece diferentes facetas de su imaginario. La versión americana nos ofrece un dibujo de Michael J. Weller, amigo de Bowie. Se ve a un vaquero en frente del asilo mental de Cane Hill, justamente el tal Weller estaba ingresado en dicho manicomio. Se inspiró para el vaquero en una fotografía de John Wayne y el sombrero con el rifle es un guiño al tema “Running Gun Blues”, asimismo Bowie quiso poner una burbuja con un texto al personaje, algo relacionado con tocadiscos, drogas y armas, pero la discográfica se lo prohibió. A pesar de ello Bowie quedó contento con el diseño de su colega, pero la discográfica le propuso que Keith MacMillan hiciera otra, aquí Bowie destapa su lado andrógino posando con vestido diseñado por el británico Michael Fish. Los mechones rubios de su cabello y la posición echado sobre el canapé están dispuestos para recordar a una pintura prerrafaelista, más concretamente la de Dante Gabriel Rossetti, ya que la foto se parece enormemente a un dibujo que Rossetti hizo de Jane Morris posando sobre un sofá. Esta vez Mercuri rechazó la foto de MacMillan y lanzó el álbum con el diseño de Weller en los Estados Unidos. En Alemania se lanzó el disco con el dibujo de una criatura híbrida con alas, con la cabeza de Bowie y una mano como cuerpo lista para chasquear la Tierra. Luego la reedición de 1972 en todo el mundo por RCA Records utilizo una imagen en blanco y negro de Ziggy Stardust que fue la que salió en España, ya que Franco censuro la de Bowie vestido de mujer. Esta imagen se mantuvo como portada en toda Europa hasta 1990.

La portada de Hunky Dory tiene una lado poético y cinematográfico. El diseño fue influenciado por un libro de fotosdb2 Marlene Dietrich que Bowie trajo consigo a la sesión fotográfica. Lo curioso del asunto es que la obra fue diseñada por George Underwood , aquel amigo que le dio un puñetazo en el ojo en la escuela y con ello hizo que la pigmentación de sus ojos se alteraran, dejando uno azul y uno verde.  Con The Rise an Fall of Ziggy Stardust and the Spider from Mars,  Bowie firmó un icónico disco, y una portada reconocible entre mil. La influencia del ambiente del libro, ”Wild Boys” de William Burroughs, y de la Naranja Mecánica es la que llevó a Bowie a querer ese ambiente para su portada. La foto fue tomada en Heddon Street, Londres. Esa calle es un lugar de peregrinación para muchos fans, la oficina de correos al fondo fue el sitio del primer club nocturno de Londres llamado Cave of the Golden Calf, ahora llamado “The Living Room”.  El famoso letrero K.West nunca significó nada pero Bowie lo hizo adrede ya que imaginaba que la gente pensaría que era como una pista a seguir, simplemente era el nombre del peletero que regentaba su tienda en dicha calle. El zumbado y ególatra de Kanye West ha visto en dicho cartel alguna predicción espeluznante! La portada del disco ha sido plasmada en un sello oficial británico y se ha instalado una placa conmemorativa en el mismo lugar de donde estaba aquel K.West.

Casi más famosa aun que la de Ziggy es la portada por la que muchos conocen a Bowie, mismo sin haber escuchado su música. Hablo evidentemente de Aladdin Sane y su icónico rayo, Ziggy murió y resucito como el esquizofrénico Aladdin Sane! Aquel título que en principio era “A lad insane” (tipo alienado) derivo en Aladdin Sane por un mal entendido entre Bowie y el fotógrafo que entendió mal el titulo pero que entusiasmo al cantante. Una portada fruto dbde la colaboración del fotógrafo Brian Duffy y el maquillador Pierre Laroche. La primera edición era “Gatefold” y traía una foto de Bowie autografiada. Bowie con pelo naranja, algo en su clavícula y un rayo atravesando su cara, no se puede ser más simple y a la vez más intrigante. Aquella portada de inmediato se la conoció como “Mona Lisa of Pop”. Si nos fijamos veremos que en la I del título el punto es una llama pequeñita como si surgiese de la lámpara de Aladino.  Aladdin Sane fue un disco muy influenciado por los estados unidos, por el universo Orweliano, donde ya se intuía el amor que David tenía por el Jazz y por Elvis Presley!  Bowie estaba fascinado por Presley en aquella época, un periodo donde the King estaba metido de lleno en el góspel, llegado a formar una sociedad secreta llamada; “The Templar’s of The Christian Brotherhood” más conocida como TCB y cuño logo era un rayo que dejo a Bowie embrujado.  Presley lo llevaba en un anillo, un collar y en la cola de su avión privado. David comentó la idea a Duffy, este se inspiró en un símbolo eléctrico en un aparato de su cocina y le dio las bases al maquillador Laroche.  Luego la gota de agua alojada en la clavícula representa la emoción bajo una forma fálica. La portada llevó a Bowie a mantener una amistad con Brian Duffy con el que posó durante cinco sesiones que se materializaron en una exposición y un libro titulado David Bowie is…

Terminamos esta primera entrega de las portadas de Bowie con su disco de versiones; Pin Ups. Portada que por primera vez comparte con alguien, ya que aparece junto a Bowie la modelo Twiggy.  La fotografía fue tomada por Justin de Villeneuve en París para la revista Vogue , pero a petición de Bowie , se utilizó para el disco. Aunque Twiggy afirma que en un principio fue Vogue que no quiso publicarla porque dijeron que no podían poner un hombre en la portada.

 

Sobre el autor

Tsi – Na – Pah estudió Bellas Artes y más tarde cocina. Actualmente recorriendo Andalucía vendiendo y comprando viejos vinilos. Apasionado del rock progresivo y del rock americano de los setenta. Colaborador en distintas revistas musicales y tiendas de música en la época donde se vendía música de verdad.

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *