El Puerto de Santa María tiene en verano numerosos atractivos. Uno de ellos son los conciertos seleccionados por la Sala Milwaukee llamados Summer Jazz, unos eventos que se celebran durante los meses de julio, agosto y principios de septiembre y que a modo de festival alegran esas noches de estío. Cosa que sucedió en este trece de julio de 2023.

Aprovechando un paseo y una cena en un local próximo, decidimos pasarnos por la Milwaukee a ver con que nos sorprendían. En esta ocasión los encargados de amenizar la velada era Moonlight Jazz Trío, unos músicos que a pesar de ser de la zona no conocíamos y según fue pasando su hora y media de actuación se demostró el imperdonable error por su desconocimiento.

Se presentaron en formato trío capitaneados por Miguel Oliver al sintetizador, Pepe Torres al saxo y la cálida voz de Viktoria Seimar para ofrecernos un repertorio de jazz, bossanova y ritmos funk, soul o más actuales en clave jazzística. Unos músicos más que competentes con Oliver sacando en cada nota el mejor sonido a su Korg, Torres envolviendo la noche gaditana con los acordes y solos de su saxofón y Seimar demostrando una voz privilegiada que además de trabajada y bonita de registro tiene elegancia en su modo de utilizarla. Sin gritos ni alardes innecesarios. Todo calor y buenas maneras. Tanto ofrecían que en algún momento nos sentimos como espectadores en aquella película de “Los fabulosos Baker Boys” con Miguel Oliver y Pepe Torres convertidos en los hermanos Bridges (aunque en la cinta de Steve Kloves ambos eran pianistas) y Viktoria Seimar se transformaba en un remedo de Michelle Pfeiffer aunque ella sea morena pero, a cambio, con los mismos ojos felinos de la otrora estrella de Hollywood.

Comenzaron fuerte con dos temas de Norah Jones y otro de Aretha Franklyn que se amoldan a la perfección al registro vocal de Seimar a pesar de ser tesituras diferentes (sobre todo del de la reina del Soul) consigue llevar a su terreno, lo cual no es sencillo. Más en temas cantados por hombres como fue el caso de monumentos de la canción como “A wonderful world” de Louis Armstrong o “Fly me to the moon” y “I’ ve got you under my skin” de Frank Sinatra que no “chirriaron” al ser cantados por una mujer (lo cual dice mucho de la técnica de Seimar). Además ayuda, y mucho, la magnífica forma de llevar el “tempo” de Miguel Oliver y los sensuales apuntes al saxo de Pepe Torres.

Momentos hubo también para las canciones cinematográficas con el “Cheek to cheek” de “Sombrero de copa”, el “You got a friend in me” de “Toy Story” o el “City of stars” de «La La Land» mezclado con hits modernos como una versión jazz del “You and I” de Lady gaga, bossanova en “No more blues”, ese canto francés de marineros que popularizó en la lengua de Skakespeare Bobby Darin como es “Beyond the sea”, algo de Etha James, el detalle del “Just the two of us” de Bill Withers (del mismo autor echamos en falta el “Ain’t no sunshine” pero no se puede tener todo) y un par de momentos con bajo y batería grabada con el “Can buy my love” de los Beatles y el inmortal “Feelin’ good” de Nina Simone aunque como explicó Viktoria Seimar con su acento eslavo se basan más en la versión de Michael Bublé. Además la vocalista, con su vestido negro, tuvo el detalle de ir presentando los diferentes temas.

Y así, tras los bises con “Lino” y el “Respect” de Aretha Franklyn concluía estas sorpresas que nos ofrece la Sala Milwaukee de El Puerto de Santa María donde también averiguamos que el Moonlight Jazz Trío tiene otro proyecto paralelo en formato quinteto llamado Funky Beat. Les seguiremos la pista.

Fotografías: Silvia Salado

by: Jose Luis Diez

by: Jose Luis Diez

Cinéfilo y cinéfago, lector voraz, amante del rock y la ópera y ensayista y documentalista con escaso éxito que intenta exorcizar sus demonios interiores en su blog personal el curioso observador

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Últimas entradas

Últimos comentarios

  1. Maravilla de lista...muchos d ellos estarían entre mis 100 favoritos pero sería interesante saber los 200 q s quedaron fuera😆

Te puede interesar

Jane’s Addiction en la Riviera — La vieja guardia nunca muere

Jane’s Addiction en la Riviera — La vieja guardia nunca muere

Siempre se habla de Nirvana, Soundgarden y Pearl Jam a la hora de definir el soundtrack de la Generación X. Sin embargo, Jane's Adicction fue pionera, abrió la puerta para que el resto alcanzara el mainstream. Inclasificable, con su mezcla de hard rock, psicodelia,...

Pin It on Pinterest