Comentamos tras el último concierto de WarCry, celebrado, poco antes del confinamiento por la pandemia del Covid, en el Escena Rock de Madrid, la cantidad de seguidores decepcionados por el parón indefinido de una de las bandas con más tirón dentro del metal nacional. Pues tras casi un año, el antiguo teclista (hoy en “Avalanch”) Manuel Ramil, junto a otros dos ex componentes como el batería Alberto Ardines y el guitarrista Fernando Mon, contrtan al bajista Luis Melero y fichan como vocalista al front man de los WarCry Víctor García, para emprender este proyecto de nombre Adventus.

Su primer trabajo lleva por título “Morir y renacer”, donde se mantienen las bases de un heavy metal reconocible, con influencia del power metal, con momentos sinfónicos, fuerte presencia del teclado en las composiciones (se nota la mano de Ramil), guitarras contundentes y la voz de Víctor García, más comedido, cantando en tono más grave y reposado, sin la aguda voz de antaño. Un disco que conecta con lo hecho antes por el grupo asturiano pero con un toque diferente y especial, comenzando con una intro de nombre “Némesis”, marcada por el piano y una sección de cuerda, fraseos con cierta épica y final potente. Esa presencia de teclado impregna un corte clásico de power metal de seis minutos como “Dame una razón”, con estribillo pegadizo. Más calmado comienza “Solo uno más” para ir ascendiendo en el estribillo. Un tema melódico, con un interesante punteo central. “Agua en el desierto” ofrece más velocidad, donde notamos en los más de cuatro minutos la exigencia vocal (que nos apetece escuchar en directo pues es un envite complicado). “Donde diga el corazón” inicia con una presentación casi sinfónica de más de un minuto para enlazar con una composición melódica y elegante, envolviendo los algo más de cinco minutos, con otro destacado punteo central que entronca con la primera balada de “Morir y renacer”, un “Parte de tu vida” marcado por el sonido del piano y la voz de Víctor García, un intimismo en “crescendo” a partir de la mitad de los casi seis minutos de duración. “Más fuerte que el dolor” es el primer “sencillo”, en la línea de la banda que los hizo célebres, con estructura que va ascendiendo en el puente y el estribillo. “Luces y sombras” mantiene la constante melódica, de comienzo épico que tan bien les funciona en todo el Lp. “No pudo ser mejor” sorprende por su estructura A.O.R., un precioso corte que entronca con toda la historia del “hard rock melódico”. Otra balada, con importancia del piano y voz como “A corazón abierto”, aunque con más instrumentación que “Parte de tu vida” que nos conduce a la parte final con “Sin miedo”, cinco minutos y medio a toda velocidad, en uno de los temas más rápidos, más “power metal” y con un doble bombo efectivo para concluir con “Trozos de hielo”, cuya “caja de música” parece preceder a otra balada pero que ofrece más “power metal”, con otro pegadizo estribillo.

Un disco que satisfará a los múltiples “fans” de WarCry ofreciendo unas pautas que todos conocen pero con una nueva historia, bien producida e interpretada y que seguro, que cuando todo esto pase (esperemos que pronto), les va a llevar por grandes pabellones de España e Hispanoamérica y los festivales más importantes.

Adventus – Morir y Renacer

by: Jose Luis Diez

by: Jose Luis Diez

Cinéfilo y cinéfago, lector voraz, amante del rock y la ópera y ensayista y documentalista con escaso éxito que intenta exorcizar sus demonios interiores en su blog personal el curioso observador

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Últimas entradas

Últimos comentarios

  1. Maravilla de lista...muchos d ellos estarían entre mis 100 favoritos pero sería interesante saber los 200 q s quedaron fuera😆

Te puede interesar

JM Conejo – La eterna juventud

JM Conejo – La eterna juventud

Hay gente que resulta inspiradora. Su mera presencia, estén a tres metros o a mil kilómetros, resulta un acicate, una motivación para mejorar, para afinar, en mi caso, las letritas que junto. Josemari es una de esas personas. Anda en plena cresta de la ola con Zoo!,...

Aeons – The Ghost Of What We Knew

Aeons – The Ghost Of What We Knew

Con esta amplia disponibilidad de música que tenemos actualmente y los que huimos de los logaritmos que tienen las plataformas digitales a la hora de recomendar música según lo que escuchamos, siempre nos llevamos una buena sorpresa cuando nos llega una banda nueva,...

Kinki Boys – El país de las maravillas

Kinki Boys – El país de las maravillas

Está feo juzgar un libro por la portada, y más que lo diga yo (aunque la portada de Candelarias de la Virgen es magnífica), pero hay portadas que dicen mucho. El flamante nuevo disquito de los Kinki Boys pone una foto de lo que parece el centro de una ciudad, casas...

Los Deltonos – Evolución

Los Deltonos – Evolución

A la vez que surgen callos en las manos y canas en el pelo, uno se va dando cuenta de que no existe necesidad de perderse en rodeos o tratar de emular ser otro para decir lo que se pretende, por miedo a salirse no ya del patrón auto establecido, sino de aquel donde...

Holycide – Towards Idiocracy

Holycide – Towards Idiocracy

Cuando hablamos del Thrash Metal actual de nuestro país, los primeros nombres que nos vienen a la cabeza son Angelus Apatrida y Crisix, pero el tercer lugar en el cajón suele estar muy discutido dependiendo si te decantas por el Thrash más suave o prefieres el más...

Pin It on Pinterest