Vivo en una urbanización con calles interiores. Este verano atípico ya agonizante, he tomado por costumbre cuando son las ocho o por ahí, abrir la puerta y sentarme en la entrada al fresquito, armado con un par de birras heladas y un libro. Y como soy muy buen vecino, subo el volumen de la música para  disfrute de los demás. Una dieta musical variada. Nada de Dúos Dinámicos. Tampoco el vecindario sale a aplaudirme. Bueno, de vez en cuando miran disimuladamente desde detrás de las cortinas. Estoy seguro de que si pusiese a Siempre Así estarían más contentos. Claro que si, guapis. Pues hoy van a tener ración de heavy metal old school. Calentito desde la pérfida Albión. Con pedigrí certificado.

Los hermanos Gallagher vienen preparados para golpear. Los bandarras esos, no. Los Gallagher de Raven, que ya estaban pateándose escenarios por todo el mundo cuando los otros dos cambiaban de parecer sobre que ser de mayores cada quince minutos. Mucho ha llovido ya desde 1981 cuando editaron «Rock ‘til you drop» que orgullosamente poseo en cinta de cassette y que compré en 1984 si no recuerdo mal, ávido de expectación por una NWOBHM que ya comenzaba a perder fuelle. Otros vientos se colaban en el terreno del hard & heavy. Raven siempre han reivindicado ser anteriores a aquella explosión que luchaba tú a tú con el punk. Dando batalla desde los setenta, pero es evidente que fue al calor del momento cuando el Reino Unido mostró los afilados colmillos de una serie de jóvenes bandas de heavy metal dispuestas a convertirlo en sonido urbano, a pie de calle, corazón de metal y puño de acero, pesase a quien pesase.

En unos días tendrás en tus manos el decimocuarto disco de Raven. Una lección en violencia, en speed metal, en como coño quieras llamar al ataque frontal de riffs y fuerza que presentan en este «Metal city», un disco que  me pone el rabo muy duro, ante esa visión del heavy metal en su forma más pura y original, en la que era capaz de escupir a la cara y no perderse en teorías y teoremas. Una canción como «Battlescarred» habla por si sola. El poder de la presunción, del origen, del sentirse parte de algo. Aquí no hay medias tintas, no las acepto. Habrá quien lo encuentre excesivamente básico para la escena o incluso oxidado para el Siglo XXI. Allá ellos. El álbum lo abre «The power» y esa batería te acelera el ritmo en una propulsión de golpes acertados. «Top of the mountain» no baja la guardia. Esas guitarras resumen historia vivida y adorada. Se endurecen más aún con «Human race», la guitarra escupiendo fuego, la batería desbocada y yo escribiendo con una sola mano mientras con la otra mis dedos muestran cuernos al aire y mi cabeza se mueve con continuos espasmos al ritmo de la música. Levantan el pie del acelerador – con alivio para las cervicales – con la canción que da nombre al disco en la que presumen de un heavy rock más melódico que se muestra sobre todo en el estribillo.

Heavy metal clásico es lo que escupen los altavoces cuando comienza «Battlescarred», fuerza y melodía todo ello encerrado en un aire épico y un estribillo que recuerda a los Manowar más inspirados. «Cybertron» arrea de lo lindo, con una muy marcada línea vocal. Agarrate fuerte porque «Motorheadin'» es puro speed, a la velocidad de la luz en ida y vuelta. ¿Seguís haciendo recopilatas para el coche?. «Not so easy» la podéis apuntar. Eso si, siempre con las ventanillas bajadas para que os escuchen cantar su estribillo. «Break» es otra demostración de músculo mayúscula sin perder de vista la melodía en la parte vocal. «When worlds collide» cierra el disco en una demostración de riff after riff de sonido monstruoso. Un gran disco el de Raven. Derribad las putas puertas, el heavy metal sigue aquí.

RAVEN – Metal City

by: Carlos tizon

by: Carlos tizon

Licenciado en el arte de apoyar el codo en la barra de bar. Comencé la carrera de la vida y me perdí por el camino, dándome de bruces con el rock and roll. Como no pude ser una rock star, ahora desnudo mi alma cual decadente stripper de medio pelo en mi blog, Motel Bourbon.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Últimas entradas

Últimos comentarios

  1. Un millón de gracias a vosotros por compartir mi pasión. Seguiremos con las antenas parabólicas bien sintonizadas! Abrazo fortísimo, David.

Te puede interesar

La Menäce – Erebus

La Menäce – Erebus

La oscuridad es tan atractiva como aterradora, capaz de hechizarte con su halo de misterio y de hundir tus esperanzas en su profundo pozo de angustia. La oscuridad ha sido brújula de emociones, enemigo a batir, anónimo aliado. La oscuridad se apropia de la memoria...

Sunburst – Manifesto

Sunburst – Manifesto

Es normal en la revista que llegue el jefe y nos suelte una larga lista de discos que le llegan por correo para ver si queremos reseñar alguno de ellos. Y sin conocer nada de ellos pues toca ir eligiendo unos cuantos para darles varias escuchas y luego hablar del...

Feral – Polvo y Cenizas

Feral – Polvo y Cenizas

Por fin podemos escuchar el nuevo material de los jerezanos Feral, que grabaron en el mes de mayo y que han sacado este 12 de julio. Feral es una banda de metal en castellano con influencias que se mueven entre el Thrash, el Death y el Groove Metal pero manteniendo...

Eveth – Sellando el destino

Eveth – Sellando el destino

Desconozco si el título del nuevo disco de los mallorquines Eveth tiene alguna intención o mensaje implícito, pero deteniéndome primero en otros factores que las canciones, tengo claro, que si no están sellando aún su destino, si que con este disco han decidido dar un...

Catalina Grande Piñón Pequeño – Razonables éxitos –

Catalina Grande Piñón Pequeño – Razonables éxitos –

De la mano de Maldito Records nos encontramos de frente con el punk corrosivo de los leoneses Catalina Grande Piñón Pequeño, que de la mano del sello reúne un buen puñado de canciones de trabajos anteriores para lanzarlos bajo el nombre de "Razonables éxitos" una...

Pin It on Pinterest