Este poema de hoy, pertenece al libro Seeing Stars, de Simon Armitage. Un poeta inglés de los recientes. Una serie de poemas que tienen tintes humorísticos a la vez que está salpicado de los destellos propios de la magia poética. Una lectura muy entretenida para el verano. Un libro que os recomiendo y que iré traduciendo en pequeñas dosis. Espero que lo disfrutéis.

 

SEEING STARS – SIMON ARMITAGE

the christening

 

I am a sperm whale. I carry up to 2.5 tonnes of an oillike
balm in my huge, coffin-shaped head. I have a brain
the size of a basketball, and on that basis alone am
entitled to my opinions. I am a sperm whale. When I breathe in,
the fluid in my head cools to a dense wax and I nosedive
into the depths.

My song, available on audiocassette and
compact disc is a comfort to divorcees, astrologists
and those who have “pitched the quavering canvas tent of
their thoughts on the rim of the dark crater.” The oil in my
head is of huge commercial value and has been used by
NASA, for even in the galactic emptiness of deep space it
does not freeze.

I am attracted to the policies of the Green Party
on paper but once inside the voting booth my hand is
guided by an unseen force. Sometimes I vomit large chunks of
ambergris. My brother, Jeff, owns a camping and
outdoor clothing shop in the Lake District and is a recreational
user of cannabis. Customers who bought books about me

also bought Do Whales Have Belly Buttons? by Melvin
Berger and street maps of Cardiff. In many ways I have seen it
all. I keep no pets. Lying motionless on the surface I am
said to be “logging,” and “lobtailing” when I turn and offer my
great slow fluke to the horizon. Don’t be taken in by the
dolphins and their winning smiles, they are the
pickpockets of the ocean, the gypsy children of the open waters
and they are laughing all the way to Atlantis. On the basis of
“finders keepers”

I believe the Elgin Marbles should
remain the property of the British Crown. I am my own
God—why shouldn’t I be? The first people to open me
up thought my head was full of sperm, but they were men,
and had lived without women for many weeks, and were far
from home. Stuff comes blurting out.

 

 

el bautizo

 

Soy un cachalote. Transporto dos toneladas y media de un aceitoso bálsamo
en mi descomunal cabeza
con forma de ataúd. Tengo el cerebro del tamaño
de una pelota de baloncesto, y sobre esta base
solo tengo derecho a mis opiniones. Soy un cachalote.

Cuando inspiro, el fluido de mi cabeza se enfría como una densa cera
 y caigo en picado hacia las profundidades.

Mi canto, disponible en casete y disco compacto es un consuelo
para los divorciados, astrólogos y aquellos que tienen ”orientado el tembloroso lienzo
de la tienda de sus pensamientos al borde del oscuro cráter “.

El aceite de mi cabeza, es de gran valor comercial 
y ha sido utilizado por la N.A.S.A., incluso en los vacíos galácticos del profundo espacio
porque no se congela.

Me siento atraído por las políticas del Partido de los Verdes sobre el papel,
pero una vez dentro de la cabina de votaciones, 
mi mano es guiada por una fuerza invisible.

Algunas veces vomito grandes trozos de ámbar gris. 
Mi hermano, Jeff, es dueño de un camping y de una tienda de ropa
al aire libre en el distrito de Los Lagos, y es un consumidor aficionado de cannabis.

Los clientes que compraron libros acerca de mí también compraron
¿Las ballenas tienen ombligo?, 
de Melvin Berger
y planos callejeros de Cardiff.

En muchos sentidos, he visto todo
No 
admito mascotas. Quiero decir, 
por estar “anotando en mi bitácora” y “chapoteando” cuando me vuelvo y ofrezco
mi aleta caudal al horizonte con sensacional lentitud.

No se deje engañar por los delfines y su sonrisa encantadora,
son los carteristas del océano, los 
gitanillos de las aguas abiertas.
Y están riéndose durante todo el camino a Atlantis.

Basándome en “quien se fue a Sevilla perdió su silla” creo 
que los Mármoles de Elgin deben seguir siendo propiedad 
de la Corona Británica. 

Soy mi propio Dios – ¿Porqué no habría de serlo?.
Las primeras personas que me abrieron pensaron que mi cabeza 
estaba llena de esperma, pero eran hombres, 
y habían vivido sin mujeres durante muchas semanas, y estaban
lejos de casa. 
Las cosas se dicen sin pensar.

 

 

by: Angel

by: Angel

Melómano desde antes de nacer, me divierto traduciendo canciones y poesía. Me gusta escribir. Soy un eterno aprendiz y bebo de casi todos estilos musicales, pero con el buen rock alternativo me derrito.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Últimas entradas

Últimos comentarios

Te puede interesar

Poemas traducidos: A… Ulalume: Una balada – Edgar Allan Poe

Poemas traducidos: A… Ulalume: Una balada – Edgar Allan Poe

Hoy os traigo un poema maravilloso de Edgar Allan Poe. Se trata de Ulalume. Un poema del autor americano, que describe una escena tórrida con una señorita. Que relata el acto sexual consumado en medio de un estado depresivo que es curiosamente censurado por ese ente...

Poemas Traducidos: Rimbaud – W. H. Auden

Poemas Traducidos: Rimbaud – W. H. Auden

Hoy he leído este poema de Auden. Un poema curioso, porque habla empáticamente de Rimbaud. En él, se describe la personalidad de Rimbaud a ojos de Auden. Una visión más práctica de lo que supuso la inspiración del poeta francés para crear sus poemas. Una actividad que...

Poemas traducidos: Oda a un ruiseñor – John Keats

Poemas traducidos: Oda a un ruiseñor – John Keats

Hoy traducimos el famoso poema de John Keats, Oda a un ruiseñor. Un poeta que murió joven, aunque a pesar de ello dejó unos buenos poemas para la posteridad. Se trata de un potente poema descriptivo que ensalza la alegría de un pájaro frente a la devastación del ser...

Pin It on Pinterest