Hasta hora, no me había pronunciado. Primero, porque no me interesaba y segundo, porque aún no había escuchado a la artista en cuestión. Pero a raíz de los “comentarios” de muchos en las redes sociales sobre la actuación de Rosalia en los Goya ,me he preguntado y cuestionado el nivel de una gran mayoría. Parece que ya no sabemos dar nuestra opinión sin dañar, insultar o soltar alguna estupidez. Ya no es cuestión de si te gusta Rosalia o no, es cuestión de que se está ridiculizando el nivel intelectual de la gente. Decir que lo que hizo Rosalia en los Goya es un sacrilegio, basura, vomitivo, etc.… Es un disparate como el del deficiente al que escuché un día comentar en un concierto, que no escuchaba a Queen y a los Smith porque sus cantantes eran “maricones”. Justamente creo que tanto odio que genera Rosalia es el mismo que el de esos homófobos a los que les cuesta admitir que son gays, o el de esos racistas que los son porque se ven inferiores. La gente, critica a Rosalía porque a triunfado, es audaz, moderna y no cae en el patetismo hortera que invade los medios.

Hacer lo que hizo con el tema de los Chunguitos me pareció un ejercicio de buen gusto y muy arriesgado para una chica joven. Coger un tema como “ Me quedo contigo” y reestructurarlo de tal manera, solo demuestra personalidad. Ahora, que te guste o no, es otra cuestión. Porque insultar, menospreciar y ser tan obtuso de miras, jamás nos hará avanzar. Por ello estaremos en la cola de muchas cosas. No nos mintamos; hay una gran mayoría que solo alza su voz para despotricar sin construir nada con ello.

Nunca había oído a Rosalía y por razones personales es una chica que musicalmente estaba cerca de mi. La oí por primera vez la otra noche, me pareció muy bueno lo que hizo pero no por ello me voy a comprar su disco. Pero ¿qué mueve a la gente a tener tanta mala “baba”?, ¿la envidia, la estupidez, el no tener ni puta idea?

La chica, además fue muy respetuosa anunciando que tocaría un “clásico”, lo que demuestra que no hay mala canción, si no mala interpretación. Y cuidado, no lo digo por la versión original que me parece fantástica y un clásico de la rumba, lo digo por otros horrores que muchos se han permitido torturar al personal. Pero no por ello despotricaré sobre ellos. Simplemente pasaré de largo. Porque si un artista hace tal o tal cosa es porque le apetece, se quiere atrever y siempre soy partidario de que si yo no lo puedo hacer mejor , pues me callo la boca u opino de manera elegante.

También el asunto de que cantase una composición gitana siendo ella paya, es como decir que si no eres negro no puedes cantar un tema de Michael Jackson o Stevie Wonder. Todo esto no fomenta la buena cohabitación entre todos, induce a que ese odio hacia todo lo que nos da miedo o no comprendemos vaya en aumento y haga lamentablemente, que la gente se olvide de la historia del mundo.

Los únicos que podrían opinar serían los hermanos Salazar y lo han hecho con gran entusiasmo al ver cómo una chica joven a vuelto a darle aire “fresco” a una composición suya. Por cierto, Antonio Vega, Manu Chao y María Rodés ya cantaron este tema con su propia personalidad y nadie se puso a desvariar. Rosalía es joven, canta y no ha llegado donde esta por ganar un concurso televisivo, ha llegado por hacerlo bien, rodearse de gente válida y tener agallas y la mente bien clara.

Si hubiese una guerra, ya no hace falta enemigos, ¡tu propio vecino te matará o tú a él!

 

 

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

uno × tres =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.