TWO OF A KIND – RISE (2018)

Publicado el 21/09/2018 | por Pupilo Dilatado | Opinión, Reviews
Valoración
70

Melodic Rock de alto voltaje por partida doble!

He de volver irremediablemente al AOR más ochentero porque una banda que parecía en ‘standby’ desde hace una década, ha vuelto por sus fueros, los holandeses TWO OF A KIND y las CxS ESTHER BROUNS y ANITA CRAENMEHR retornan con la continuación de un debut que dió mucho que hablar la pasada década y que se convirtió en todo un hito en esto del Melodic Rock del Siglo XXI.

El cerebro y lider absoluto del invento es Fred Hendrix, el compositor principal y cantante de los también melodic rock Terra Nova, que decidió dar en 2005 un paso más a la hora de componer en búsqueda de nuevas vías de expresión y, con la crucial ayuda y consejos del capo de Frontiers Music, Serafino Perugino, decidió proponer una banda con doble cantante femenina y aquí es donde Esther y Anita entran en juego, incluso antes de que los demás componentes se convirtiesen en ‘oficiales’, caso del hermanísimo de Fred, Ron Hendrix (keyboards), y los también Terra Nova’s Gesuino Derosas (bass) y Hans In’t Zandt (drums) ya en 2006 y con el contrato de Frontiers calentito bajo el brazo. Hay que puntualizar que el nombre de la banda viene como un homenaje perfecto a la peli de Travolta y Olivia Newton John, Tal Para Cual (1983), oséase, TWO OF A KIND.

El sexteto no tarda en empastar ideas y engrasarse como banda pues todos y cada uno de sus miembros tienen una dilatada carrera con muchas bandas que, sinceramente, me da pereza enumeraros aquí porque la lista es realmente larga. Un año después el auto-titulado Two Of A Kind (2007) sale a la luz y todo el mundo se rinde ante un trabajo grandísimo que reporta unas ventas más que importantes y que se convirtió en un pequeño clásico del AOR en el nuevo milenio con temazos tan potentes y refrescantes como “Light In The Dark” o “The Longest Night” en donde su pasión por Boston Vs Heart pero también por Def Leppard quedó reflejada en un disco que no era nada pastelón y no se pasaba de azúcar conservando una garra guitarrera evidente, unas melodías que se te clavaban a la primera y unas armonías vocales por parte de nuestras protagonistas

Ni más ni menos que once años después, la banda vuelve con su segundo trabajo, Rise (2018)…

Los diferentes compromisos de Fred con Terra Nova y de los demás componentes, han hecho que la espera haya sido larga, muy larga supongo para los amantes del género y para aquellos que amaron un debut tan sólido e iluminado. Pues bien, para empezar, he de confesaros que Rise (2018) no mejora su debut, nos estamos hablando de un disco flojo, ni mucho menos, pero la garra que desprendía la Opera Prima de Esther y Anita aquí queda un poco diluida con cierta repetición de esquemas que bordaron en el debut. Eso sí, temas como el socarrón hard rock de “Touch The Roof”, “Rock Your World” (momentos me recuerda al estribillo de la serie “FAME”) o los setenteros “Wheel Of Life”/”Rise” demuestran que siguen en forma en tanto en cuanto a la parte más eléctrica y potente, hay que reconocer que las baladas y los medios tiempos tampoco están nada mal, caso de “Naked” o la azucaradísima “Alienation” pero, no sé, creo que hay algún tema prescindible y, como digo, repetitivo y sin gracia, como intentando emular aquel debut que los puso de la noche a la mañana en lo más alto del movimiento.

En cualquier caso, de verdad, es un disco divertido y disfrutable si te gustan las melodías con garra ochentera y los excelentes coros y armonías que tanto Esther como Anita se marcan corte tan corte y que, al menos en este disco, se convierten en ocasiones (quizá en demasiadas) en lo único destacable rozando incluso el gospel soul.

 

 

 

Sobre el autor

¡Pupilo Dilatado ante todo! Licenciado en Bellas Artes y profesor en secundaria de 'marías' audiovisuales en la provincia de Castellón, ¡hasta aquí lo serio!, je,je, pero lo que uno lleva dentro es la melomanía enfermiza, mis manías bizarras, morbosas, iconomaníacas y 'fanzinerosas', mi alma rock'n'roller hasta la médula y una obsesión generosa por las Pin-Ups de otra época. Para acabar, soy hijo del 'Popu' y bastardo del "Appetite for Destruction"... aunque me derrita con Madonna y Shirley Manson (Garbage). También se me puede encontrar en mi blog

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.