TRILOGY 666 – III

Publicado el 24/03/2018 | por Carlos Tizón | Opinión, Reviews
Valoración
65

¿Más vale tarde que nunca?, supongo que si. ¿Y por que digo esto?, pues simplemente porque ya han pasado bastantes lunas desde que viese la luz el tercer disco de los cordobeses Trilogy 666 y no ha sido hasta ahora cuando ha comenzado a sonar con fuerza en mi reproductor. Lo de la banda es el heavy metal puro en esencia, bebiendo de las mismas fuentes de las que hemos calmado nuestra sed tantos y tantos. Loki (José Luis Juarez) a la voz, JC Pastrana y Rafa Medina a las guitarras, Charly Rivera al bajo y Antonio Jimenez “El Chino” a la batería nos presentan estos once temas (diez originales más un jugoso cover de Motorhead) que a pesar de su “satánica” portada es todo un trallazo de heavy metal tradicional de la vieja escuela. El disco lo abre “Soy”, y rápidamente te sitúas en ese sonido urbano del metal hispano de los ochenta, algo que se repite en “Reina de la noche”, con ese estribillo a lo Angeles del Infierno.

“Odio” se nos presenta más oscuro y pesado gracias al riff. La versatilidad de la banda queda en la superficie en una canción como “Mortem” con ese riff marcado, la tonalidad más oscura, cierta influencia Rainbow y la voz como guia. “Eskizofrenia” vuelve a mostrarnos la faceta más directa de la banda, las guitarras en primera plano y un buen trabajo vocal de Juarez. Aumenta la potencia con “Condenados al olvido”, un auténtico ejercicio de nostalgia en la letra. Llega la balada del disco, “Piensa en mi”, correcta. Prefiero a Trilogy 666 cuando meten tralla, y de nuevo la encontramos con “Buscando el camino”. Todo parece al comenzar “Armagedon” que nos vamos a dar de frente con una nueva balada pero suben las revoluciones y se marcan un muy buen tema de corte hard rockero. “Aleluya” un medio tiempo que les ha quedado bastante bien. Cierran con una castellanizada versión del “Killed by death” de Motorhead como fin de fiesta. Buen disco.

Sobre el autor

Licenciado en el arte de apoyar el codo en la barra de bar. Comencé la carrera de la vida y me perdí por el camino, dándome de bruces con el rock and roll. Como no pude ser una rock star, ahora desnudo mi alma cual decadente stripper de medio pelo en mi blog, Motel Bourbon.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.