ANNE O -Presencias y constancias

Publicado el 24/03/2018 | por Carlos Tizón | Opinión, Reviews
Valoración
85

Nos llega el cuarto trabajo de los valencianos Anne O de la mano de Art Gates Records. Entroncados en el death metal como referente sonoro, la banda presume de una constante evolución que se ve representada fielmente en cada uno de sus trabajos, no pretendiendo limitarse a construir un muro sónico incapaz de ser franqueado por los neófitos en el género. Este “Presencias y constancias” con sus 12 canciones nos deja a las claras que Anne O no se andan con chiquitas y tienen muy claro donde y como llegar. Abre el disco la intensa “Perpetuo”, un oscuro y profundo lamento, de clara tendencia agresiva con esos riffs que no dejan espacios e influencias del death sueco más clásico. “Eterno” es otra amalgama de brutalidad bien concebida y voluntariamente desquiciada gracias a la voz. “Inmanencia” tiene un comienzo cruzado entre el doom y el metal industrial de parámetros oscuros y depresivos que crece hacia de nuevo introducirse en claves más propias del death metal.

“Nostalgia” pone los riffs en primera fila, destilando destrucción a base de una sección rítmica infranqueable y un ataque frontal desde las guitarras. “Intermitencias” presume de esa calma tensa que precede a la tormenta, con unos riffs muy rockeros que contrasta con esa voz de premeditado eterno desasosiego. No dejéis de disfrutar de la parte central del tema, que demuestra el nivel tanto interpretativo como compositivo del que pueden presumir estos tipos. “Ubicuo” nos presenta un riff más propio del metal más clásico, aunque la voz no abandona esa guturalidad propia. Algo así también sucede con “Auge y caída”, aunque aquí la velocidad se dispara. “Ozymandias” se presenta en sociedad pantanosa y sucia, como una habitación sin salida que va estrechando sus paredes.

“Saudade” muestra la contundencia propia del stoner, ese arma masiva de ritmos pesados sin dejar de lado en las guitarras la querencia death. “Ascenso” se declara de intenciones más directas, como una muestra de hostilidad al profano. “Presencias” y “Constancias” ponen punto y final a un muy buen disco que no va a resultar sencillo para aquellos que buscan una pureza sonora, pero si eres capaz de introducirte en su mundo y dejar que tu mente se vaya degradando con la locura que propone la música de Anne O, descubrirás una banda con una propuesta que no debería dejar pasar.

Sobre el autor

Licenciado en el arte de apoyar el codo en la barra de bar. Comencé la carrera de la vida y me perdí por el camino, dándome de bruces con el rock and roll. Como no pude ser una rock star, ahora desnudo mi alma cual decadente stripper de medio pelo en mi blog, Motel Bourbon.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.