Algo leí en los ambientes melómanos acerca de la banda que rodeaba a Steven Adler en su última aventura. Por lo visto, ya tenían cierto bagaje, pero de repercusión nada hasta que no se vistieron con el nombre del ex- Guns N’ Roses. Aquí nos encantó  el disco, pero lo cierto es que con tanta música y tan escaso tiempo, no indagué en el pasado.

Nos llegaba hace poco la noticia: Lynam, una banda de cuyo nombre intentaba acordarme, lanzaba un nuevo EP. La nota de prensa me echó una mano: quien lideró la composición de “Back From The Dead” repite papel aquí junto con el guitarrista Lonny Paul.

Escuchado “Halfway To Hell” queda claro que las mentes pensantes son las mismas. No sólo se les identifica por el componente vocal, sino que los riffes, la base rítmica y esa producción tan puesta al día del hard rock de finales de los ochenta, les delata. Lynam suenan tan bien aquí como en el álbum cuya gira naufragó en puerto. El motor de la banda sigue siendo la energía punk de unos Motorhead a una velocidad moderada. El reverb de la batería es un auténtico gozo. Sin embargo, el sonido de guitarras es tan americano, chulo y motero que es imposible no tomarlo como verdadero combustible de esta pequeña colección de canciones.

Cierto que estos estribillos, melodías vocales rotas y la estructura de las canciones son los ya escuchados décadas atrás, como cierto es que no abundan bandas así a las que no les el querer aparentar. En favor de Lynam, está su actitud y sonido realmente auténtico. Lynam son hard rock en cada riff -excepcionales los de los tres primeros y último tema- y en cada estrofa. Hay dejes de modern rock, que como ocurría en el álbum de Adler, me suponen un bache (“Cold”), pero el conjunto se escucha del tirón y se disfruta cual atracción de parque temático, que no de feria.

Son sólo seis temas, algo que incluso agradezco. Me cuesta cada vez más escuchar álbumes a los que les sobran, de quince, 5 canciones. Lynam no proponen seis temas que encajan bien, que pasan en parpadeos, y que tientan a repetir. No faltan solos de guitarra de pocos segundos ni coros de jauría con oído musical. Y hablando claro, al perdido de Adler no se le echa mucho de menos.

Escucha “Halfway To Hell” en Spotify:

Lynam – «Halfway To Hell»: los Adler, sin Steven Adler

by: Edgar

by: Edgar

A la música le dedico la mayor parte de mi tiempo pero, aunque el rock me apasiona desde que recuerdo, no vivo sin cine ni series de televisión. Soy ingeniero informático y, cuando tengo un hueco, escribo sobre mis vicios. Tres nombres: Pink Floyd, Led Zeppelin y Bruce Springsteen.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Últimas entradas

Últimos comentarios

Te puede interesar

James Vieco – Idana

James Vieco – Idana

Navegando entre la cantidad de discos que van saliendo cada día, nos llega un nuevo trabajo en solitario de James Vieco, multi-instrumentista de Barcelona, conocido en esta revista, aparte de por su carrera en solitario por sus trabajos en sus otros grupos Saturna y...

Wet Cactus – Magma Tres

Wet Cactus – Magma Tres

Es hora de que haga dos cosas, la primera es dejar el pasado más reciente con la última reseña de un disco ineludible de 2023 que tenía guardado en la manga, la otra es que... ¡¡¡vuelven las 'Oleadas Stoner'!!!   Y no hay mejor forma de quitarle las telarañas a una...

Aphonnic- Crema

Aphonnic- Crema

Cocer a fuego lento, conseguir con la práctica afinar con las cantidades, recrearse en los detalles sin perder nunca la perspectiva que conceda a la materia prima principal la mayor de las atenciones es como no importarte conducir por carreteras secundarias que...

The Wildthroats – Woodoo Scream

The Wildthroats – Woodoo Scream

Vamos a ir acabando con las reseñas de 2023, únicamente me queda el EP de los valencianos que hoy nos ocupa y el último que me reservo para teneros un poquito 'en vilo'. THE WILDTHROATS llevan ya unos cuantos años esperando su momento agazapados en el underground y es...

Daevar– Amber Eyes

Daevar– Amber Eyes

“El Grunge murió con Nirvana y su aparición casi destruye el Rock y el Heavy Metal”. Es lo que hemos escuchado muchas veces los que tenemos una edad y vivimos los 90, el auge de Grunge y cómo las discográficas se lanzaron a publicar todo lo que sonará igual, dejando...

Pin It on Pinterest