Cronica de Stoned At Pompeii + Aces & Jokers en Madrid 2017

Publicado el 26/10/2017 | por David Galeote | Conciertos, Opinión

Dos grupos a tener en cuenta.

Viernes 20 de Octubre y Madrid empieza su habitual fin de semana con múltiples conciertos por las diferentes salas de que dispone. En esta ocasión mi agenda estaba marcada con el evento que se iba a producir en la nueva sala Cool Stage, un concierto donde los vigueses Stoned At Pompeii presentaban su álbum debut tras firmar con Warner y los madrileños Aces & Jokers su segundo proyecto tras cuatro años con un cambio radical de aspecto y estilo.

La sala Cool Stage presentaba un aspecto excepcional con abundancia del color azul y un público que iba ocupando los huecos para escuchar el nuevo lanzamiento del cuarteto madrileño que nos había regalado una muestra por las redes sociales con un videoclip en formato de cortometraje de 20 minutos aunque en realidad el tema dura  14 minutos. Unos minutos después de haber accedido al lugar, se apagaron las luces y mientras sonaba la introducción “Here…”con la que se inicia su nuevo disco “Beyond Reflection” los cuatro integrantes de la banda (Art Ace a la voz y piano, Mateo Arroyave a la batería y los guitarristas Felipe Arroyave y Manu Puerta) fueron saliendo al escenario contando en esta ocasión con la colaboración del bajista Javi García (ex Lords of Black) y Ana Romero a los coros para arrancar seguidamente con una rockera “Masked Ball”. La sala sonaba estupendamente y el grupo demostraba un magnífico nivel técnico. Continuaron con “Alive” de su anterior álbum “Jester” editado por el 2013, para sumergirse de nuevo en el desglose de su álbum con las tranquilas y abundantes notas de la melodiosa flauta de “The Right Train” y “Wax Dance” antes de sorprendernos con la interpretación de “Wild Hand Jack” con sus continuos cambios de ritmo y el abandono del escenario de los que tenían unos minutos sin tener que tocar, como suele hacer James LaBrie en los conciertos de Dream Theater, pero que en esta ocasión no se salvaba ninguno e incluso el batería pudo disfrutar de un rato de asueto. “Blond Young Lady” nos siguió embargando a los que disfrutábamos del concierto aunque al fondo otras personas se dedicaban a charlar sin respeto por el trabajo de los demás. La versión de Toto “Hold The Line” conto con la colaboración de un amigo del grupo llamado Pablo al teclado mientras Art Ace se dedicaba al micro y arengaba al público a corear el conocido estribillo. El tema en castellano “En Cualquier Bar” y “On Your Own” cerraron el tiempo dedicado a su primer disco para ir cerrando su espectáculo con “Echoes Of Delusion” y “…And Beyond”. Toda una sorpresa la que pudimos vivir con este grupo con un proyecto muy ambicioso para llevarlo al escenario pero que arrancó múltiples aplausos y espero volver a disfrutar de un directo suyo.

Con un cambio a oscuras que casi termina en susto por la caída de una sección del escenario, los vigueses Stoned At Pompeii cogieron el testigo de la noche. Veteranos músicos que lanzaban su primer proyecto “Ancroidal” después de una exitosa campaña de crowdfunding y con el aval de recientemente haber firmado con Warner para su publicación. Tenía muchas ganas de verlos después de visualizar su videoclip y las buenas referencias que tenia de algún colega músico. El cuarteto formado por Adolfo Fh en la función de cantante y guitarra solista, acompañado por Pau Rodga con la guitarra, Cristian García a la batería y Anton F. Piru al bajo decidió empezar su espectáculo con “Life Is My Name” tema del videoclip para continuar con “Slave In Me”. Con un sonido contundente y potente fueron enganchando al público desde el primer acorde. “Hit The Ground” bajo el ritmo musical pero sin dejar de agradar a los presentes para continuar con “Nobody Will See You” y “That Train Is Not Gonna Wait”. Le llegó el turno a los dos temas que dan título al disco “Ancroidal” , que se juntaron en uno cambiando el teclado por la guitarra y donde el grupo demostró su enorme nivel técnico, para terminar de enamorar al que no hubiese conquistado ya con “Vortex” que me recordó en la primera parte a los americanos The Winery Dogs. Aún quedaban varios temas del disco por caer y le tocó el turno a “Epic Fall” antes de ponernos sentimentales con “The Story Will Remain” que cierra el disco pero no terminaba el concierto ya que se guardaban una sorpresa para el final interpretando  “Echoes” de Pink Floyd para despedirse con “Heels Are Made To Be Broken”. Todo un directo el que nos ofreció y que cautivaron a los presentes. Una banda que tienes que descubrir para ver que todavía surgen buenos grupos en estos tiempos que corren donde la moda nos va quitando la identidad que tantos años hemos mantenido con nuestra estética.

Una noche para recordar donde dos grupos sin protestas de horarios se dedicaron a encandilarnos con lo mejor que tienen, que es su música, y de la que se tienen que sentir orgullosos.

 

 

Sobre el autor

Especie protegida que responde al olor del lúpulo fermentado, navega entre la música clásica y el metal extremo, para amargura de sus sufridos vecinos.

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *