Crítica de la tercera temporada de PEAKY BLINDERS

Publicado el 06/09/2016 | por Pupilo Dilatado | Cine
Valoración
95

peLos acontecimientos en la tercera temporada de Peaky Blinders no podrían empezar mejor con la escena de la boda de Tommy con su amada Grace (Annabelle Wallis), pero claro, todo lo que rodea a los Shelby y, por extensión, a los Peaky Blinders es un mundo oscuro lleno de intereses, manipulaciones y truculentos negocios en donde los italianos seguirán dando por culo además de la incursión de los rusos, que van a entrar con fuerza a través de un personaje femenino (Tatiana Petrova (Gaite Jansen)) que descentrará muy mucho a Tommy en plena crisis sentimental por un dramático acontecimiento. Por otra parte, la oculta e implacable ‘La Liga Económica’, la organización oculta de poderes fácticos ingleses, se lo va a complicar realmente al líder del Clan Shelby, en concreto un cabrón de cura encarnado por un excelente Paddy Considine que lo tiene comiendo de su mano en todo momento manipulando a todo un Tommy Shelby. Además de los negocios, las intenciones familiares se empiezan a resquebrajar pues a cada momento que pasa recelan de las muchas veces erróneas decisiones de su líder.

Y bien, en mi opinión, esta 3ª temporada sigue gozando de muy buena salud, quizás ya no impacta tanto como las dos primeras porque ya no existe ese factor sorpresa que tenían, pero es innegable que adentrarte en la Birminghan de postguerra de principios de siglo es absolutamente fascinante con una cuidadísima ambientación, un guión a prueba de balas y una labor actoral de impepinable sobresaliente.

En cuanto a la banda sonora, bufff! de nuevo se borda con los ya acostumbrados momentos de Nick Cave y P.J. Harvey pero también con las adecuadas composiciones de Leonard Cohen, David Bowie y Radiohead entre otros, siguiendo este curioso estilo de contrastar música moderna con imágenes y trama de época.

Para acabar, un único ‘pero’, y es que, a pesar de que ya sabemos que habrá una cuarta y quinta temporadas, no llego a entender del todo ese ‘giro’ de guión en la última escena viéndolo un poco forzado y sin sentido después de todo lo acontecido. En fin, está claro que todavía hay mucha ‘tela que cortar’…‘FOR ORDER OF THE PEAKY BLINDERS!!!’ (como diría Arthur…)

 

 

 

¿Te gustó este artículo? Compártelo en redes!!!

Sobre el autor

¡Pupilo Dilatado ante todo! Licenciado en Bellas Artes y profesor en secundaria de 'marías' audiovisuales en la provincia de Castellón, ¡hasta aquí lo serio!, je,je, pero lo que uno lleva dentro es la melomanía enfermiza, mis manías bizarras, morbosas, iconomaníacas y 'fanzinerosas', mi alma rock'n'roller hasta la médula y una obsesión generosa por las Pin-Ups de otra época. Para acabar, soy hijo del 'Popu' y bastardo del "Appetite for Destruction"... aunque me derrita con Madonna y Shirley Manson (Garbage). También se me puede encontrar en mi blog

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *