WITCHCRAFT – Nucleus

Publicado el 19/02/2016 | por Pupilo Dilatado | Reviews
Valoración
69

wiTenía ganas de escuchar el nuevo trabajo de Witchcraft, me enganché mucho con ellos con su anterior Legend de 2012 sumergiéndome también en aquel buenísimo The Alchemist de 2007. Los suecos de Örebro casi se convirtieron en una obsesión (junto a Graveyard y Kadavar) por sus hipnóticas melodías y esos pasajes atmósféricos y densos transitando la senda del Doom, pero también de la psicodelia y del folk. Es hora de dejarnos inbuir bajo el influjo de Nucleus (2016)

La posición y el estatus de la banda de Magnus Pelander en Europa hoy en día es enorme, auténticos estandartes junto a Graveyard del movimiento ‘Vintage’ más oscuro y tenebroso deudor de los riffs de Iommi pero también de los fétidos ritmos de Pentagram (os recuerdo que la banda de Pelander se formó a partir de un disco tributo a Bobby Liebling) por lo que la expectación de cada nuevo trabajo es brutal aunque a ellos no parezca afectarles lo más mínimo.

Tras una portada claramente setentera, minimalista y austera (muy a mi pesar) se esconden diez temas que vuelven a viajar en el tiempo, que nos teletransportan a otra dimensión que no es ésta con un Magnus más que nunca centrado en labores vocales, sacando cada vez más jugo a su melodioso timbre vocal que juega en la misma liga que el Jim Morrison más lisérgico, el Danzig más cabreado o el Maynard James Keenan más absorvente. Una auténtica ‘delicatessen’ este hombre a la hora de cantar y transmitir el estado hipnótico del ‘akelarre Witchcraft‘ con, por poner un ejemplo, los majestuosos catorce minutos del tema-título, “Nucleus”, viendo todas las facetas de su abanico vocal.

Compositivamente, si comparamos Nucleus con su anterior Legend, está claro que el grado de psicodelia y atmósfera envolvente es mucho mayor, Nucleus es mucho más ‘doom’ y menos directo y espartano que su antecesor, con muchos contrastes de duración entre los temas, caso de los extensos y desarrollados “Malströem” (genial tema de apertura), el mencionado “Nucleus”, los repetitivos e innecesarios 15 minutos de “Breakdown” (por mucho ‘doom’ que se le añada al final) y el ‘sabbathico’ aunque reposado “An Exorcism Of Doubts” con una segunda parte ‘cabreada’ que me pone mucho cuando aflora el Danzig que lleva dentro Magnus.

De los tracks más cortos, en fin, el que más destaca es el clarísimo single “The Outcast” con esa bella simbiosis ‘Vintage/Folk’ y ese aire del medievo en la interpretación vocal. El mejor tema del álbum junto al genial “Malströem” de inicio. Sorprende también la densidad ‘doom’ contenida en los dos breves minutos de “Theory Of Consequences” además de reconocer que la densidad reptante y fétida de “To Trascend Bitterness” me engancha y me atrapa a lo más profundo del Averno con esos cambios de ritmo y la intensidad vocal.

En cuanto a lo demás, lo dejaremos estar, ya que quizás Nucleus peque, en mi opinión, de excesivo minutaje, de estirar demasiado temas que no dan para más de cuatro minutos (caso del binomio “Helpless”/”Breakdown”) y de tener algún corte más directo y pegadizo como este “The Outcast”

¿Te gustó este artículo? Compártelo en redes!!!

Sobre el autor

¡Pupilo Dilatado ante todo! Licenciado en Bellas Artes y profesor en secundaria de 'marías' audiovisuales en la provincia de Castellón, ¡hasta aquí lo serio!, je,je, pero lo que uno lleva dentro es la melomanía enfermiza, mis manías bizarras, morbosas, iconomaníacas y 'fanzinerosas', mi alma rock'n'roller hasta la médula y una obsesión generosa por las Pin-Ups de otra época. Para acabar, soy hijo del 'Popu' y bastardo del "Appetite for Destruction"... aunque me derrita con Madonna y Shirley Manson (Garbage). También se me puede encontrar en mi blog

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *