KING MASTINO – Sail Away

Publicado el 09/12/2015 | por Pupilo Dilatado | Reviews
Valoración
90

kiPequeño parón obligado en estos días de ‘Retro rock’. Os había prometido dedicarme en cuerpo y alma a las interesantes bandas ‘Vintage’ que han sacado disco en estos últimos meses tras tanto ‘action rock’ sueco, pero si hay algún combo que me devuelve al rock’n’roll más acelerado y de urgencia escandinava ese no es otro que los italianos King Mastino con su flamante nuevo Sail Away (2015).

Está claro que el ‘high energy’ tiene un país de referencia, Suecia, pero no nos olvidemos que por los alrededores, oséase, Finlandia, Noruega, Holanda y Alemania existen ya, desde hace años, no sólo bandas aisladas sino una escena bien rica y consagrada en este estilo. España no se queda manca con grandes ejemplos como Los Lügers, Furious People, Hammercross, Babylon Rockets, Playa Angel, etc,… y así podríamos salir de nuevo de nuestro país para, definitivamente, arribar a puerto en el ‘país de la bota’, Italia, y ver que allí también se envuelven en decibelios y urgencia eléctrica con bandas como The Swede o nuestros protagonistas King Mastino. El ‘High Energy Rock’N’Roll’ está más vivo que nunca, no llega a las cotas del período ’98-’02 pero goza de muy buena salud.

La banda formada en 2008 en la localidad porteña de La Spezia (famosa por su escena punk’n’roll), lejos de ir a menos o mantenerse, cada vez está en mejor forma, cada vez saca mejores discos, cada vez le ponen más pasión y talento ¡y así les sale!. Alessio (vocals, guitar), Massi (bass, vocals), Holly (guitar) y Jimmy (drums) están hoy en día a un nivel superior, en primera fila del ‘action rock’ pero, aún así, demostrando una personalidad bien definida y un sonido reconocible que hace que discos como Sail Away, el cuarto ya de su discografía con ep’s y singles de por medio, sea un ‘must’ para todos los amantes del rock’n’roll.

Reconozco que me enganché con ellos con su anterior y espléndido We Refuse To Sink (2014) gracias a ese motero que me vuelve loco en las ondas de apellido ‘Poon’, además de presenciar su electrizante directo que encrudece todavía más si cabe sus canciones. Era obvio que me convertí en un ‘die hard fan’ de la banda.

Y ya véis, un año después, ¡tan sólo un año después! vuelven a la carga con una nueva colección de canciones que, en mi opinión, está incluso un poquito por encima de We Refuse To Sink en tanto en cuanto a canciones redondas y variedad de tempos y matices. “Psychowhale” podría ser un perfecto ejemplo…

Me vuelven loco joder!. Si hay algo que amo de los Mastino es que la urgencia guitarrera y los ritmos frenéticos no le quitan espacio en ningún momento a la melodía, a la interpretación vocal de Alessio, a los espacios para generar canciones más dinámicas y entretenidas.

El disco, tras mirar una y otra vez esas sugerentes manos en blanco y negro en el mapa cartográfico, se abre excepcionalmente bien con “Twisted Mind”, un corte con un riff muy marcado y machacón, sin necesidad de ‘ir a piñón’ pero demostrando que la banda se está calentando para, ya en el muy Stooges “Switch On The Light”, pegarnos el puñetazo ‘high energy/surf’ y meternos definitivamente en el disco. Temazos urgentes y de chulería supina se suceden por todas partes caso de “You”, el ‘action rock’ de manual de “She’s My Mermaid”, el oscurillo “Psychowhale”, el socarrón “Electric Soul”, el fuego guitarrero en “Sail Away” matizado con punteos y cambios increíbles y el flamígero también “Face To Face” en donde tiran de Monster Magnet/Stooges y Turbonegro para crear un híbrido absolutamente adictivo. Uno de mis temas favoritos.

No quiero olvidarme la melodía en ningún momento porque hasta el ‘ action powerpop’ es acometido sin complejos en temas en donde la melodía le gana la partida definitiva a los riffs como en el caso de “Blinded Girl” con unos bellos punteos y unos teclados muy bien colocados. Lo mismo ocurre con “Don’t Let Me Go Away” en donde la fiereza vocal de Alessio deja paso a la armonía melódica y los teclados vuelven a envolver un tema muy chulo y reflexivo.

El disco acaba con una muralla de teclados setenteros y nerviosas guitarras con el machacón y pegadizo “Everybody Say C’Mon” que cierra el disco ¡echando chispas!….¡o no! porque se guardan un ‘hidden track’ inquietante y ‘looser’ que demuestra reposadamente su amor por Mike Ness y Social Distortion.

Con lo dicho ya os puedo decir, por enésima vez (sé que soy pesadísimo, I Know!), que tengo otro disco en el TOP 2015 porque…¡Qué jodidamente buenos que son los King Mastino!. Un disco equilibradísimo, melódico cuando toca, acelerado cuando tiene que serlo y talentoso desde la primera hasta la última nota. He dicho…

Enhorabuena Alessio, Massi, Holly y Jimmy. Me habéis vuelto a tocar la fibra de nuevo.

Los italianos han tenido a bien dejarnos el disco en su Bandcamp desde el primer día. Yo le dí una escucha y….el vinilo ya navega en ruta hacia Castellón.

 

 

Sobre el autor

¡Pupilo Dilatado ante todo! Licenciado en Bellas Artes y profesor en secundaria de 'marías' audiovisuales en la provincia de Castellón, ¡hasta aquí lo serio!, je,je, pero lo que uno lleva dentro es la melomanía enfermiza, mis manías bizarras, morbosas, iconomaníacas y 'fanzinerosas', mi alma rock'n'roller hasta la médula y una obsesión generosa por las Pin-Ups de otra época. Para acabar, soy hijo del 'Popu' y bastardo del "Appetite for Destruction"... aunque me derrita con Madonna y Shirley Manson (Garbage). También se me puede encontrar en mi blog

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *