KORITNI – Night goes on for days

Publicado el 28/09/2015 | por Carlos Tizón | Reviews
Valoración
80

koritniPasa el tiempo, nuevas y viejas bandas, conviven juntas, intentando hacerse un hueco en este complicado mundo, presentando sus credenciales. Cinco discos llevan ya Koritni, liderados por su vocalista, Lex Koritni, un tipo con una gran voz, en la mejor tradición de los vocalistas de hard rock, y con el que siempre, tiendo paralelismos con otro de mis vocalistas preferidos, Claus Lessman, ex Bonfire. En este “Night goes on for days”, lo que vas a encontrar es un puñado de buenas canciones, con una banda que sabe lo que hace, y además lo hace de la mejor manera posible. Fuerza, garra, melodías… todos los ingredientes necesarios y justos para parir un buen disco de hard rock. La inicial “Horns up”, es una clara muestra, una canción directa, potente, con un pegadizo riff, de las que todo disco debería tener como canción inicial.

“Try to live (a little bit)”, es perfecta para el lucimiento del vocalista, además de poseer un ritmo muy bueno, con guiños al rock que vienen de los USA. Más directa es “Rock and roll ain´to no crime”, que bebe de las fuentes de los mejores y más acertados Van Halen. Guitarras acústicas lo inundan todo en “Carousel” y de que manera, de nuevo, con Lex asumiendo protagonismo, y demostrando que el australiano, es un grandísimo vocalista. Vuelven los bríos rockeros con el tema título, una gran canción, si señor. Más acústicas con “Woman in love”, que tiene un estribillo enorme. Otra de mis canciones favoritas de este disco, es sin duda “Seal the deal”, unas guitarras buenisimas y un rollo muy clásico. “Breakdown” tampoco se queda atrás, buen hard rock de melodías cuidadas. “The Mississipi Delta”, tiene un ritmo blues, a lo Cinderella, mientras “Water of life”, tira de acústicas, para marcar un sentido medio tiempo, que les queda realmente bien.

Las guitarras suenan poderosas de nuevo con “Little man”, canción llena de clase, con algún guiño a los primeros Thunder. Cierra el disco, “Waking up the neighbours”, que comienza con ese bajo predominante y sonidos de guitarras muy clásicos, para poner punto final a un muy buen disco de hard rock, de los que hacen disfrutar a los seguidores del género como yo,y a todo aquel que se acerque a la música de los australianos. Por cierto, el disco trae un bonus track, una versión en directo de “Fortunate son”, grabada en 2013.

Sobre el autor

Licenciado en el arte de apoyar el codo en la barra de bar. Comencé la carrera de la vida y me perdí por el camino, dándome de bruces con el rock and roll. Como no pude ser una rock star, ahora desnudo mi alma cual decadente stripper de medio pelo en mi blog, Motel Bourbon.

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *