Observo atento a una de mis gatas, mientras la acaricio a la espera de que las palabras sean capaces de tener sentido en mi cabeza durante un preciso instante, suficiente como para plasmarlas en este texto. Descansa su cuerpo al lado de mi Ipad sobre la mesa. Mis dedos, se entrelazan en su lomo siguiendo inconscientemente el ritmo que marca el continuo vaiven de su cola y el perpetuo estado de alarma de sus orejas. Ansío codicioso su extraño concepto de libertad. Su carácter marca los tiempos; ahora dócil, hostil al instante. Su inequívoca intuición salvaje a pesar de sentirse a gusto haciendo creer que está domesticada. El mundo transcurre con unas reglas que acata por conveniencia, la de la motricidad de sus instintos primarios.

Alejado de ritos adoctrinados, separo ambas orillas de la tarde; en una, el remanso de paz, en otro, las fronteras del silencio roto. En medio, navegan desbocados acordes con dueño pero sin collar. Busco en la arena un cofre escondido o una lámpara con genio dentro, para que al sentir el roce de mi pie descalzo, me hable de estilos y etiquetas que no necesito, pero que allanan el camino. Clavo los pies en la tierra y leo que Jim Slatts y Josh Coker utilizan el término prog rock/funk para hablar de sus canciones en su nave sideral de acordes propulsados por el talento de dos músicos cuyo único pasaje es conseguir hacerte disfrutar de sus tonadas; donde las guitarras dibujan enrevesados pasajes, no por ello ajenos a la melodía que rezan plegarias al espíritu indisciplinado de Zappa, la rareza fundada de Fripp y la maestría armoniosa, a la par que veloz e incendiaria, de un Satriani no de esta tierra.

Cinco canciones instrumentales desprovistas de grilletes, que se pueden atrincherar en las barricadas del prog gracias a la elasticidad de éste, pero que huyen de minutajes excesivos e innecesarios, así como del común de los pecados de muchos músicos del gremio; no ser capaces de saltar en marcha de la locomotora insaciable de los cambios de ritmo en el momento adecuado. Slatts y Coker, tanto monta, monta tanto, planean con la pasmosa facilidad con la que el talento cubre la dificultad para instaurar en tu cerebro la adicción a canciones como “Pint of mellow”, “Ashes from a cannon” o los travestidos ritmos latinos de “Dischordia”.

Jim Slatts and Josh Coker – Paper Airlines

by: Carlos tizon

by: Carlos tizon

Licenciado en el arte de apoyar el codo en la barra de bar. Comencé la carrera de la vida y me perdí por el camino, dándome de bruces con el rock and roll. Como no pude ser una rock star, ahora desnudo mi alma cual decadente stripper de medio pelo en mi blog, Motel Bourbon.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Últimas entradas

Últimos comentarios

  1. Un millón de gracias a vosotros por compartir mi pasión. Seguiremos con las antenas parabólicas bien sintonizadas! Abrazo fortísimo, David.

  2. Maravilla de lista...muchos d ellos estarían entre mis 100 favoritos pero sería interesante saber los 200 q s quedaron fuera😆

Te puede interesar

La Menäce – Erebus

La Menäce – Erebus

La oscuridad es tan atractiva como aterradora, capaz de hechizarte con su halo de misterio y de hundir tus esperanzas en su profundo pozo de angustia. La oscuridad ha sido brújula de emociones, enemigo a batir, anónimo aliado. La oscuridad se apropia de la memoria...

Sunburst – Manifesto

Sunburst – Manifesto

Es normal en la revista que llegue el jefe y nos suelte una larga lista de discos que le llegan por correo para ver si queremos reseñar alguno de ellos. Y sin conocer nada de ellos pues toca ir eligiendo unos cuantos para darles varias escuchas y luego hablar del...

Feral – Polvo y Cenizas

Feral – Polvo y Cenizas

Por fin podemos escuchar el nuevo material de los jerezanos Feral, que grabaron en el mes de mayo y que han sacado este 12 de julio. Feral es una banda de metal en castellano con influencias que se mueven entre el Thrash, el Death y el Groove Metal pero manteniendo...

Eveth – Sellando el destino

Eveth – Sellando el destino

Desconozco si el título del nuevo disco de los mallorquines Eveth tiene alguna intención o mensaje implícito, pero deteniéndome primero en otros factores que las canciones, tengo claro, que si no están sellando aún su destino, si que con este disco han decidido dar un...

Catalina Grande Piñón Pequeño – Razonables éxitos –

Catalina Grande Piñón Pequeño – Razonables éxitos –

De la mano de Maldito Records nos encontramos de frente con el punk corrosivo de los leoneses Catalina Grande Piñón Pequeño, que de la mano del sello reúne un buen puñado de canciones de trabajos anteriores para lanzarlos bajo el nombre de "Razonables éxitos" una...

Pin It on Pinterest