Crónica del Motorock 2024 (Cádiz Edition) (Sala Momart 10 y 11 de mayo de 2024)

14 May 2024 | Crónicas | 2 Comentarios

VIERNES 10 DE MAYO

Una gran idea la del Motorock  de unir la pasión de los organizadores por las motocicletas y el rock en sus diferentes vertientes en un festival de dos días (10 y 11 de mayo) celebrado en la Sala Momart, situado en la Punta de San Felipe de Cádiz, con detalles como habilitar un aparcamiento para los vehículos a dos ruedas en una de las entradas al recinto.

Un coso que en su jornada del viernes fue acogido en la gran sala central de la Momart, con su forma de anfiteatro, con la pista prácticamente llena y las gradas con numeroso público, bien de pie o sentado en las mesas habilitadas para el efecto para disfrutar del directo de dos bandas bien conocidas por estas tierras tan meridionales como son The Electric Alley y Allegiance, en su escenario, grande en dimensiones aunque algo mejorable en el juego de luces.

Pasados quince minutos del horario previsto daba comienzo el Motorock con la llegada al foso de tres Harley Davidson avanzando a ritmo de AC/DC, justo antes de la aparición de los Jaime Moreno, Nando Perfumo, Rafa González y Sergio Reyes o, lo que es lo mismo, The Electric Alley.

Los gaditanos es una banda que en sus once años de trayectoria han sido reseñados en esta revista en numerosas ocasiones y diversas localidades de la geografía hispana, varios lugares de Cádiz, Barcelona, Madrid, Valencia o Sevilla y, hasta ahora, no podemos decir que hayan tenido un concierto malo. Buena parte de culpa la tiene el talento que atesora el cuarteto y discos de interés, como el último «Apache» que es con el que llevan girando en estos dos años.

Set list sin demasiadas sorpresas pues como combo bien engrasado suelen repetir el mismo repertorio que les ha llevado a viajar por buena parte de España y Europa y al que pocos peros se le pueden poner pues repasan tanto “Apache” como el resto de su discografía, con un inicio demoledor con tres de los mejores temas del último álbum como son “Apache”, “Hurricane” y “One lasting light”. También pudimos escuchar del presente “What’s going on?”, “Make through the night” o la complejísima tesitura vocal de “Fireworks” que como anécdota nunca olvidaré por su momento estético pues la pude disfrutar con una cerveza en una mano y un bocadillo de chicharrones, con su sal y limón (como debe ser) en la otra (premio a Motorock por vender esta sencilla (pero deliciosa) comida en sus barras).

De sus tres anteriores nos ofrecieron  cortes tan celebrados como “Standing”, los brillantes medios tiempos “Last letter” y “Can we have some love between us?”, “Celebration”, “Thunderbird or vulture”, una estupenda versión del “Cowboy song” de Thin Lizzy y “Up in flames”, “get electrified!” y “No control” para cerrar otro interesante directo.

Tras The Electric Alley llegó el turno de Allegiance donde cedo la palabra a mi compañero David Galeote.

 

Terminada la descarga de Electric Alley, tuvimos un largo descanso mientras se procedía al cambio de cables y materiales para la actuación de Allegiance. Y fue un largo proceso de ajustes debido al elevado número de participantes que iban a pasar sobre el escenario.

Allegiance es un proyecto que surgió hace ya unos cuantos años en la bahía gaditana por iniciativa de Alex Sánchez y Juanma Patrón, que empezó contando con músicos de Cádiz, y que se han incorporado compañeros de la vecina Sevilla, y algunos miembros que ahora viven en Madrid. Puedes saber más sobre Allegiance leyendo la conversación que tuve el año pasado con Juanma y Álex.

Voy a intentar ser lo más preciso con todos los músicos que se fueron subiendo al escenario, y me anticipo pidiendo perdón por si os podéis liar con tantos nombres, pero quiero reflejar muy bien la dificultad de organizar todo esto.

Pasábamos las once de la noche cuando se dio el visto bueno para el inicio del concierto, comenzando a sonar el discurso de Wiston Churchill con la que los británicos Iron Maiden arrancaban su gira del “Powerslave” y que precedió al primer tema de la noche “Aces High”, con Alex Sánchez y Juanma Patrón a las guitarras contando para este tema con el guitarrista Justi Bala, José García Villanueva tocando el bajo, David Aragón a la batería, Javi Marín a los teclados y Manuel Rodríguez a la voz.

Rápido cambio de cables para la guitarra, bajo y cantante apareciendo en escena el guitarrista Adrien Fowl, el bajista Juanlu Ripalda y el cantante Alfred Romero para interpretar “I’m Alive” de Helloween, al que siguió el tema “Still Alive” de los Nocturnal Rites, con Imanol Herrera como cantante, y quedando Alex y Juanma como únicos guitarras.

Una lástima que con todos estos movimientos en el principio, el sonido en estos primeros temas no fuera el más idóneo, con la percusión de la batería comiéndose el sonido del resto de músicos. Pero tocaba seguir con el espectáculo mientras se iban solucionando poco a poco estos fallos, y llegó el momento de escuchar el tema “Forever” de Kamelot, cantado por Alfred Romero que repetía al micrófono mientras que Pablo Casas cogía el testigo en la batería.

El siguiente tema en sonar fue la discotequera “Blind And Frozen” de los Beast In Black, con Imanol Herrera repitiendo a la voz, siguiendo en este bloque powermetalero con el tema “Bring Me To Life” de los Evanescence, con Bethany Neumann a la voz principal acompañada de Leo Traverso en los estribillos masculinos y los guitarristas Marcos Biok y Adrien Fowl relevando a Juanma y Alex. En la batería pudimos ver a un jovencito Dylan, hijo de Marcos Biok, demostrando que el relevo generacional viene con mucha energía.

Y para cerrar la parte power, le llegó el turno a Maria Barragán para interpretar el tema “Stand My Ground” de Within Temptation con Adrien y Juanma a las guitarras y David Aragón volviendo a la batería.

Los duendes eléctricos deben de sentir predilección por los sonidos más duros del metal, pero al inicio del bloque más cañero, los problemas de sonido se solucionaron completamente y pudimos disfrutar de todo la fuerza sonora que nos ofrece la sala Momart, para escuchar a un potentísimo Miguel Torrejón a la voz interpretando el tema “Feuer Frei!” de Rammstein, apoyado por las guitarras de Juanma Patrón y Rogelio Carreras, Andrés Picón al bajo y Joe en la batería, tras muchísimos años de ausencia en el panorama musical de Cádiz.

Le siguió “Suicide Note Part 2” de Pantera con Alberto Diaz a la voz acompañado de Antonio Medina y de Marcos Biok en las guitarras, Pablo Ruiz al bajo y Fran Santamaría a la batería.

Fue toda una locura, montándose los primeros pogos de la noche en las primeras filas del anfiteatro, en las que participé activamente, mientras otra parte del público se retiraba a las gradas para descansar y disfrutar del directo desde los cómodos asientos que ofrece la sala con forma de anfiteatro, pudiendo ver el concierto con tranquilidad a pesar de los botes de las primeras filas.

Llegó el momento de disfrutar con los temas “People=Shit” de los Slipknot y “Ratamahatta” de Sepultura, con Alberto llevando la voz cantante, contando con el apoyo de sus compañeros en Overdry, Marcos Biok y Kike Pantoja en las guitarras, Pablo al bajo y Fran a la batería.

Terminó este brutal bloque con “Blackened” de Metallica, interpretado por Miguel Torrejón, acompañado en las guitarras de Rogelio Carreras y Antonio Medina, Pablo Ruiz al bajo y Pablo Casas en la batería.

Cambió de tercio sonoro y llegó el momento de hacer un homenaje al hard rock más clásico con una macedonia de temas demostrando la versatilidad que tiene este proyecto, con la participación de numerosos cantantes, que se fueron intercambiando el micrófono principal con Juanma y Alex a las guitarras, Andrés Picón al bajo, Javi Marín en los teclados y Pablo Casas en la batería.

El medley arrancó con el cantante Alberto Zapata interpretando “Don´t Stop Believing” de Journey, al que siguió Leo Traverso con “Highway Star” de los Deep Purple, siendo después relevado por Alfred Romero para cantar “I Was Made For Lovin’ You” de los Kiss.

El público bailaba y disfrutaba con cada uno de los temas que se iban enlazando, volviendo a coger el micrófono Alberto Zapata para interpretar “Doctor Feelgood” de los Mötley Crüe, seguido del “Crazy Train” de Ozzy Osbourne, con Jose Garcia Villanueva dejando aparcado el bajo, para mostrar sus buenas dotes como cantante.

Le siguió el himno “Breaking The Law” de Judas Priest, cantado por Nando Rosa, cogiendo entonces el micrófono Alberto Zapata para quedarselo hasta el final, interpretando “Rock And Roll” de Led Zeppelin, seguido de una versión mucho más animada del conocidísimo “Proud Mary” de los Creedence Clearwater Revival, que hizo propia la desaparecida Tina Turner, y cuya versión fue la que tocaron en directo, cerrando este gran homenaje a la historia del rock con la mítica “Radio Gaga” de Queen.

Afrontando el último bloque del concierto, Allegiance recuperó el clásico “Master Of Illusion” de Gotthard, con la dupla vocal formada por Imanol Herrera y Jaime Moreno, acompañados por los guitarristas Alex Sánchez y Juanma Patrón, y la participación de Pablo Ruiz al bajo, Javier Marín en los teclados y David Aragón en la batería.

Le siguió el tema de los Guns N’Roses “You Could Be Mine”, con Adrian Gomez a la voz, acompañado de Javier Amaya y de Luko en las guitarras, Andres Picón al bajo continuando Pablo Casas en la batería.

Como podéis leer, los cambios eran más continuos y siguieron con el tema de AC/DC “Shoot To Thrill”, cantado por la dupla Alberto Zapata y Adrian Gomez, con la participación en las guitarras de Pablo Magallanes, Luko y Paco Aragón, cerrando la parte rítmica Pablo Ruiz en el bajo y David Aragón a la batería.

La parte más gamberra llegó con “The Pretender” de los Foo Fighters, cantada por Leo Traverso, el trío de guitarras formado por Marcos Biok, Javier Amaya y Juanma Patrón, Andres Picón en el bajo, Javi Marín a los teclados y Fran Santamaría en la batería.

La noche se iba terminando y llegó el turno para “You Give Love A Bad Name” de Bon Jovi, cantada por Jaime Moreno y Alberto Zapata, el trío Alex Sánchez, Juanma Patrón y Javier Amaya en las guitarras, Andres Picón al bajo y Pablo Casas a la batería.

Un himno del rock que no podía faltar en este homenaje es “Bohemian Rhapsody”, sonando entonces para el disfrute de los presentes interpretado por Felix a la voz, acompañando en las guitarras Alex Sánchez y Juanma Patrón, Andres Picón en el bajo, Javier Marín en el teclado y Fran Santamaría a la batería.

Y ya se llegó al final del espectáculo con el único tema propio que tiene la banda, su himno “We Are Allegiance”, con la presencia de todos los participantes sobre el escenario, intercambiándose las frases de la canción, en un colosal fin de fiesta que dejó a todo el mundo contento a pesar de la larga duración del concierto de ambas bandas, siendo la 1:30 de la noche cuando abandoné la sala para seguir disfrutando de la noche gaditana.

Una noche de viernes de auténtico rock y metal para abrir boca en este Motorock que esperemos siga con futuras ediciones en la bahía gaditana. Enhorabuena a David y Fernando por conseguir este evento en Cadiz, que no es fácil, y esperemos poder repetir en futuras ediciones.

Alineación completa de Allegiance para el concierto del viernes en la Momart:

Juanma Patrón – Guitarrista (Atalaya).

Alex Sanchez – Guitarrista (Sphinx).

Justi Bala – Guitarrista (Sphinx).

Jose Garcia Villanueva – Cantante y Bajista (Atalaya).

David Aragón – Baterista (Atalaya).

Manuel Rodríguez – Cantante (Sphinx).

Javi Marín – Teclista (Spirit Of Rock).

Adrien Fowl – Guitarrista (Light Among Shadows).

Juanlu Ripalda – Bajista (Sexaine).

Alfred Romero – Cantante (Dark Moor).

Imanol Herrera – Cantante (Nocheterna).

Pablo Casas – Baterista (Brutallica).

Bethany Neumann – Cantante (Kaelis).

Leo Traverso – Cantante (Spirit Of Rock).

Marcos Biok – Guitarrista (Overdry).

Dylan – Baterista.

Maria Barragán – Cantante (Light Among Shadows).

Miguel Torrejón – Cantante (Evil Empire).

Rogelio Carreras – Guitarrista (Aracner).

Andrés Picón – Bajista (Deepend).

Joe – Baterista.

Alberto Diaz – Cantante (Overdry).

Antonio Medina – Guitarrista (Medictum).

Pablo Ruiz – Bajista (Atalaya).

Fran Santamaría – Baterista (Overdry).

Kike Pantoja – Guitarrista (Overdry).

Pablo – Bajista (Overdry).

Alberto Zapata – Cantante (Sexaine).

Nando Rosa – Cantante.

Jaime Moreno – Cantante (The Electric Alley).

Adrian Gomez – Cantante y Guitarrista (Landslide).

Javier Amaya – Guitarrista (Brutallica).

Pablo Magallanes – Guitarrista (Motor West).

Luko – Guitarrista (Sexaine).

Paco Aragón – Guitarrista (Atalaya).

Felix – Cantante (The Wet Criquets).

 

SÁBADO 11

 

Tras la brillante jornada del viernes, el sábado se encaraba con una jornada vespertina celebrada en la terraza descubierta de la Momart, con un sol de justicia y bastante menos personas aunque más de cien disfrutaron de unos directos de bandas emergentes.

Los primeros en asomar por el descubierto escenario separado del público por dos Harleys fueron los jerezanos Insomnio, a los que no conocía y que dejaron una gratísima sensación por su paso por el Motorock. Tienen un primer trabajo que alternaron con los temas que compondrán su segundo que presentarán en septiembre (y del que seguro que daremos buena cuenta). Comienzo enérgico con la apertura de su álbum homónimo, titulado “Rock and roll”, toda una declaración de intenciones, un homenaje a bandas referentes para ellos.

Puesta en escena “resultona” en formato septeto, con dos Epiphone a las seis cuerdas por Raúl Galán «Fiti» y José Manuel Martín, bajo para Luis González, José Antonio Vera a la batería, saxo de Pablo Sibón y teclado Roland de Alejandro Frías en una entrada donde presentaron algunas “píldoras” de su debut musical como “Comienza tu revolución”, “La marea”, “El jugador” o “Cenizas” donde podemos comprobar un rock clásico bien ejecutado, un sonido americano mezclado con rock urbano que, por momentos, nos recuerda a los mejores M Clan.

Cambio de tercio con nuevas composiciones como la bonita balada “Dos estrellas” y “La fiesta” que por temática y actitud nos retrotrae al  ”Todos mirando” de Barricada y una parte de rock andaluz con la propia “Mi tierra” donde su cantante Isaías Copano (con un parecido razonable a Ray Adler) toma una acústica tocada por su mano izquierda y una versión de “El lago” de Triana, aunque sonó más a la de Medina Azahara.

Más novedades con “Dioses de cristal”, “El tiempo” y “El principio del final”, antes de sorprender a propios y extraños con una divertidísima versión del “Rebel yell” de Billy idol, cantada en español con el título de “Grito salvaje”, antes de cerrar con “No puedo dormir” y los bises “Aprendiendo a volar” y “Perdiéndome”. Insomnio es un grupo a seguir que aprovechó a la perfección su algo más de hora y cuarto en escena. Una lástima que bandas de este calibre no tengan hueco en las programaciones de los bares, pubs y salas copadas por tributos y versiones.

Tras los jerezanos, llegó el turno para Landslide, cuarteto de Cádiz que hoy tenía la condición de local y, por lo tanto un montón de conocidos, entre ellos miembros de The Electric Alley, Allegiance o GAS Drummers. Presentaban su primer LP «Play, learn, lose…» y su hora de actuación se centró en presentarlo al público. Eso sí, su formación habitual con Alejandro Mira al bajo, Pepe Perfumo a la guitarra principal y Adrián Gómez a la segunda guitarra y voz, se sumó el cambio en la batería de Carlos de la banda Surya por el indispuesto Antonio Oviedo.

Tras su intro con la sintonía de “Rasca y Pica” de Los Simpsons, su entrada fue con “Out of”, seguida de “I would”, donde ya se pudo comprobar lo bien engrasada que se encuentra la maquinaría de Landslide, con la enorme voz de Adrián y el gran manejo de la Les Paul de Pepe Perfumo que nos recuerdan a la dupla conformada por Jaime Moreno y Nando Perfumo en The Electric Alley, banda a la que tienen como referente.

Y así, en una tarde donde el calor empezaba a dar una tregua sonó otra píldora como el homónimo “Play, learn, lose…”, una que se quedó fuera y fue lo primero compuesto por ellos como “Time machine”, una versión del “Running wild” de Airbourne, “Still alive”, su destacada pieza (por lo menos la que más está gustando en palabra de Adrián Gómez)  “Last choice” y una terna final con “Heartshoot”, “Ghost” y “Runaway train”, antes de una poderosa ovación que les llevó a tocar como bis el “Whole lotta Rosie” de AC/DC, demostrando que son una formación al alza que a buen seguro van a dar que hablar en un futuro próximo.

Para cerrar el día tocaron Motor West empezaron fuerte con el “Run to the hills” de Iron Maiden y demostrando la competencia que tienen como músicos con miembros de grupos importantes como GAS Drummers o The Electric Alley. Desi Tey potencia vocal pero con las letras escritasen el móvil, apoyado en el pie de micro y la base rítmica de Curro Maya y Adrián Rodríguez en bajo y batería, Koe Casas al teclado y Pablo Magallanes y Sergio Reyes a las seis cuerdas dieron el punto y final al Motorock 24 con sus diferentes versiones o como ellos se autocalifican “The loudest cover band in the world”.

 

by: Jose Luis Diez

by: Jose Luis Diez

Cinéfilo y cinéfago, lector voraz, amante del rock y la ópera y ensayista y documentalista con escaso éxito que intenta exorcizar sus demonios interiores en su blog personal el curioso observador

2 Comentarios

  1. José Antonio

    He comprobado y me ha parecido muy extraño que en el grupo «Insomnio» no aparezca el nombre ni se haga mención al batería. Y sé de buena fe que lo había.

    Responder
    • José Luis Díez

      Gracias José Antonio por leer la reseña y descubrir el error. Ya está solventado y aparece el nombre del batería. Un saludo.

      Responder

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Últimas entradas

Últimos comentarios

Te puede interesar

Crónica de Havalina, Sala López, Zaragoza, 18-05-2024

Crónica de Havalina, Sala López, Zaragoza, 18-05-2024

 Tenía sensaciones encontradas ante el concierto de Havalina en Zaragoza. Por un lado, este concierto se engloba dentro de la gira de despedida de los madrileños tras una andadura de 23 años. Es desolador que un grupo cese su actividad y todavía lo es más cuando es un...

Vamos muy bien – Orpheus Rock 17.5.2024

Vamos muy bien – Orpheus Rock 17.5.2024

Llega un momento en la vida del adulto en el que las circunstancias complican poder asistir a tantos conciertos como a uno le gustaría, que son muchos, y termina por conformarse con los pocos, muy pocos, que puede ir. Esto implica que cuando los colegas te avisan que...

ANDRÉS SUÁREZ, crónica de un concierto para el recuerdo

ANDRÉS SUÁREZ, crónica de un concierto para el recuerdo

De Ferrol a Valencia llegó este torbellino de hombre, cantautor de sus propias canciones como el se define, joven con muchos años arriba de los escenarios, haciendo canciones de su propia vida. Con letras de desamor, de amor, contándole a la amistad, a los valientes...

Pin It on Pinterest