Seis locales contemplan a una de las franquicias más divertidas que existen en Madrid pues lo que nos ofrece Tuk Tuk es su visión de la comida callejera asiática pero sin quedarse en un país en concreto. Una visión de la cocina de Tailandia, de Filipinas, de Indonesia, de Hong Kong o Malasia con platos emblemáticos y otros menos conocidos. En la actualidad cuentan con cuatro restaurantes en Madrid capital, otro en Leganés y un último en Arroyomolinos.

Elegimos el primigenio en la calle Barquillo y desde fuera alegra esa visión desenfadada que se acentúa en el interior con las paredes repletas de guiños a la cultura asiática con películas, videojuegos y personajes a los que les han cambiado el título para adecuarlo a platos de su carta. Por cierto; lo suficientemente amplia para tener que visitar los Tuk Tuk varias veces para probarlos todos. En esta ocasión fui con mi mujer y ambos quedamos gratamente sorprendidos por la calidad de ingredientes y cocinados, trasportándonos a un inolvidable viaje por Tailandia donde disfrutamos tanto de Estrellas Michelín en Bangkok como el Nahm o el Reflexions tanto como de puestos callejeros en su capital, en Chiang Mai o Puket. Además el servicio es eficiente, atento y rápido. ¿Qué más se puede pedir?

Como grandes amantes de las sopas comenzamos con uno de los caldos más importantes de Tailandia como es la Tom Yun. De las mejores que he probado en España. Picante, como debe ser, con su galangal, hoja de lima, citronela y jengibre originales junto a la cebolla, los champiñones y los langostinos. Y es de agradecer que el plato, de generosa cantidad, lleve bastante crustáceo, no limitándose a una pequeña muestra.

 

 

También rica estaba la sopa Pho, todo un icono en Vietnam con un caldo poderoso con fideos de arroz, pequeños trozos de ternera, unas albóndigas de carne y bien especiada con cilantro, jengibre y brotes de soja. Además tienen el detalle de ofrecer un cuenco con guindilla, cilantro picado y unas rodajas de lima.

 

 

Se puede pedir vino pero con los picantes somos más de beber cerveza. Tienen Singha de Tailandia y Tsintao de China pero preferimos decantarnos por una jarra de medio litro de Mahou que trajeron helada. Se agradece algo fácil de beber para superar la capsaicina. Como aguas para pasar el trago sumamos el agua de coco.

Como plato principal destacamos un apetitoso (y generoso) pato picante y mango de Singapur. Buenos trozos del ave salteados con sambal, salsa de soja con jengibre, cebolla encurtida y pequeños pedazos de mango. Crujiente, lleno de sabor y un nivel tolerable de picante para todos los públicos.

 

 

Nos quedamos con ganas de probar más platos pero al final nos decantamos por ver sus versiones de los postres, destacando un estupendo Pasapog, un cheese cake filipino con jengibre, limón y unas rocas de chocolate blanco. Sensacional, original y bien elaborado.

 

 

Tanto que ensombrecía un brownie balinés, presentado en una copa con una sopa de coco y frutos secos. No tenemos ni idea si lo presentarán así en Indonesia pero tampoco nos desagradó.

 

 

Así que para una reunión informal, con amigos o pareja que guste de estos sabores orientales sólo nos queda recomendar esta grata sorpresa que conforma este proyecto llamado restaurantes Tuk Tuk, un trozo del sudeste asiático sin tener que viajar allí. Tan novedoso que hasta venden su propia mayonesa picante, su sriracha o su salsa sweet chili.

by: Jose Luis Diez

by: Jose Luis Diez

Cinéfilo y cinéfago, lector voraz, amante del rock y la ópera y ensayista y documentalista con escaso éxito que intenta exorcizar sus demonios interiores en su blog personalel curioso observador

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Últimas entradas

Últimos comentarios

Te puede interesar

Taberna del Alabardero (Sevilla)

Taberna del Alabardero (Sevilla)

En lo que respecta al mundo de la gastronomía, una visita obligada en Sevilla en la Taberna del Alabardero. Por sus fogones han pasado la gran mayoría de los chefs más influyentes de la capital hispalense pues en sus cocinas se encuentran los estudiantes de la Escuela...

Taberna Coloniales (Sevilla)

Taberna Coloniales (Sevilla)

Una de las cosas, a nivel gastronómico, que han caracterizado a Sevilla desde siempre ha sido comer de tapas. Reuniones informales entre amigos que comparten diferentes platos de reducido tamaño. El problema es cuando la cantidad de alimento es mínimo o los platos no...

Restaurante Los Galayos (Madrid)

Restaurante Los Galayos (Madrid)

El Restaurante Los Galayos es un pedazo de la historia de Madrid. Una taberna centenaria, fundada en 1894 y situada en pleno centro de la capital de España, en la calle Botoneras esquina con la Plaza Mayor. Local inmenso con dos plantas y salones privados de todo...

Taberna La Bola

Taberna La Bola

Más de siglo y medio contemplan a este clásico de la cocina madrileña como es la Taberna La Bola, una de las centenarias que quedan en la capital de España. Carta existe y seguro que todo está buenísimo pero en  las ocasiones que he visitado el local (y no han sido...

Aranjuez Steak House

Aranjuez Steak House

Desde 1973 lleva asando carne el Grupo Aranjuez, todo un especialista en esto de los Steak House. Su local se encuentra en la zona del Bernabéu, en la actual calle de Poeta Joan Maragall (antigua capitán Haya). Todo un clásico de los asadores madrileños. Su propuesta...

Pin It on Pinterest