Una de las cosas, a nivel gastronómico, que han caracterizado a Sevilla desde siempre ha sido comer de tapas. Reuniones informales entre amigos que comparten diferentes platos de reducido tamaño. El problema es cuando la cantidad de alimento es mínimo o los platos no están bien cocinados, algo que, por desgracia sucede con más asiduidad de lo recomendable.

En la Taberna  Coloniales nunca sucede eso. He visitado su local del centro en más de una ocasión y siempre me ha parecido un restaurante de cocina típica y honesta con su propuesta, bien de precio y en la calle Fernández y González, a un paso de la imponente Catedral de Sevilla.

Un restaurante de tres plantas, con varios salones reservados en sus pisos superiores y que se ubica en la antigua Taberna El Traga, todo un emblema de la ciudad hispalense. Suele llenarse siempre por lo que es recomendable reservar pero merece la pena si lo que uno quiere es empaparse de platos típicos, bien cocinados y con una relación calidad- precio inmejorable, más teniendo en cuenta su antológica ubicación.

En esta última visita en familia a los Coloniales decidimos que todos los platos los maridaríamos con Manzanilla de Sanlúcar. Así que con La Gitana mezclamos una muestra de sus entrantes, dejando las carnes para el final con alguna copa de tinto. 

El ágape comenzaba con media ración de huevos de codorniz con jamón, servido con fondo de ensalada, reposando por encima una tosta de pan, con el jamón templado y coronando el huevo, con la yema no demasiado hecha. Tan simple como rico.

Similar, pero en nuestra opinión mejor, es el huevo de corral con cebolletas y jamón. Huevo frito campero presentado con sus “puntillas”, con el jamón también templado y un fondo dulce con la cebolleta. Un manjar a la altura de las mejores recetas de la “nouvelle cousine”.

Sus berenjenas rebozadas con miel de caña, a pesar de ser apropiación sevillana del original  cordobés es otro plato que nos gusta. Punto justo de textura y crujiente, servido sobre una cama de ensalada y una mayonesa de acompañamiento.

Con pescado sólo comimos sus croquetas de bacalao, otro clásico del norte que en el sur funciona igual de bien. Se notan los trozos de pescado en una bechamel de término medio (ni líquida ni aglomerada) con un toque de nuez moscada. Nos gustan.

Y en cuanto a las carnes, nos dedicamos a probar dos cortes del cerdo ibérico como es la presa de paleta ibérica. Pieza de la pata delantera, perfecta de brasa, servida con una loncha de jamón y una cama de patatas panaderas. Reconfortante a más no poder.

Y de Sevilla en general, y de los Coloniales en particular, nunca nos iremos sin comer sus puntas de solomillo al whisky, también con base de patatas reposando por encima esa parte del cerdo ibérico con esa salsa tan buena, con predominio del ajo entero bañado en los licores y el caldo de ave o carne. Una de las grandes aportaciones de Sevilla a la gastronomía mundial. En la Taberna  Coloniales lo “bordan” y es obligado degustar el plato. Pedimos media ración y la disfrutamos como siempre. Tanto que, por esta vez, no finalizamos con sus piononos, otra apropiación de otra región de Andalucía como es Granada. No tardaremos mucho en remediarlo.

by: Jose Luis Diez

by: Jose Luis Diez

Cinéfilo y cinéfago, lector voraz, amante del rock y la ópera y ensayista y documentalista con escaso éxito que intenta exorcizar sus demonios interiores en su blog personalel curioso observador

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Últimas entradas

Últimos comentarios

  1. Estoy muy de acuerdo con la lista donde a mi gusto cambiaria muy poco y totalmente de acuerdo con ese…

Te puede interesar

Taberna del Alabardero (Sevilla)

Taberna del Alabardero (Sevilla)

En lo que respecta al mundo de la gastronomía, una visita obligada en Sevilla en la Taberna del Alabardero. Por sus fogones han pasado la gran mayoría de los chefs más influyentes de la capital hispalense pues en sus cocinas se encuentran los estudiantes de la Escuela...

Restaurante Los Galayos (Madrid)

Restaurante Los Galayos (Madrid)

El Restaurante Los Galayos es un pedazo de la historia de Madrid. Una taberna centenaria, fundada en 1894 y situada en pleno centro de la capital de España, en la calle Botoneras esquina con la Plaza Mayor. Local inmenso con dos plantas y salones privados de todo...

Taberna La Bola

Taberna La Bola

Más de siglo y medio contemplan a este clásico de la cocina madrileña como es la Taberna La Bola, una de las centenarias que quedan en la capital de España. Carta existe y seguro que todo está buenísimo pero en  las ocasiones que he visitado el local (y no han sido...

Aranjuez Steak House

Aranjuez Steak House

Desde 1973 lleva asando carne el Grupo Aranjuez, todo un especialista en esto de los Steak House. Su local se encuentra en la zona del Bernabéu, en la actual calle de Poeta Joan Maragall (antigua capitán Haya). Todo un clásico de los asadores madrileños. Su propuesta...

La Esquina del Real

La Esquina del Real

En pleno centro de Madrid, cerca del Teatro de la Ópera, se encuentra este coqueto restaurante francés, pequeño y bien decorado. Uno de esos lugares donde disfrutar de la cocina gala y donde sus reducidas dimensiones se suplen con un servicio esmerado y unos puntos...

Pin It on Pinterest