En Villena se encuentra el coqueto restaurante La Teja Azul, un lugar que hemos visitado en algunas ocasiones cuando nos encontramos por la zona. Local bonito, decorado a base de piedra y vigas de madera que consigue una casi frontera natural entre mesas dando la sensación de pequeños reservados.

En cuanto a la comida se centran en una propuesta mediterránea en su totalidad, cosa que no sorprende pues estamos en Alicante aunque la cercanía con la provincia de Albacete le podía otorgar guiños a la castellana- manchega. El producto es de calidad, perfectamente cocinado por Antonio, chef con gran experiencia que además es amable en el trato y explica cualquier duda que pueda surgir al comensal. Al frente de la sala Pepi también suma, encabezando un servicio atento y esmerado, con mesas con mantelería de hilo y cubiertos y vajilla de calidad. Todos esos puntos a favor que han convertido a la Teja Azul en un referente siendo considerado como Bib Gourmand en la Guía Michelín 2022.

En cuanto a la comida fuimos un grupo numeroso compuesto por nueve personas para degustar una cocina de producto, bien presentada, con buena materia prima y muchas más luces que sombras aunque algún defecto encontramos.

 

 

Con la primera cerveza nos ofrecieron el aperitivo de la casa, un ensaladilla de cangrejo con mahonesa presentada en forma de bola y con unas tostaditas para conseguir el bocado crujiente. Rico y se agradece el detalle.

 




 

Tras esto nos presentaron un calamar mediterráneo, imaginamos que de la lonja de Santa Pola (lugar a donde van a comprar pescado y marisco). Sensacional, perfecto de sabor y de plancheado. Una delicia que acompañamos con una ensalada de tomate con brotes tiernos y unas sensacionales lascas de ventresca. Simpático nos pareció el crujiente de bocarte relleno de jamón y para finalizar los entrantes degustamos unas mollejas de cordero con ajetes tiernos más que aceptables.

 

 

En cuanto al vino, preferíamos blanco y nos dejamos recomendar por lo que el ágape fue maridado por el local Finca Collado, de la cercana localidad de Salinas. Uvas chardonnay y moscatel, con un tiempo en barrica y botella.

 

 

La función la cumplió a la perfección y aguantó, sobre todo, el plato fuerte que consistió en un arroz del señoret, servido como mandan los cánones con todo el pescado y el marisco pelado. El sabor era estupendo donde se notaba el gran fumet preparado para la ocasión pero a pesar de su innegable calidad podemos criticar el grosor del arroz en la paella pues superaba con creces el dedo de espesor que debe tener este tradicional plato. 

 


 

A pesar de ello, estaba rico y nos lo comimos con agrado, dejando el postre para el final: primero con un queso añejo de cabra (también de proximidad) y como colofón un refrescante sorbete de tomillo y miel.

by: Jose Luis Diez

by: Jose Luis Diez

Cinéfilo y cinéfago, lector voraz, amante del rock y la ópera y ensayista y documentalista con escaso éxito que intenta exorcizar sus demonios interiores en su blog personalel curioso observador

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Últimas entradas

Últimos comentarios

  1. Estoy muy de acuerdo con la lista donde a mi gusto cambiaria muy poco y totalmente de acuerdo con ese…

Te puede interesar

Taberna del Alabardero (Sevilla)

Taberna del Alabardero (Sevilla)

En lo que respecta al mundo de la gastronomía, una visita obligada en Sevilla en la Taberna del Alabardero. Por sus fogones han pasado la gran mayoría de los chefs más influyentes de la capital hispalense pues en sus cocinas se encuentran los estudiantes de la Escuela...

Taberna Coloniales (Sevilla)

Taberna Coloniales (Sevilla)

Una de las cosas, a nivel gastronómico, que han caracterizado a Sevilla desde siempre ha sido comer de tapas. Reuniones informales entre amigos que comparten diferentes platos de reducido tamaño. El problema es cuando la cantidad de alimento es mínimo o los platos no...

Restaurante Los Galayos (Madrid)

Restaurante Los Galayos (Madrid)

El Restaurante Los Galayos es un pedazo de la historia de Madrid. Una taberna centenaria, fundada en 1894 y situada en pleno centro de la capital de España, en la calle Botoneras esquina con la Plaza Mayor. Local inmenso con dos plantas y salones privados de todo...

Taberna La Bola

Taberna La Bola

Más de siglo y medio contemplan a este clásico de la cocina madrileña como es la Taberna La Bola, una de las centenarias que quedan en la capital de España. Carta existe y seguro que todo está buenísimo pero en  las ocasiones que he visitado el local (y no han sido...

Aranjuez Steak House

Aranjuez Steak House

Desde 1973 lleva asando carne el Grupo Aranjuez, todo un especialista en esto de los Steak House. Su local se encuentra en la zona del Bernabéu, en la actual calle de Poeta Joan Maragall (antigua capitán Haya). Todo un clásico de los asadores madrileños. Su propuesta...

Pin It on Pinterest