Si estás roto y tu vida es un constante aguacero y no puedes, no quieres dormir, y los vecinos te odian, y el panadero te odia, y anochece para ti antes que para los demás; si vives en la soledad porque te lo mereces, si caes mal incluso a la gente que no te conoce, si te sientes por dentro como una lata caducada de alcachofas, si cambiarías tus recuerdos por los de tu peor enemigo; si a tu alrededor casi todo es mentira y tu no eres una excepción; si has olvidado incluso el nombre de tu madre, y tu casa está sucia, y tu calle está sucia, y tu vida entera está sucia; si allí donde vas se acaba la alegría cuando tú llegas, si los paisajes que te gustan están siempre extrañamente nublados, si no reconoces tus manos, si las flores se esconden a tu paso, si a tu paso se apagan las luces de los escaparates; si ya no recuerdas el tacto enamorado de una piel, si todo lo que comes tiene sabor a ceniza y a tierra, si los días son para ti una extensa herida del tamaño del viento; si ya nadie te conoce, si ya nadie te recuerda, si eres como un náufrago que llega después de muchos años a una tierra extraña, si no reconoces ya el lenguaje de los hombres; si lo mejor que hay en tu vida es meter las manos en los bolsillos vacíos; si no tienes a nadie a quien visitar en el cementerio; si no tienes que ir a recoger a ningún niño a la salida del colegio; si el peluquero te devuelve el pelo que te ha cortado; si a tu alrededor hay siempre, siempre, un aroma de metales fríos; si miedo es la palabra que más usas; si todos tus pañuelos son negros, y tus zapatos y tus camisas y tus calcetines y tu abrigo son negros como mortajas; si, cuando vuelves a casa por la noche, los macarrones secos de la comida te apuntan como cañones; si sólo encuentras facturas, minutos peligrosamente verdes, rastros de cianuro; si cada día te despiertas cubierto de telarañas; si te ocurre todo esto y de verdad estás solo, solo, solo, acude esta noche, a partir de las 12h, a la calle Barbarito, nº 5, planta calle.

 

Por Narciso de Alfonso (locutado por Tomás Galindo)

 

by: Angel

by: Angel

Melómano desde antes de nacer, me divierto traduciendo canciones y poesía. Me gusta escribir. Soy un eterno aprendiz y bebo de casi todos estilos musicales, pero con el buen rock alternativo me derrito.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Últimas entradas

Últimos comentarios

  1. Estoy muy de acuerdo con la lista donde a mi gusto cambiaria muy poco y totalmente de acuerdo con ese…

Te puede interesar

mirar con empatía

mirar con empatía

Lo objetivo sería el ojo, y lo subjetivo la mirada, que es un órgano mucho más complejo porque implica procesos del corazón, no solo del intelecto. Mirar es ver con empatía y reconocer, reconociéndote, en la otra persona. Mirarnos es comprender que cambiamos cada día...

eternidad

eternidad

Existe, existe la eternidad, me conectaron a ella; no fue agradable. Como tocar un cable de alta tensión. Una mano firme agarrada a la tuya apretando nerviosa, decidida, alzándote en volandas para meterte en una corriente que fluye siempre. La vida vibrante entrando a...

seis de corazones

seis de corazones

Es duro perder el trabajo personal de una vida; que te revienten el corazón al salir del mar; que te quiten el intelecto con el que guiaste todas esas afrentas. Pero si lo piensas con ese amor que sigue latiendo cuando el corazón deja de latir, significa que morir...

presentación de ‘Us’; los insufribles divididos

presentación de ‘Us’; los insufribles divididos

El poeta dice sabiamente que uno llega cuando tiene que llegar, no cuando lo dice alguien, o esos otros. Los hay que llegan antes, los hay que más tarde, que no es que sea tarde por ello. Y los hay que no llegan nunca y permanecen suspendidos, en el aire, sangrando y...

Pin It on Pinterest