El sábado 17 de julio, bajo el sello de Los Veranos De La Villa en Madrid y más concretamente en El Pardo, el cuarteto formado por Almudena Moldes a la voz, Marcel Beltrán a los teclados, Pedro Navarro a la batería y Marcelo Beltrán al contrabajo, ofreció ante un numeroso y agradecido público un concierto de más de una hora de duración donde desarrollaron un delicioso directo a través de un extenso Set List compuesto por quince temas, apelando con ellos a un inagotable virtuosismo tanto musical como vocal que además brilló por la originalidad de su espectáculo, el cual aderezaron con una sucesión de speeches teatralizados y en ocasiones no exentos de cierta performance magistralmente gestionados por Almudena y con guion de Livia Cruz Montes, de los cuales se pudo disfrutar en un entorno inmejorable como lo es el Templete ubicado en el Parque De La Mar Océana y dentro de un show redondo que contó con la visita de Paloma, la voz radiofónica desde Madrid de la 90.6 FM, una frecuencia online que cuenta con emisión desde varias partes del globo.

                CIUDADELLA MUSIC BAND es una formación que ofrece de forma generosa covers & descovers de canciones originales, standard Jazz y adaptaciones frescas con la idea de transportar al ávido espectador a través de sus propias sensaciones, un meritorio objetivo melódico que consiguieron con creces gracias a un recorrido por diferentes Bandas Sonoras Originales cinematográficas en formato Jazz uniendo así Música y Séptimo Arte como una indisociable relación que se mantiene firme desde que el Tiempo es Tiempo.

            

    Con una voz dulce a la vez que firme, la cual ya hacía presagiar la calidez, fuerza y derroche de notas que nos esperaba, arrancó Almudena la actuación sin más adornos que un taburete en el que permaneció sentada durante todo el espectáculo mostrando estilo y dominio de la escena durante toda la actuación además de dejar visible una carismática y arrolladora personalidad que no titubeó en cambiar de idioma según las exigencias de los temas ni en modular las cuerdas vocales hacia los tonos que requerían los mismos, introduciendo al público en una atmósfera densamente liviana en la que flotaron sentimientos y sensaciones.

                Utilizando un paraguas como atrezzo para la ocasión, la cantante nos introdujo con voz brillante en «Singin ‘ In The Rain», tema evocador que llegó acompañado por las certeras percusiones tanto del bajo como de las baquetas, aportando ambas una marcada cadencia que cumplió su papel de base rítmica elegantemente matizada por las exquisitas octavas del piano, completando todos juntos una canción ejecutada con matices de Jazz cuyo final arrancó los primeros aplausos del respetable dando pie a las primeras palabras de la vocalista como parte del ya mencionado original argumentario, «Qué bonita la película y qué guapo estaba Gene Kelly … Es lo que tiene la lluvia, sólo nos trae cosas bellas y bonitas … Buenas Noches, queremos hacer una celebración de las cosas que más nos gustan y que son el Teatro, la Música Jazz y el Cine …», palabras que se elevaban mientras comenzaban a sonar de nuevo los teclados, la batería y el contrabajo dejando campo para un incontestable e ingenuo duduá a cargo de Almudena que apareció en varias ocasiones a lo largo del tema y nos introdujo en «From My First Moment», la cual llegó arropada por un teclado envolvente que acarició esta canción de Charlotte Church adaptando así una de las Gymnopédies de Erik Satie encarada por la vocalista con garganta nítida y tras cuya interpretación miró a sus compañeros en clara complicidad de lo que había sido un cálido y bien acogido comienzo, generando de nuevo los aplausos de los allí presentes que siguieron deleitándose con «They Can’t Take That Away From Me», un tema cantado con garra tal y como lo hizo en su día la diosa del Jazz Ella Fitzgerald y que llegó acompañado de un efecto trompeta llevado a cabo por la frontwoman al juntar ambas manos delante del micrófono.

                «En 1959 se estrenó la película Orfeo Negro de Marcel Camus que hizo mundialmente conocido un género musical llamado Bossa Nova«, comenzó a decir Almudena en una nueva bis teatral para llevarnos hasta «Manha Do Carnaval», la cual llegó acompañada por unas primera notas con ritmo enérgico por parte de la batería y una inmediata entrada en escena casi al unísono tanto del contrabajo como del piano para dar pie a una voz cálida, versátil y modulada que la cantante acompañó con un gesto de brazos abiertos como queriendo acoger entre ellos a un público totalmente impregnado de Bossa gracias a una garganta que no escatimó en registros y con una perfecta interpretación idiomática, moviéndose cómodamente dentro del Jazz con mezcla discreta de los matices que requiere este estilo como es la Samba de la que derivó, mientras la instrumentalización reformulada y estética de la melodía era elegantemente ejecutada por Marcel, Pedro y Marcelo con final apoteósico y redondeado por parte del baterista.

                La luz de la tarde iba cayendo y el sol que bañaba el Templete con furia a las 20:00 fue matizando más suavemente la figura de los músicos y abandonando al respetable, que siguió en sus asientos sin parar de mover manos, cabeza y pies acompañando a la banda y aplaudiendo sin descanso su entregado paso por la lánguida y sensual «My Baby Just Cares For Me» con regalo de voz por parte de la vocalista no exenta de brillo, calidad y calor que se adaptó como un guante a las necesidades de cada tema, transmitiendo en cada uno de ellos la esencia de la letra de una forma tan real que en «Maybe This Time» la vimos prácticamente convertida en aquella inagotable luchadora, enamoradiza y soñadora Sally que protagonizó Liza Minnelli en la inolvidable Cabaret, siendo en este caso el poderoso contrabajo de Marcelo el encargado de potenciar la firmeza en cuanto al mensaje del tema decorado en sus partes más melódicas por las notas de un Marcel en indudable estado de gracia.

                La tarde avanzaba con una perfecta y excelente calidad tanto técnica como de sonido sobre la escena, hecho que permitió a los músicos ir cogiendo confianza y soltura sobre las tablas para pasar sin más preámbulos por «My Funny Valentine», «My Favorite Things» y llegar a la icónica «English Man In New York», la cual cogió rápidamente velocidad jazzera gracias al protagonismo nuevamente de los teclados que marcaron el ritmo del tema de comienzo a fin, llevando a su terreno el mismo con juegos de tiempo ajustados al tono de la cantante quien siguió demostrando derroche y dominio de tonalidades en subidas y bajadas imposibles, casi leyendo el pensamiento de lo que hubiera hecho el propio Sting y con particular lucimiento de un sempiterno duduá con el que Almudena siguió al teclista, consiguiendo así hacer aún más pegadizo el extraordinario estribillo.

                Con un público totalmente entregado y cada vez más numeroso, CIUDADELLA MUSIC BAND hizo sonar, precedido por un excepcional dueto entre Almudena y Marcel interpretando «Misty», el mítico y rítmico «La Mer», tema con el cual pusieron en la mente de todos un gramófono de donde salía la voz a mediados del Siglo XX de Django Reinhardt, el primer músico de Jazz originario de Europa al que la cantante recordó con un tono acariciador a la vez que redondos cortes vocales mientras los músicos le homenajearon sacando lo mejor de sus instrumentos para interpretar una canción sinuosa que hipnotizó con una vistosa batería y un discreto, imprescindible y grave contrabajo, dando luz a la sensual letra en francés que una vez más dejó a la vista la versatilidad, no sólo en las cuerdas vocales, de la que Almudena hizo gala interpretando perfectamente el tema en dicho idioma.

                Tras «Lost Stars», una de las preferidas de la banda en palabras de la propia vocalista, el cuarteto sorprendió con un tema dedicado a los más pequeños y risas añadidas cuando la cantante indicó, «No son Los Diminutos lo que va a sonar pero sí es un tema que a mis hijas y a mí nos encanta», siendo «Arriety’s Song», incluida dentro de un film japonés, la encargada de lucirse a modo de himno acompañada desde el comienzo por las palmas en alto de los allí presentes para dar fuerza a un tema con sabor a lucha, a gloria, a corazón y a superación que exigió un plus de garganta por parte de la vocalista debido a la rapidez con la que el teclado creaba las notas, mientras unas baquetas con punta cordófona parecían matizar la guerrera canción sin olvidar golpear el charles como catalizador de un tema que casi se cerró con un flamante in crescendo desplegando vozarrón.

                «Another Day Of Sun» fue aprovechado por Almudena para presentar a la banda y encarar una despedida que no pudo ser con el mismo, pues el respetable pidió aplaudiendo otro tema y ello animó al grupo a cerrar, tras mostrar su agradecimiento tanto al público como al Ayuntamiento de Madrid y a los técnicos de sonido, con «La Vie En Rose», una canción con la que CIUDADELLA MUSIC BAND, nombre cuyo origen se encargó de explicar la cantante al descifrar que es fruto de unir el significado del suyo propio con el de Ella por la gran Ella Fitzgerald, logró dejar una carga de energía positiva tanto en el ambiente como en el corazón y el alma de todos los allí presentes, haciéndolo de nuevo con una magistral interpretación ejecutada en el idioma de Balzac.

SET LIST

«Singin ‘ In The Rain»

«From My First Moment»

«They Can’t Take That Away From Me»

«Manha Do Carnaval»

«My Baby Just Cares For Me»

«Maybe This Time»

«My Funny Valentine»

«My Favorite Things»

«English Man In New York»

«Misty»

«La Mer»

«Lost Stars»

«Arriety’s Song»

«Another Day Of Sun»

«La Vie En Rose»

 

 

Texto: Montserrat Calvo Arroyo
Fotos: Miguel Ángel Príncipe
by: montserrat

by: montserrat

Licenciada en Geografía e Historia, concretamente Medievalista. Enamorada del siglo XIX y de Lord Byron. Empedernida lectora con vocación de escritora, apasionada del teatro, actriz ocasional, cinéfila de la V.O.S. e incansable viajera. En general disfruto de la vida aun teniendo que dedicar parte de ella al trabajo que me permite mantener caprichos ocultos y vicios conocidos, deleitándome sobre todo con mi auténtica pasión: el Heavy Metal que rompe corazones, cabezas y esquemas.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Últimas entradas

Últimos comentarios

  1. Maravilla de lista...muchos d ellos estarían entre mis 100 favoritos pero sería interesante saber los 200 q s quedaron fuera😆

Te puede interesar

Jane’s Addiction en la Riviera — La vieja guardia nunca muere

Jane’s Addiction en la Riviera — La vieja guardia nunca muere

Siempre se habla de Nirvana, Soundgarden y Pearl Jam a la hora de definir el soundtrack de la Generación X. Sin embargo, Jane's Adicction fue pionera, abrió la puerta para que el resto alcanzara el mainstream. Inclasificable, con su mezcla de hard rock, psicodelia,...

Pin It on Pinterest