¿Qué planes tenéis para mañana?. Si contase las cosas que se me pasan por la cabeza igual alguno se echaba las manos a la susodicha, pero es que no sé cómo no se me corta la leche en el café de cada mañana con la puñetera televisión y su baile de marionetas. Quizás el que se ha vuelto un poco más agrio es mi carácter. No creo. A la vez que cumplo años me la va sudando cada vez más, os lo puedo asegurar y podría incluso aportar pruebas de ser esto uno de esos juicios sumarísimos de tribunal popular chusco que reacciona directo al veredicto según la afiliación del culpable. O presunto. Pero no corráis aún, que esto no siempre es tan negro como pueda parecer.

En la vida hay noticias que siempre, siempre, siempre, son buenas. ¿Por ejemplo?. Que los de Peter Zaremba tengan nuevo disco. Si ningún tipo de dudas, The Fleshtones son una de las bandas más míticas del garage rock. Algo más de cuatro décadas en nombre del Rock and Roll. Si en su anterior disco bebían gratis, en este nos ponen en la palestra su amor por el cine de terror y la Serie B. ¡Joder!. ¡Cómo no voy a adorar a estos tipos!. «Face of the screaming werewolf» es el nombre de su nuevo disco y además de la canción que se encarga de marcar el inicio. Una canción marca de la casa, distorsión, armónica, sonidos reconocibles. De mis favoritas es «Alex Tebrek», puro garage, aires sementeros y un estribillo para no dejar de bailar. ¿Tienes alguna duda de lo que representan estos tipos?. Escucha «Spilling blood (at the Rock and Roll show)» con atención, conviértete  a la fe de The Fleshtones y olvida falsos profetas. 

Las cosas claras y el respeto sobre la mesa. Si hay que rendir homenaje a los Stones se hace, con clase y categoría, y además tirando del catálogo menos conocido de los de Keef y compañía con «Child of the moon». Sonido crudo, mirada al pasado, al proto punk con «Manpower debut», una armónica que no hace prisioneros y ese estribillo matador. La batería se adueña del ritmo en la instrumental «Swingin’ Planet X» contagiando cada músculo de tu cuerpo para que no pueda parar. Guitarras crujientes se dejan ver y oír en «You gotta love love» mientras la voz combate cuerpo a cuerpo con el riff. 

«Violent crumble, cherry ripe» no pierde tampoco comba, situado en el lado correcto, aquel que te hace decir, si tío, estos son The Fleshtones. «Waiting on a girl» es la que se aparte un poco del camino habitual, quizás por los violines y por esa sensibilidad pop que rezuma en grandes cantidades. Cierran el disco «The show is over» y «Somerset Morning. Al final, esta cara del hombre lobo gritando es uno de esas grabaciones que tienes que disfrutar sí o sí cuando amas el puto Rock and Roll, ese que se toca por la cara y con las vísceras y la entrepierna como fuerza motriz.

THE FLESHTONES – Face of the screaming werewolf

by: Carlos tizon

by: Carlos tizon

Licenciado en el arte de apoyar el codo en la barra de bar. Comencé la carrera de la vida y me perdí por el camino, dándome de bruces con el rock and roll. Como no pude ser una rock star, ahora desnudo mi alma cual decadente stripper de medio pelo en mi blog, Motel Bourbon.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Últimas entradas

Últimos comentarios

  1. Maravilla de lista...muchos d ellos estarían entre mis 100 favoritos pero sería interesante saber los 200 q s quedaron fuera😆

Te puede interesar

Aeons – The Ghost Of What We Knew

Aeons – The Ghost Of What We Knew

Con esta amplia disponibilidad de música que tenemos actualmente y los que huimos de los logaritmos que tienen las plataformas digitales a la hora de recomendar música según lo que escuchamos, siempre nos llevamos una buena sorpresa cuando nos llega una banda nueva,...

Kinki Boys – El país de las maravillas

Kinki Boys – El país de las maravillas

Está feo juzgar un libro por la portada, y más que lo diga yo (aunque la portada de Candelarias de la Virgen es magnífica), pero hay portadas que dicen mucho. El flamante nuevo disquito de los Kinki Boys pone una foto de lo que parece el centro de una ciudad, casas...

Los Deltonos – Evolución

Los Deltonos – Evolución

A la vez que surgen callos en las manos y canas en el pelo, uno se va dando cuenta de que no existe necesidad de perderse en rodeos o tratar de emular ser otro para decir lo que se pretende, por miedo a salirse no ya del patrón auto establecido, sino de aquel donde...

Holycide – Towards Idiocracy

Holycide – Towards Idiocracy

Cuando hablamos del Thrash Metal actual de nuestro país, los primeros nombres que nos vienen a la cabeza son Angelus Apatrida y Crisix, pero el tercer lugar en el cajón suele estar muy discutido dependiendo si te decantas por el Thrash más suave o prefieres el más...

Falefou – FOUNKYFLEXION

Falefou – FOUNKYFLEXION

Hay ocasiones en las que uno tiene que desactivar el cerebro. No sé al resto del mundo, pero a mí me pasa cuando me ataca el síndrome del impostor. Tengo todo el tiempo la sensación de ser un bocachancla, de hablar por hablar dándome ínfulas, y cuanto más lejos estoy...

Pin It on Pinterest