Basado en un “manga” que ya se puede conseguir en nuestro país, su primera temporada se reveló como una sorpresa. Un “divertimento” agradable, con diez episodios de menos de madia hora de duración, sobre un restaurante que abre de doce de la noche a siete de la mañana y donde los comensales tienen extrañas vivencias alrededor de un plato que piden siempre, pues el modesto chef cocina casi cualquier cosa, siempre que tenga los ingredientes a mano.

Pocas novedades en esta segunda entrega, pues siguen siendo los mismos capítulos de duración similar, tratando la misma temática. Un esquema simple, con historias humanas de amistades perdidas, amores imposibles, adulterios o redención de delincuentes, bajo el que se erige la figura del “maestro”, un hombre que no solo cocina lo que le piden sino que mantiene la máxima del tabernero de escuchar todo y no decir nada, a no ser que se le pida consejo. Incluso, se permite una broma rezando a un pedazo de tofu frito, como dos jóvenes llenas de sueños que protagonizan una de las historias. La serie de Joji Matsuoka y Nobujiro Yamashita sigue girando en torno al protagonista encarnado por Kaoru Kobayashi, junto a la gran “fauna” de clientes habituales, más los que llevan la acción de la trama conclusiva.

Novedades pocas, manteniendo el tono de su antecesora, con ese paso del espectacular barrio de Shinjiku de noche, con sus luces, la marquesina donde se anuncia «Blade Runner 2049», mientras suena una intimista canción en los créditos para pasar al pequeño callejón donde se sitúa el restaurante. Quizás la más llamativa sea que la serie se ha plegado a los dictados de la corrección política, pues el cocinero ya no fuma en ningún momento. El otro punto sería que en esta ocasión aparecen más localizaciones. Como detalle curioso, por fin, ha sido traducido el título y pasa de “Midnight dinner: Tokyo stories” a “La cantina de medianoche: Historias de Tokyo”. Eso sí, Netflix ha decidido no doblarla al español por lo que se puede ver en su versión original en japonés, con subtítulos. El hecho de no variar lo importante en la narración, hace que los seguidores de este coqueto restaurante sigan viendo con agrado sus distintas historias, de las cuales destacamos tres: Una, con dos jóvenes amigas que quieren triunfar en el mundo del doblaje y que descubren los peligros de la envidia. Otra, donde un matrimonio descubre los problemas de la infidelidad cuando la mujer hace un viaje con una amiga a China y la última sobre un director de cine chino en crisis creativa, perseguido por el equipo de producción (como si fuese la mafia) y que revela un secreto sobre su padre. Como en la primera, el final es con una fiesta especial de año nuevo y un gran banquete.

Una buena idea, que sigue funcionando en estos nuevos diez episodios, la de mezclar el audiovisual y la gastronomía. Platos sencillos, bien presentados, con los que disfrutar de la vida. Las penas, con buena comida y buena bebida son menos penas. De hecho, es una de las máximas que aplico al «Rincón del gourmet», la sección dedicada en Rock, The Best Music a la buena mesa, donde en estos casi dos años de visitas a templos del yantar en diferentes ciudades y países, solo hemos hablado de uno japonés como es el Yakiniku Rikyu de Madrid, una de nuestras preferidas. Confiemos que en tiempo podamos visitar Tokyo y poder reseñar restaurantes de esa espectacular cocina, aunque viviendo en la provincia de Cádiz podamos disfrutar de ese sagrado manjar que es el atún (“toro” en Japón) de almadraba, que en lugares como Barbate o Zahara de los Atunes han convertido al pez en un atractivo más de la comarca.

En “La cantina de medianoche” hay poco pescado y los platos no son lujosos pero nos encanta su sencillez, su presentación y las caras de los actores cuando prueban el plato. Eso es casi tan fundamental que lo que se cuenta.

 

 

LA CANTINA DE MEDIANOCHE/HISTORIAS DE TOKYO (2ª TEMPORADA) – NETFLIX

by: Jose Luis Diez

by: Jose Luis Diez

Cinéfilo y cinéfago, lector voraz, amante del rock y la ópera y ensayista y documentalista con escaso éxito que intenta exorcizar sus demonios interiores en su blog personalel curioso observador

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Últimas entradas

Últimos comentarios

  1. Estoy muy de acuerdo con la lista donde a mi gusto cambiaria muy poco y totalmente de acuerdo con ese…

Te puede interesar

True detective (Noche polar)

True detective (Noche polar)

“True detective” es uno de los grandes éxitos de la televisión moderna, a la altura de las mejores producciones de HBO. Una primera temporada convertida en un clásico inmediato, sobre una investigación criminal en varias líneas temporales por dos policías opuestos...

La piscina

La piscina

Nueva producción de Blumhouse, junto a Universal y Atomic Monster. Y como en casi todos los largometrajes de la compañía de Jason Blum se consigue que con un presupuesto modesto, ahondando en el cine de terror se pueda estrenar en todo el mundo, recaudando más que lo...

Ferrari

Ferrari

Es una gran noticia que un genio del audiovisual como Michael Mann vuelva a la dirección de forma regular. Más si tenemos en cuenta que su último trabajo para la pantalla grande fue la mediocre “Blackhat: Amenaza en la sombra” que data del ya lejano 2015. Es cierto...

Homenaje a Norman Jewison

Homenaje a Norman Jewison

El pasado 20 de enero fallecía a los 97 años el director canadiense Norman Jewison. Autor de grandes éxitos de taquilla, su figura se engrandece en las décadas de los sesenta y setenta del pasado siglo con algunos títulos clave de la historia cinematográfica. Nominado...

Pin It on Pinterest