El pasado viernes 28 de Febrero, los amantes del Thrash Metal teníamos una cita importante en Madrid para disfrutar de tres de las bandas más representativas del género provenientes de Bay Area y que se juntaban para poner su pica en Europa reivindicando su estatus consolidado tras los años. Y es que juntar en un mismo concierto a Testament con Exodus y Death Angel, era un caramelo tan apetitoso que la Black Box de Vistalegre estuvo cerca de colgar el cartel de todo vendido a pesar de ser viernes.

Antes de las 6 de la tarde, hora anunciada para la apertura de las puertas del recinto, ya se observaba una cola de incondicionales esperando ansiosos para entrar en Vistalegre mientras el resto de asistentes al evento apurábamos las ultimas cervezas y nos reuníamos con los amigos venidos de fuera antes de entrar para disfrutar del inicio del concierto, siendo los primeros Death Angel, frente a una sala llena, ya que nadie quería perderse ni a los teloneros de esta noche tan especial, y que con puntualidad británica comenzaron con su descarga a las 18:40.

Los californianos liderados por un incansable Mark Osegueda, secundado en las cuerdas por Rob Cavestany y Ted Aguilar mientras Damien Sisson marca el ritmo con el bajo siguiendo el tiempo de Will Carroll en la batería venían presentando su último trabajo, “Humanicide”, editado en Mayo del año pasado.

Arrancaron de manera potente con el tema que da título a su disco “Humanicide”, con un sonido potente, haciendo enloquecer al público desde el primer acorde. Pero también tocaba tirar de clásicos tales como “Voracious Souls”, perteneciente a su primera larga duración “The Ultra-Violence”, seguido de “Claws In So Deep”.

Los californianos estaban de lujo sobre el escenario, con un sonido magnifico y disfrutando de las ovaciones del público, que se animaba con cada tema que sonada repasando la carrera de la banda.

Volvieron a defender su trabajo más reciente tocando el tema “Aggressor”, dedicándose entonces a repasar su discografía con la conocidísima “The Dream Calls For Blood”, tras el cual Osegueda agradecía la presencia al concierto al público español y el apoyo que siempre se da a la banda en sus continuas visitas a nuestro país.

Ya en la recta final de su actuación, le llegó el turno a “The Moth” seguido de “Seemingly Endless Time” dejando para el final un medley con los temas “The Ultra-Violence” y “Thrown To The Wolves” con el que dieron por concluido su soberbia actuación de casi 45 minutos, aunque se quedaron sobre el escenario repartiendo púas y baquetas, y haciéndose fotos con el público más cercano al escenario. Magnífica actuación de la banda que dejo el listón muy alto.

Rápido cambio de enseres, y cuando todavía estábamos recargándonos las pilas, arrancaron Exodus con su concierto. Los americanos liderados de nuevo por Steve “Zetro” Souza, contando otra vez con Gary Holt y Lee Altus en las guitarras, Jack Gibson en el bajo y Tom Hunting en la batería venían con ganas gracias a su disco más reciente “Blood In, Blood Out” que editaron en el 2014, y que ha recibido muy buenas críticas.

Comenzaron disfrutando de un sonido potente con el tema “Body Harvest” seguido de “Blood In, Blood Out” pero a mitad de la canción se fue el sonido de los altavoces quedando solo el de los monitores, perdiéndose unos minutos mientras se solucionaba el problema.

Eso dejo un poco frio al personal, recordando lo sufrido hace unos años en Málaga, pero parecía que el problema se arreglaba y continuaron la descarga con “Deliver Us To Evil”, teniendo que parar de nuevo mientras se solucionaban de nuevo problemas de sonido en la guitarra y el bajo, mientras Souza amenizar al público llegando a tocar la versión de “Motorbreath” de Metallica con una sola guitarra y batería.

Sin desanimarse, continuaron con “Fabolous Disaster”, aunque el sonido ya no era igual de potente que al principio y la voz se escuchaba menos, pero el espectáculo tiene que seguir y le llegó el turno a “Deathamphetamine”, seguido de “Blacklist” y “Bonded By Blood”, dejando para el final “The Toxic Waltz” y un “Strike Of The Beast” con Wall Of Death incluido. Un concierto que fue de más a menos debido a las dificultades técnicas sufridas y que lastro a la banda hasta el final a pesar de las muchas ganas que les pusieron y lo comunicativo que estaba Souza. Una pena enorme, ya que eran enormes las ganas de verlos de nuevo en directo.

Y ya solo quedaba esperar a que salieran los artífices de esta gira, los americanos Testament liderados por un eterno Chuck Billy, con Eric Peterson y Alex Skolnick en las guitarras, Steve Di Giorgio en el bajo y Gene Hoglan en la batería. Y es que Testament es de las pocas bandas que organizan una gira un par de meses de editar nuevo disco, el anunciado “Titans Of Creation” que saldrá a la venta el próximo mes de Abril.

Comenzaron el show con el tema “Eerie Inhabitants” seguido de “The New Order” y del tema “The Persecuted Won’t Forget” demostrando un magnifico nivel de forma y con el sonido esperado para un concierto de esta categoría. El repaso a su carrera continúo con “Dark Roots Of Earth”, «The Preacher»,  “Last Stand For Independence” y “Throne Of Thorns” haciendo al personal disfrutar con cada tema que era coreado por los presentes.

Sin darse un respiro continuaron con “Brotherhood Of The Snake”, “The Pale King” y “Fall Of Sipledome”, tras el que abandonaron el escenario unos minutos para coger fuerzas después de un inicio demoledor que superó las expectativas generadas.

La banda retorno estrenando en directo en Madrid el tema “Night Of The Witch” perteneciente a su próximo “Titans Of Creation”, para afrontar ya la recta final con “Into The Pit”, “Practice What You Preach”, “Over The Wall” y despedirse de todos con “Disciples Of The Watch”, cerrando una noche de Thrash californiano que dejo a la gran mayoría del público contento con lo vivido, aunque los problemas técnicos sufridos por Exodus, no ayudo a que la noche fuera de sobresaliente, pero así son las cosas del directo.

Muchas gracias a los colegas que me acompañaron durante esta noche de auténtico Thrash Metal y a Resurrection Fest por las facilidades a la hora de cubrir este evento.

by: David Galeote

by: David Galeote

Especie protegida que responde al olor del lúpulo fermentado, navega entre la música clásica y el metal extremo, para amargura de sus sufridos vecinos.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Últimas entradas

Últimos comentarios

  1. Un millón de gracias a vosotros por compartir mi pasión. Seguiremos con las antenas parabólicas bien sintonizadas! Abrazo fortísimo, David.

  2. Maravilla de lista...muchos d ellos estarían entre mis 100 favoritos pero sería interesante saber los 200 q s quedaron fuera😆

Te puede interesar

Crónica de la tercera jornada del Mad Cool 2024

Crónica de la tercera jornada del Mad Cool 2024

Tercer día de Mad Cool 2024. Empezamos fuerte. Soy fan incondicional de BENJAMIN CLEMENTINE, su crisol de soul, ópera, jazz, rock y poesía me parece más que atractivo. A todo ello hay que sumarle esa voz que parece ser la heredera de Nina Simone. A pesar del tremendo...

Crónica de la segunda jornada del Mad Cool 2024

Crónica de la segunda jornada del Mad Cool 2024

Calor. Esta era la sensación que nos golpeó como una bofetada al bajar de la estación del cercanías en San Cristóbal industrial. Se mueve algo de viento, ese aire caliente que reseca los ojos en segundos. No pasa nada. Hoy toca Pearl Jam. La cantidad de camisetas del...

Crónica de la primera jornada del Mad Cool 2024

Crónica de la primera jornada del Mad Cool 2024

Ya sabemos cómo es esto de los festivales veraniegos: calor, "corre que no llego a ver a no sé quien" y el colega que se va por cerveza y nunca más se le vuelve a ver. Además puedes acabar con complejo de peonza que gira de un sitio a otro. Es lo que hay. Concentrar...

Pin It on Pinterest