Conciertos

CRÓNICA DE ANNIHILATOR + ARCHER NATION – 2/11/2019 SALA ROCK CITY (Almássera, Valencia)

Llegó la fecha, por fin iba a ver a Jeff Waters en directo. Y las expectativas no podían ser mejores porque todo lo que veía y leía era bueno. Jeff está en muy buena forma, con muchas ganas y rodeado de unos jóvenes que le dan el contrapunto a sus ya 53 años.

Como teloneros les acompañaban los californianos Archer Nation que, por diversos problemas con las entradas (recordemos que hubo Sold Out) y cumplimiento estricto de los horarios, no pudimos disfrutar en su totalidad. Pero lo poco que pudimos ver de ellos me hizo desear ver el set completo. Destacó por encima del resto la simpatía del guitarrista que hacía la vez de cantante y la brutal demostración de poderes de su batería, un auténtico pulpo tras los parches.

 

 

Apenas 15 minutos de cambio de trastos y arreglo del escenario, con un puñado de pipas que aceleraron el arreglo e hizo que Jeff y los suyos no se hicieron esperar. El recibimiento fue fantástico y lo primero que nos llamó la atención, como siempre que acudimos a la Sala Rock City, es el perfecto sonido que saca a las bandas que allí actúan. Era la 1ª vez que venían a Valencia y se lanzaron con un tema que pocos esperábamos, “Betrayed”, sacado del álbum homónimo de 2010, aunque luego nos volverían a recordar dicho redondo con “The trend”, un tema que Jeff dijo que hacía mucho que no tocaban.

 

 

La gente respondió muy bien, pero aquello se volvió loco cuando Jeff anunció que el segundo tema era “King of the kill” y empezó a comunicarse con el público. Porque una cosa con la que pocas veces se puede discutir es sobre el carisma y simpatía de Jeff, siempre sonriente y comunicativo. Los pogos y el circle pit montado en las filas anunciaba que iba a ser un gran noche.

Apenas recurrieron un par de veces al último trabajo de estudio de la banda, aunque a mi entender acertaron con los temas elegidos. “One to kill” y especialmente “Twisted lobotomy” sonaron brutales y conjugaron muy bien con la variedad que “Knight jumps queen” o “Tricks and traps” dieron al conjunto.

Evidentemente, los temas más reconocibles y clásicos como “Set the world on fire”, “Ultraparanoia” o “Phantasmagoria” son los que más locura levantaron entre el público, y consiguieron que los problemas que dio un bombo de la batería de Fabio al principio del bolo o los creados en la pedalera de Jeff por cerveza tirada por los borrachos de turno no fueran impedimento para que el concierto no parara de crecer. De hecho nos preguntábamos porqué, entre canción y canción, paraban unos segundos para esconderse en uno de los bordes del escenario y reaparecer casi inmediatamente. La energía y electricidad conseguida en cada tema era brutal, pero esos parones te dejaban casi helado y, sin embargo, conseguían volver a subir la intensidad casi a tope.

El final de la actuación ya fue sin frenos, sin parones, con un Jeff desbocado, haciendo chistes sobre el casi obligado parón para que los fans reclaman el retorno del combo a hacer los bises, así que se lo saltaron y empalmaron “Phantasmagoria” con 3 recuerdos al fallecido Randy Rampage, vocalista del álbum “Alice in hell”, rescatando “Burns like a buzzsaw blade”, “W.T.Y.D.” y cerrando el setlist con la ineludible “Alice in hell”, que dejó a la audiencia totalmente extasiada y feliz.

 

 

Jeff estuvo absolutamente brutal, demostrando porqué es considerado uno de los mejores guitarristas dentro del metal, con una variedad, soltura y maestría que dejaban claro que iba totalmente sobrado con las 6 cuerdas, acompañándolo con una proximidad, simpatía y continua conexión con la audiencia que lo hace muy cercano. De la banda que lo acompaña me gustó más la pareja que apareció al frente de la escena, pues Aaron y Rich estuvieron más entregados y metidos en faena que un Fabio Alessandrini que, tras el quit de la batería no mostraba ninguna emoción además de regalarnos uno de los solos de batería más sosos que he visto nunca.

Jeff anunció que está trabajando para montar una gira por el 30 aniversario de su álbum favorito de Annihilator con el cantante original de dicho trabajo, Coburn Pharr. Y es que “Never Neverland” es el disco favorito de muchos de los presentes esa noche. Esperemos que el sold out de esta noche sirva para que vuelvan a pasar por aquí.

[divider]ANNIHILATOR[/divider]

ANNIHILATOR son:

Jeff Waters: guitarra y voz

Aaron Thomas: guitarra y coros

Rich Hinks: bajo y coros

Fabio Alessandrini: batería

 

[divider]SETLIST ANNIHILATOR[/divider]

 

Intro: Ave satani

1.- Betrayed

2.- King of the kill

3.- No way out

4.- One to kill

5.- Set the world on fire

6.- Ultraparanoia

7.- The trend

8.- Schizos I & II

9.- Drum solo

10.- Twisted lobotomy

11.- Knight jumps queen

12.- Tricks and traps

13.- Phantasmagoria

14.- Nurns like a buzzsaw blade

15.- W.T.Y.D.

16.- Alison hell

[divider]ARCHER NATION[/divider]

ARCHER NATION son:

Dylan Rose: guitarra y voz

David DeSilva: bajo y coros

Keyhan Moini: batería

 

 

Comments (1)
  1. JaviMetal dice:

    Knight jumps queen no la tocaron. Lo que lanzó algún imbécil fue agua, no birra, pero igualmente, una jodienda para nosotros… Los Archer Nation, un grupo muy a tener en cuenta, menudo directazo colega…

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.