La banda y la CxS que hoy nos ocupan, gracias a la publicación de nuevo disco, son THE WELL con LISA ALLEY blandiendo su poderosísimo bajo…

 

 

 

Los The Well se forman en los albores de 2011 en Austin, TX, cuando su guitarrista, cantante y compositor principal, Ian Graham, es despedido de su anterior proyecto no tardando en encontrar su ‘alma mater’ creativa con la excelsa bajista Lisa Alley. Con un concepto bien cerrado y definido, meses después de su primer encuentro registran un primer single todavía espartano y limitado en recursos y personalidad, Seven (2012), que les permite empezar a dejarse ver en la escena más oscura y maldita de la Costa Este. En 2014 lanzan, por fin, su puesta en largo en ‘Long Play’ con Samsara (2014) que les consagra definitivamente al lado de bandas como Ruby The Hatchet, Wu Can, Lucifer, The Black Wizards, The Oath o Electric Citizen, formaciones todas ellas amantes de lo oscuro y lo pagano, de lo pecaminoso y lo prohibido, del sufrimiento espiritual impostado y el ‘dolor’ religioso.

A finales de 2016 lanzan su segunda colección de ‘tinieblas’, Pagan Science (2016), con el que se reafirman en su pesada y machacona propuesta a medio camino entre un correoso y obsesivo Stoner Rock y el Doom más pesado e inquietante onda Black Sabbath, Blue Cheer, Pentagram. El sonido de la banda es absolutamente espectacular, ominoso y oscuro, envolvente e hipnótico gracias a unos infectos riffs de elaboración setentera por parte de Graham y unas obsesivas y reptantes líneas de bajo que a saber de qué parte del Averno se las saca Lisa Alley que puede parecer que pasa desapercibida pero que tiene más importancia de la que, a priori, se le presupondría a una bajista en este estilo musical de guitarras hiper-saturadas y baterías ampulosas.

Pasemos sin más preámbulos al tercer disco de los de Texas. Titulado acertadamente Death and Consolation (2019), es el disco de consolidación absoluta de The Well tanto en calidad y diversidad en composiciones como en producción y arreglos. No tengo la menor duda. También os tengo que decir que es su disco más personal ya que la serie B y el jugueteo con el Diablo de trabajos pretéritos se echan a un lado para dejar paso a las trágicas vivencias con la muerte y el sentimiento de ausencia y pérdida que Ian Graham sufrió el año pasado. Aunque líricamente el concepto haya cambiado ‘a la fuerza’, sonicamente la banda está enorme y cuando digo ‘enorme’ me refiero al muro de sonido gigantesco que generan bajo, guitarra y batería. Las influencias a sus amados clásicos siguen presentes aunque no sean tan evidentes caso de «Sabbah», el rescate del ‘sabbathico’ «Act II» de su single debut o «Cup Of Peace» con cierto deje Joy Division en medio de la calma tensa y el suspense ‘doom’ generados. Los temas que más se te van a quedar en un principio y que más van a levantar a sus acólitos en concierto son el sorprendentemente accesible «Raven» de cadencia y estribillo imbatibles, el mencionado «Sabbah», la setentera «Eyes Of A God» (tan Kadavar ella…) o el irónico y desengañado «This Is How The World Ends» imbuido de fuzz infernal desértico y con Graham sacando todas sus miserias y ralladas existenciales. Es obvio hablar de Lisa Alley en este trabajo, tanto para bien como para mal; por la parte positiva hay que destacar su protagónica presencia instrumental en «Death Song» pero sobre todo en «Freedom Above» en donde marca el paso en primer plano tanto con las cuatro cuerdas como, por momentos, vocalmente en los coros. Por la parte negativa, sinceramente, sería de agradecer que cantase algún tema en solitario pues su voz encaja como un guante en las composiciones dinamizando el tracklist y variando el registro ‘Ozzy’ que casi siempre propone Ian. AQUÍ os dejo el link a la website de Criaturas para ampliar conocimientos oscuros…

 

 

 

 

THE WELL - DEATH AND CONSOLATION (2019)
9Nota Final
Puntuación de los lectores: (0 Votes)
0.0

Sobre El Autor

Pupilo Dilatado

¡Pupilo Dilatado ante todo! Licenciado en Bellas Artes y profesor en secundaria de 'marías' audiovisuales en la provincia de Castellón, ¡hasta aquí lo serio!, je,je, pero lo que uno lleva dentro es la melomanía enfermiza, mis manías bizarras, morbosas, iconomaníacas y 'fanzinerosas', mi alma rock'n'roller hasta la médula y una obsesión generosa por las Pin-Ups de otra época. Para acabar, soy hijo del 'Popu' y bastardo del "Appetite for Destruction"... aunque me derrita con Madonna y Shirley Manson (Garbage). También se me puede encontrar en mi blog

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.