Hace décadas que vimos en el Teatro Lara de Madrid las “Obras completas de William Shakespeare (abreviadas)” en un montaje con Javier Gurruchaga. Una hilarante producción donde solo tres personajes iban pasando de una tragedia a otra de un soneto a otro hasta desembocar en Hamlet en un minuto. Una de las comedias teatrales con las que más nos hemos reído y que no hemos podido evitar al ver este “Hamlet” creado por la compañía portuguesa “Companhia do Chapitó”.

 

 

Ya desde su reclamo que presentan como una inadaptación de “Hamlet” sabemos que la broma y la gracia van a estar presentes en los ochenta minutos de duración (tal vez algo más) en los que llevan la tragedia del príncipe danés a un edificio de altos ejecutivos donde se desarrollarán el funeral del padre, la aparición fantasmal, la boda del nuevo director general, el avaro Claudio, con la viuda Gertrudis, el suicidio de Ofelia y el combate final con Laertes. Todo plagado de humor negro, con muchísimo movimiento por el desnudo escenario y cuatro actores que se van intercalando los diferentes roles (Hamlet, Ofelia, el fantasma del padre, Claudio, Gertrudis, Laertes u Horacio, entre otros).

 

 

Su humor es físico y gestual, en la línea del “slapstick” que tanto triunfó en el cine mudo y que grupos como Tricicle, en España, han elevado a la categoría de arte. El desarrollo de este “Hamlet” nos pareció irregular, yendo de menos a más, pues se tarda un tiempo en sumergirse en lo que nos están ofreciendo, con algún brillante golpe aislado como confundir el espíritu del difunto con el aire acondicionado pero a partir del “ser o no ser”, con la intraducible coda posterior de “estar o no estar”, todo se convierte en una brillante “bufonada”, con momentos desternillantes como la muerte de Ofelia, el diabólico plan de Claudio jugando al billar o el final con la muerte de todos los personajes, envenenados con aceitunas en el “Dry Martini”.

 

 

Los directores escénicos son José Carlos García, Cláudia Nóvoa y Tiego Viegas. Este último reservándose un papel junto a unos inspirados Jorge Cruz, Susana Nunes y Ramón de los Santos, que con sus caras, gestos y onomatopeyas consiguen hacer reír a un Gran Teatro Falla al que se le vio disfrutar con las constantes bromas. Además tuvieron el detalle de sacar en la ovación final a Pepe Bablé, en su despedida como responsable del F.I.T. y de traer el estreno en castellano, pues el original está pensado en portugués. En ello, no se puede poner ningún pero, ya que con muy pocos elementos consiguen conectar con el público, ya que, como hemos comentado un poco más arriba, el escenario se encuentra completamente desnudo y el juego de luces es bastante pobre, por lo que se puede representar en casi cualquier teatro, por pequeño que sea.

 

 

El vestuario consiste en unos trajes de ejecutivo y un montón de corbatas que sirven para casi todo, desde cruz en una tumba, teléfonos móviles, espadas, tarjetas identificativas o monóculo, entre otros muchos objetos. Ello les permite crear una “astracanada”, que tiene sus mejores momentos en el humor absurdo. De hecho, el gran momento llega con una escena de metateatro, donde Ofelia llora pero no termina de convencer su llanto a Hamlet, que se transmuta en director aconsejando a la actriz como debe hacerlo como si de un ensayo se tratase, además iluminando el fondo para que veámos que no hay nada, ya que el resto al encontrarse sumido en la oscuridad parece una pared o telón negro. Un “divertimento” que sigue demostrando la capacidad de ofrecer géneros distintos que tiene este Festival Iberoamericano de Teatro de Cádiz.

 

 

 

Fotografía cortesía de Silvia Salado

 

 

by: Jose Luis Diez

by: Jose Luis Diez

Cinéfilo y cinéfago, lector voraz, amante del rock y la ópera y ensayista y documentalista con escaso éxito que intenta exorcizar sus demonios interiores en su blog personal el curioso observador

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Últimas entradas

Últimos comentarios

  1. Maravilla de lista...muchos d ellos estarían entre mis 100 favoritos pero sería interesante saber los 200 q s quedaron fuera😆

Te puede interesar

Mátame, Taylor

Mátame, Taylor

 Lo de esa máquina de hacer dinero llamada Taylor Swift es algo inaudito en la historia. Hay quien dice que su fama es mayor que la que tuvo Michael Jackson en los 80. Palabras mayores. Ahora la popularidad ya no se mide por la venta de discos sino por el número de...

Hablemos claro  sobre Angry, el nuevo single de The Rolling Stones

Hablemos claro sobre Angry, el nuevo single de The Rolling Stones

Seis décadas de rock, excesos y éxitos imperecederos avalan a The Rolling Stones. Sus satánicas majestades son historia viva del rock y una máquina imparable de dinero que ni las deserciones ni la muerte pueden detener. Nadie discute su pasado ni su innegable mérito....

COLDPLAY, pero también PETER GABRIEL /IO

COLDPLAY, pero también PETER GABRIEL /IO

Ahora sólo se habla de las cuatro noches que estań haciendo COLDPLAY en Barcelona, en su gira MÚSICA DE LAS ESFERAS, que es también el título de un antiguo álbum de MIKE OLDFIELD.que en su día se presentó en el Museo Gundheim de Bilbao... Bajo la atenta mirada de TINA...

Pin It on Pinterest