Nota: 85

El mejor secreto guardado del rock se llama Steve Gunn, y en este 2019 ve la luz posiblemente uno de sus mejores discos a día de hoy. Los nueve temas que componen “The Unseen In Between” abordan desde la muerte, a las expectativas que nos hacemos de nuestras vidas, todo ello encapsulado en una burbuja de aire puro, melancolía y alegría en un justo equilibrio, que al acabar el disco lo que necesita el oyente es escucharlo una vez mas.

Un trabajo que destila delicadeza en cada surco, discreto, sin aspavientos innecesarios para dejar a la parroquia con la boca abierta, pero si uno oye con atención se percata que Gunn puede hacer lo que le venga en gana con su guitarra, pero prefiere que sea la canción en la que recaiga todo el peso.  Su voz parece que proviene del mas allá, suave y dócil acariciando tus sentidos acompañada siempre de una instrumentación acústica y eléctrica fantasmagóricas pero embriagadoras.

“The Unseen In Between” está mas cerca de los primeros discos de Ryley Walker que de los discos de William Tyler y Daniel Bachman que definitivamente son mas “guitars solis”. Tanto Gunn como Walker van por otra senda, cercana pero con otro paisaje. Este es un disco muy emocional, sus melodías reconfortan, arropan lentamente y apaciblemente el alma del oyente, pocos consiguen este logro sin caer el lo empalagoso y lo fácil.

Steve Gunn nacido en Pennsylvania se va asemejando cada vez mas a un Michael Chapman del siglo XXI, sus fascinantes filigranas con la guitarra siempre elegante, sabiendo medir sus virtuosismo para no lastrar la composición, son el perfecto relevo de ese genio que es Chapman. “The Unseen in Between” es posiblemente su disco más accesible, lejos de la experimentación, el de la plena madurez, un trabajo que suena cercano a la naturaleza con la mirada lejana a los recuerdos que encierran las grandes urbes, música que acompaña perfectamente las almas olvidadas, dándole un pequeño empujón de esperanza con el calor humano que desprende cada tema.

Steve Gunn – The Unseen In Between

by: Laurent Berger

by: Laurent Berger

Tsi – Na – Pah estudió Bellas Artes y más tarde cocina. Actualmente recorriendo Andalucía vendiendo y comprando viejos vinilos. Apasionado del rock progresivo y del rock americano de los setenta. Colaborador en distintas revistas musicales y tiendas de música en la época donde se vendía música de verdad.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Últimas entradas

Últimos comentarios

  1. Maravilla de lista...muchos d ellos estarían entre mis 100 favoritos pero sería interesante saber los 200 q s quedaron fuera😆

Te puede interesar

Aeons – The Ghost Of What We Knew

Aeons – The Ghost Of What We Knew

Con esta amplia disponibilidad de música que tenemos actualmente y los que huimos de los logaritmos que tienen las plataformas digitales a la hora de recomendar música según lo que escuchamos, siempre nos llevamos una buena sorpresa cuando nos llega una banda nueva,...

Kinki Boys – El país de las maravillas

Kinki Boys – El país de las maravillas

Está feo juzgar un libro por la portada, y más que lo diga yo (aunque la portada de Candelarias de la Virgen es magnífica), pero hay portadas que dicen mucho. El flamante nuevo disquito de los Kinki Boys pone una foto de lo que parece el centro de una ciudad, casas...

Los Deltonos – Evolución

Los Deltonos – Evolución

A la vez que surgen callos en las manos y canas en el pelo, uno se va dando cuenta de que no existe necesidad de perderse en rodeos o tratar de emular ser otro para decir lo que se pretende, por miedo a salirse no ya del patrón auto establecido, sino de aquel donde...

Holycide – Towards Idiocracy

Holycide – Towards Idiocracy

Cuando hablamos del Thrash Metal actual de nuestro país, los primeros nombres que nos vienen a la cabeza son Angelus Apatrida y Crisix, pero el tercer lugar en el cajón suele estar muy discutido dependiendo si te decantas por el Thrash más suave o prefieres el más...

Falefou – FOUNKYFLEXION

Falefou – FOUNKYFLEXION

Hay ocasiones en las que uno tiene que desactivar el cerebro. No sé al resto del mundo, pero a mí me pasa cuando me ataca el síndrome del impostor. Tengo todo el tiempo la sensación de ser un bocachancla, de hablar por hablar dándome ínfulas, y cuanto más lejos estoy...

Pin It on Pinterest