Unos nietos se reúnen en una tarde noche que amenaza lluvia en torno a su adorado abuelo rogándole que les cuente algunas de la historias de su vida sabedores de que la suya no ha sido una vida usual. Como cohibido, al principio de su relato su voz empieza bajita pero amable, propia de su edad, narrando sus vivencias, sus historias, sus frutos aunque en ocasiones se va por las ramas por la emoción haciendo perder la paciencia de alguno, pero sus sucesos tienen demasiada grandeza, pasión, e inmortalidad que mantiene embobados a quienes lo escuchan, sobre todo cuando poco a poco sus palabras van ganando en emoción.

Dan Penn mas que un concierto al uso ha ofrecido esa descrita escena que pudiera resultar familiar. Frases e historias con momentos épicos Nobodys Fool,I, m your Puppet, Keep on Talking, Do Right Woman… realzados por preciosos adornos de cuerdas y coros que acompañaban con cariño a la cansada voz de Penn. Aproximadamente una docena de esos relatos que parecen imposibles de suceder, pero que para nuestra gracia son ciertos fueron regalados para aquellos que lo supieron entender.

Mas que un concierto como tal lo que ha acontecido ha sido un homenaje y recuerdo a la música del Alma y de Dios a través de las palabras e imágenes de su mas grande creador.

Y tras la despedida de Penn llegarían, siguiendo el símil los parientes alborotadores que alteran la quietud familiar con su animo de fiesta, The Masqueraders, honorables representantes del soul de armonías vocales que, con su contagiosa vitalidad y su northern soul, pusieron en danza a los asistentes siendo un buen colofon a una jornada histórica, pues no olvidemos que Dan Penn raramente se nos muestra cara al publico y menos aún con banda.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.