NIGHTINGALE – Hard Rock Live

Publicado el 08/09/2018 | por Carlos Tizón | Opinión, Reviews
Valoración
85

En estos días de oscuridad es curioso como grandes músicos cuyo overstock de creatividad les hace desbordarnos con su talento a través de diferentes proyectos se mueven en un nivel que no se cuela entre las abonadas ventanas del mainstream. Uno de esos casos es el de Dan Swano, involucrado en mil y unas historias con las que nos hace disfrutar, mostrándose en distintas tesituras según el momento. Nightingale es uno de sus proyectos junto a su hermano Dag, y lo que tenía que ser una especie de escapada de sus bandas habituales lleva ya en su haber siete discos de estudio y este primero álbum en directo grabado en el Rock Hard Festival alemán en 2016. La música de Nightingale se podría encuadrar dentro del metal progresivo aunque para ser más exactos, deberíamos hablar de hard rock progresivo. Este directo es un caramelo para disfrutar en el paladar y no solo de aquellos más exigentes. Estamos hablando de un puñado de grandes canciones, donde la melodía lucha junto al virtuosismo instrumental, con los teclados de Dag como protagonistas y los continuos cambios que nos presenta cada canción como una invitación a no dejar de prestar atención ni un solo segundo.

Nueve canciones a las que da inicio “Nightfall overture” con su característico riff y ese sonido majestuoso que posee. “A raincheck on my demise” es otra demostración de clase y estilo. Siguen con “Hideaway” de su primer disco y cuya melodía me atrapó desde la primera vez que la escuché hace ya mucho tiempo. Esos teclados suenan de maravilla. Y del primero al último, “Forevermore” de su de momento último paso por los estudios de grabación llena el ambiente con la grandilocuencia de los teclados y el marcado riff de guitarra. “Into the light” con sus hechuras heavys suena ante un público vociferante. De nuevo ese eterno dúo guitarra/teclado mantienen un alto duelo. “Chasing the storm away” es una jodida maravilla melódica en la que sale a relucir su faceta más aor. Recuerdan los primeros tiempos de Nightingale mientras presentan “Revival” en la que su riff te pone de pie al instante para disfrutar de otra gran canción. La hard rockera “Steal the moon” es la siguiente en sonar y nos lleva hasta “Black tears” que con su potencia pone punto y final a este directo. Un muy buen disco de una banda enorme como es Nightingale.

Sobre el autor

Licenciado en el arte de apoyar el codo en la barra de bar. Comencé la carrera de la vida y me perdí por el camino, dándome de bruces con el rock and roll. Como no pude ser una rock star, ahora desnudo mi alma cual decadente stripper de medio pelo en mi blog, Motel Bourbon.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.