Crónica del Party Hell´s kitchen fest II

Publicado el 30/09/2018 | por David Galeote | Conciertos

El pasado 29 de Septiembre mientras la gran mayoría de la gente se reunía frente al televisor de casa o de algún bar para ver otro enésimo derbi de la capital, la promotora RMG nos proponía una alternativa con un cartel de cuatro grupos en la renovada sala We Rock, que va comenzando acoger conciertos como ya hicieron en el pasado en su antigua ubicación. Toda una invitación que no podíamos olvidar.

Con una excelente puntualidad en eventos de este tipo donde el retraso suele empezar en el inicio y cuando ya en la sala nos encontraríamos medio centenar de personas, subieron al escenario los alcorconeros y mostoleños Hora Límite, veterana banda madrileña que lleva 10 años demostrando su pasión por el rock y que van afinando las guitarras ante la salida de su segundo disco para Octubre. El quinteto encabezados por voz femenina, dos guitarras, bajo y batería comenzaron su actuación enganchando los temas “Todo Lo Que Pienso” y “Diferente” con unas ganas de agradar al público desde el principio, aunque el sonido algo más potente de la batería sobre el resto de los integrantes de la banda, sobretodo de la voz  a la que le hubiera subido unos decibelios para que sobresaliese, era un lastre que solventaban con los aplausos de sus más conocidos que se encontraban apoyándolos. Continuaron su concierto con “El Plagio De Bon” y nos presentaron una de las canciones que formara parte de su próximo disco con igual título “Resultado De Un Error”. Continuaron con “La Ilusión” antes de tocar la versión “Días De Escuela” de Asfalto que suelen incluir en sus conciertos. Ya en la recta final de su actuación le llegó el turno a “Cuerdo O No” para intentar despedirse con los temas “Matar Lo Muerto” y “Todo Lo Hago Por Ti” pero ante la insistencia del público y tras preguntar si disponían de tiempo a la organización, despedirse definitivamente interpretando “Lárgate” fuera del set list pensado. Rock and roll de la vieja escuela de los 80 mezclados con las ilusiones de una cantante que va fogueándose en el grupo mientras se va aprendiendo del todo las canciones y no tiene que recurrir a una libreta en el suelo con la letra.

Tras un cambio rápido de material, los siguientes fueron los mallorquines Psideralica y su apuesta por el Rock Industrial Gótico. En medio de su gira Europea presentando su segundo trabajo “Trinitite”, fue toda una sorpresa para la mayoría de los presentes, entre los que me incluyo por su profesionalidad en el escenario y hacernos vibrar con un estilo que no se suele prodigar mucho en estos eventos. Comenzaron su actuación con el tema “This Is My Life X”, “ReEvolution” y “In A While” pertenecientes a su reciente trabajo editado en el 2016. Magnifico sonido para los cuatro miembros de la banda con sonido de sampler pregrabados destacando la voz de Lady Marian, con un Toni Kernel en la sombra con su gorra de plato y una desatada Silvia Panic que ha transformado el sonido del grupo en más agresivo tras su incorporación tras la salida del teclista del primer disco. El batería que les acompañaba supongo que sería un fichaje para la gira, ya que no era el Nak Prime, pero no dieron información sobre ello. Siguiendo con el concierto, el siguiente tema en interpretar fue una versión del tema “We´re In This Together” de los americanos Nine Inch Nails. “Trinitite” tema que da título al disco y que está disponible como videoclip, “Toxic Skin” y “Like A Shark In Black Water” fueron los otros temas que tocaron de su último disco, para a continuación hacernos saltar con una versión no tan discotequera de “Omen” del grupo británico The Prodigy y dejando para el final “Get Out Of My Life”, la sensual “My Toy” y “Disturbing Dreams”, estas tres de su primer disco “Neophobia?” del 2010 ganándose el aplauso y los elogios de todos los que se acercaron para hablar con ellos. Una banda nacional que ahora en Noviembre tocara por Belgica e Italia pero que volverán a tierras españolas participando en el Deseo Metal Rock Festival del 1 de Diciembre en Murcia. Muy recomendable para la gente abierta de estilos musicales.

Los siguientes en aparecer sobre el escenario de la sala We Rock fueron los londinenses Die Kur, que llevan dándole al metal industrial desde finales del siglo pasado, y que se presentaban en Madrid con un formato reducido de solo cuatro componentes pero que demostraron una profesionalidad y suplieron a la perfección a los músicos que les faltaban. Con la presencia en primer plano de un pequeño sintetizador y un Theremin, y con una pantalla tras la batería para ir emitiendo diversos vídeos con cada tema, la banda inicio su descarga con “M” y “Antiphon” enganchadas para continuar con “It Must Be (Destroyed)” y “Primary Fear”. Con un sonido contundente de la guitarra y el bajo en contraposición a los momentos donde se quedaban solos el sintetizador o soleaba el Theremin, constantemente acompañados de la batería que regulaba su sonoridad dependiendo del momento, la banda dio una muestra de su enorme calidad que entusiasmo a los que seguramente les descubrimos esa misma noche, mientras su cantante Ays Kura daba las gracias en castellano y volvía al inglés para mostrar su ilusión por estar con nosotros. Continuaron su actuación con “The Legacy Of The Fox”,”Raise Hell” y “360º” sin perder la sonrisa en ningún momento. Solo parando para comentar algún detalle entre ellos siguieron con el amplio repertorio que les da cuatro discos de estudio, tocando el siguiente orden de temas: “Hymenoptera”, “Radio Waves”, “Village Of The Damen”,”New Era”, “Servants Of The Netherworld”, “Conceptualising The War Machine”, “The Leader Of Zeros”, “Composing A Manifesto” y despidiéndose con “Beneath The Waves” en una actuación soberbia con la que seguro se ganaron algún fan más. Búscalos y dales una oportunidad, que seguro te sorprenderán.

Y para terminar la noche, pero no por ello los menos importantes, les llegó el turno a Hösten, madrileña banda que desde el 2012 van ganándose adeptos a su mezcla de Hard Rock y Heavy Metal con voz femenina. El quinteto se subio al escenario con muchísimas ganas comenzando con “Hooked” donde el bajo se comía a los demás instrumentos pero que se fue solucionando con “Anger Within” aunque la voz de Desi sonaba demasiado estridente en los agudos, pero con mucha potencia. Arropados por muchas camisetas del grupo continuaron con “The Fallen”, “Aisha” y “Oblivion”. “The Roots” precedió a la siempre en su repertorio versión del grupo The Cranberries “Zombie” muy coreada por los presentes. Ya en la recta final de su actuacion y mientras la sala iba recibiendo a gente que acudía que venía de otros bares, siguieron con “Harvest Time” y “Hunter Becomes Prey” para despedirse con los temas “On My Way” y “Eye Of The Time”, a pesar de las peticiones de un tema más, pero no había tiempo para más. Profesional banda que hizo las delicias de los que llevábamos allí desde el principio y de los que iban llegando.

Enhorabuena a la organización por un trabajo bien hecho y a la sala por unas instalaciones que permiten dar buenos conciertos sin ser expulsados acabado el evento.

Sobre el autor

Especie protegida que responde al olor del lúpulo fermentado, navega entre la música clásica y el metal extremo, para amargura de sus sufridos vecinos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.