Estamos ante, posiblemente, el mejor resurgimiento de entre las bandas de heavy metal clásico. Primero fue Blood Of The Nations. Después,Stalingrad. Tornillo se ganó al público y, poco a poco, han ido escalando posiciones perdidas hasta llegar a ofrecer, según se comenta, uno de los mejores conciertos del Wacken 2014. Blind Rage no es la confirmación de «bla bla bla», es un discazo más, el tercero de una trilogía que, pienso, representa la esencia del heavy clásico tal y como debe sonar hoy día.

Blind rage es un compendio de veteranía y buen hacer. Wolf Hoffmann se las sabe todas; es un viejo zorro, capaz de componer riffes de infarto, a la altura de sus propios clásicos y los de la competencia. Wolf suena a Painkiller, pero también a Balls to the Wall y Metal Heart, nunca perdiendo buenas costumbres, como lo son puntear partituras clásicas. No creo que haya ningún metalero de nueva remesa capaz de lanzar un pepinazo como «Trail Of Tears», a pesar de haberlos escuchado similares a puñados. Y menos, riffes tan afilados y todoterreno como los de «Dying Breed» o «Fall Of The Empire», a los que una producción centrada en reducirlo todo a lo básico, con pocos alardes y que potencia el interior de la máquina ayuda a esclarecer.

Esa producción, a cargo de Andy Sneap, quien tan buen trabajo hiciese en los dos anteriores, es la culpable de algunos coros épicos que ni Manowar en sus mejores tiempos -«Wanna Be Free», un himno, o «Stampede», para que le echen de comer aparte-, de un sonido de guitarra descomunal, y seguramente, de lo más difícil: una base rítmica que casi me echa la casa abajo. Un combo de batería y bajo que suena a bombardeo, cobrando este último un protagonismo en algunos tramos que quita el hipo.

A Mark Tornillo ya lo conocemos, y suena tan crudo como en directo. Una garganta descarnada, una voz que suena a cristal rayado con arte. En Blind Rage se luce en todo el esplendor que sus registros le permiten, cantando con mucha personalidad, acoplándose como si siempre hubiese sido la voz de Accept. Enorme en todos los temas, destacando en «200 Years», la melódica «Wanna Be Free» o la elocuente y muy clásica «Bloodbath Mastermind». Aunque, el verdadero protagonista del disco no deja de ser el sonido de guitarra, hipnótico al oído.

Una hora de estampídico heavy metal alemán, del mejor que se ha hecho, sonando a banda del S. XXI sin artificios. Blind Rage suena crudo como el directo y potente como un saco de bafles. Un álbum para reconciliarse con el heavy metal que te había aburrido hace años.

ACCEPT – Blind Rage: para reconciliarse con el heavy

by: Edgar

by: Edgar

A la música le dedico la mayor parte de mi tiempo pero, aunque el rock me apasiona desde que recuerdo, no vivo sin cine ni series de televisión. Soy ingeniero informático y, cuando tengo un hueco, escribo sobre mis vicios. Tres nombres: Pink Floyd, Led Zeppelin y Bruce Springsteen.

2 Comentarios

  1. Alex Palahniuk

    Más melódico que los dos anteriores pero para nada baja el listón. Sí es cierto que Tornillo está más comedido, pero es que en los dos anteriores hizo un trabajo sensacional. Yo lo veo un ‘Russian Roulette’ moderno.

    Gran entrada, Edgar. ¡Un abrazo!

    Responder
  2. Rafa Puertas

    Enorme entrada Edgar!!!
    Suscribo punto por punto y coma por coma todo lo que has escrito, es un pedazo de albúm, una animalada metálica y un sonido afilado, potente, rotundo, brutal…. Ese Hoffmann es un metal hero pero de los de verdad, de los grandes, y Tornillo esta simplemente perfecto.
    Me muero de ganas de verlos ya en La Riviere, se viene la Stampede……….

    Abrazo tron, y otro grande para el Master.

    Responder

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Últimas entradas

Últimos comentarios

  1. Maravilla de lista...muchos d ellos estarían entre mis 100 favoritos pero sería interesante saber los 200 q s quedaron fuera😆

Te puede interesar

JM Conejo – La eterna juventud

JM Conejo – La eterna juventud

Hay gente que resulta inspiradora. Su mera presencia, estén a tres metros o a mil kilómetros, resulta un acicate, una motivación para mejorar, para afinar, en mi caso, las letritas que junto. Josemari es una de esas personas. Anda en plena cresta de la ola con Zoo!,...

Aeons – The Ghost Of What We Knew

Aeons – The Ghost Of What We Knew

Con esta amplia disponibilidad de música que tenemos actualmente y los que huimos de los logaritmos que tienen las plataformas digitales a la hora de recomendar música según lo que escuchamos, siempre nos llevamos una buena sorpresa cuando nos llega una banda nueva,...

Kinki Boys – El país de las maravillas

Kinki Boys – El país de las maravillas

Está feo juzgar un libro por la portada, y más que lo diga yo (aunque la portada de Candelarias de la Virgen es magnífica), pero hay portadas que dicen mucho. El flamante nuevo disquito de los Kinki Boys pone una foto de lo que parece el centro de una ciudad, casas...

Los Deltonos – Evolución

Los Deltonos – Evolución

A la vez que surgen callos en las manos y canas en el pelo, uno se va dando cuenta de que no existe necesidad de perderse en rodeos o tratar de emular ser otro para decir lo que se pretende, por miedo a salirse no ya del patrón auto establecido, sino de aquel donde...

Holycide – Towards Idiocracy

Holycide – Towards Idiocracy

Cuando hablamos del Thrash Metal actual de nuestro país, los primeros nombres que nos vienen a la cabeza son Angelus Apatrida y Crisix, pero el tercer lugar en el cajón suele estar muy discutido dependiendo si te decantas por el Thrash más suave o prefieres el más...

Pin It on Pinterest