GREYFELL – HORSEPOWER (2018)

Publicado el 26/01/2018 | por Pupilo Dilatado | Opinión, Reviews
Valoración
75

LA MALIGNA 'ARENA' PROVENIENTE DE FRANCIA...

No tenía pensado comenzar con el Stoner 2018 hasta febrero pero la actualidad manda, dicta, y me he sentido tentado por Baphomet y por el ‘desierto’ a la hora de proponeros al combo francés del que hablaremos hoy. Además, a pesar de que me queden muchas cosas pendientes de 2017 (demasiadas quizás…) uno no puede dejar de ser tentado por las novedades que ya empiezan a asomar este año y que suponen un morbazo absoluto, no sólo por la categoría de las bandas, sino también por la calidad inherente a las mismas y que se sigue confirmando en los discos de 2018 que llevo hasta ahora escuchados. Al grano muchachas/os, bajemos al más fétido de los infiernos en donde la arena desértica no es amarilla, es jodidamente ROJA. Con todos ustedes, los franceses de RouenGreyfell

¿De verdad puede existir un ‘Rey de la Xenophopia’?…


 

Vía Atypeek Music me llega este combo del país vecino con una propuesta poderosísima a la par que hipnotizante. Los Greyfell se forman en 2014 por Clément (guitar), Thierry (drums), Boubakar (vocals, bass) y Hugo (keyboards) y son la facción ‘armada’ y reaccionaria de Soza Collective, un colectivo reaccionario que defiende la cultura en general por encima de la política y los poderes fácticos. En 2015 lanzan su primera colección de ‘Pecados Capitales’, I.GOT.THE.SILVER. Vol. 1 que ya nos pone sobre la pista de los exigentes pasajes por donde nos quieren hacer transitar con un Stoner Doom de cierto toque Black Metal en la línea de Type O Negative o Sleep con una intensidad maligna e inquietante. Su nuevo trabajo, editado hace tan sólo diez días, amplía sus credenciales, los hace más fétidos y gigantescos acercándose a los italianos Ufomammut, y es que musicalmente hablando son un ente impenetrable y hermético con riffs inabarcables, un bajo atronador, unos teclados pecaminosos y unos parches aplastantes. La voz de Boukavar es, paradojicamente, un contraste necesario ante tanto castigo del infierno con un registro melódico aunque, por momentos, se llena de dolor, lamento y tortura. No podría definir todos los temas más allá de lo ya expuesto, eso no quiere decir que estemos ante un disco lineal y aburrido, para nada, pero el castigo auto-infringido se disfruta con placer si estás dispuesto a ello. Yo me quedaría con el exigente y torturador “Spirit Of The Bear” y con el más Stoner Heavy Psych “King Of Xenophobia” que mola mucho por sus contrastes calma/tormenta.

Me han gustado mucho estos Greyfell, os lo aseguro, el perfecto bálsamo para soportar la rutina diaria…

 

 

Intensos es quedarse en la superficie del puto adjetivo…

 

 

¡¡¡Presígnate!!!…

 

Sobre el autor

¡Pupilo Dilatado ante todo! Licenciado en Bellas Artes y profesor en secundaria de 'marías' audiovisuales en la provincia de Castellón, ¡hasta aquí lo serio!, je,je, pero lo que uno lleva dentro es la melomanía enfermiza, mis manías bizarras, morbosas, iconomaníacas y 'fanzinerosas', mi alma rock'n'roller hasta la médula y una obsesión generosa por las Pin-Ups de otra época. Para acabar, soy hijo del 'Popu' y bastardo del "Appetite for Destruction"... aunque me derrita con Madonna y Shirley Manson (Garbage). También se me puede encontrar en mi blog

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *