PSYCHEDELIC WITCHCRAFT – SOUND OF THE WIND (2017), La Sacerdotisa VIRGINIA MONTI te conmina a escuchar ¡el inquietante sonido del viento!

Publicado el 04/12/2017 | por Pupilo Dilatado | Opinión, Reviews
Valoración
95

Diciembre ya está aquí, el año se acaba y hay que ir dando salida a las Criaturas que están escribiendo un papel determinante en este 2017 como en el caso de nuestra protagonista de hoy, Virginia Monti, con la reseña de su nuevo disco con los Psychedelic WitchcraftSound Of The Wind (2017). Ya os ofrecimos en exclusiva para Rock, The Best Music hace unas semanas una suculenta y reveladora entrevista con la citada confesando muchos detalles, sensaciones y secretos del que ya puedo afirmar, es el mejor disco de los florentinos en todos los sentidos terrenales y extra-terrenales, divinos y algo más demoníacos… Te aconsejo que la leas porque Virginia da entre otras, muchas explicaciones sobre la génesis de su banda.

Dejemos paso pues a los ‘Señores de la Guerra’ comandados por la ‘faraona’ del Occult Rock, una canción que no te dejará indiferente. ¿A qué esperas? ¡dale al play!

 

 

 

 

Formados en 2015 por la sacerdotisa florentina Virginia Monti (vocals), Riccardo Giuffrè (bass), Jacopo Fallai (guitar) y Mirko Buia (drums), no tardan en sacar un muy interesante E.P. con dos ‘instant classics’ como “Angela” y “Black Magic Man” en donde dejan bien claro que lo suyo es el psychedelic blues y el doom tranquilito, no sin ciertas reminiscencias a las composiciones más cenizas de Kurt Cobain. Un año después la banda edita The Vision (2016) centrándose definitivamente en el Vintage Rock, la psicodelia y el Stoner Doom más retro confirmando lo que ya apuntaban con sus primeras canciones, es decir, una vocalista y compositora decidida y convencida a llevar sus oscuros mandamientos a través de una voz realmente epatadora y magnética y una banda con un sonido sin estridencias ni muros de sonido aplastantes pero con una personalidad y creatividad fuera de serie. A principios de año se sacan Magic Rites And Spells (2017) que no es otra cosa que la recopilación de sus singles y E.P. al haber sido fichados por el sello Listenable Records conteniendo un irresistible nuevo tema-gancho como “Come A Little Closer” que se convertía en la antesala ‘ácida’ de lo que estaba por llegar diez meses después.

 

 

Si aquí ya hemos cubierto tres pesos pesados en este tipo de música como The Black Wizards, Ruby The Hatchet y Wucan con sus respectivos lanzamientos este año, faltaba el cuarto jinete del apocalipsis ácido y ocultista. Es hora de hablar de Sound Of The Wind (2017). En líneas generales nos encontramos delante del trabajo más rico y diverso de los de Florencia. Virginia Monti y sus acólitos se han marcado una colección de canciones sublime y muy sólida, con mucha intencionalidad bluesy y enriqueciendo su música de nuevas sonoridades sin perder ni un ápice de su personalidad. El exótico y acústico “Maat” abre la oscura pero atractiva senda para darnos de bruces con el primer clásico de la banda, el tremebundo y machacante Stoner Blues Doom de “The Lords Of The War”. La psicodelia no tarda en llegar “Will We Go” con un riff ‘sabbathico que no oculta su amor por los Coven de Jinx Dawnson. “Sound Of The Wind” rebaja intensidades sónicas con otro tema semi-acústico que rememora atmósferas ‘a la Jefferson Airplane’ y en donde la Monti te va a obsesionar con su epatante interpretación. Es hora de “Turn Me On”, el track más vacilón y psychedelic desert blues onda Hendrix/Free. Uno de mis favoritos, sin duda, con un riff incontestable, unos punteos tremendos y una sección rítmica de chapó. Vuelve la densidad Stoner Doom con el segundo himno del álbum, “Rising On The Edge”, una canción que exorciza demonios personales de Virginia de una forma contundente y demoledora. “The Narrows” es el tema más tenebrista del conjunto, añadiendo clavicordio al asunto en una composición Doom sin agobios y saturaciones sónicas propias del estilo. “Sin Of Mine” vuelve a cambiar de tercio, blues sexy y socarrón que se calienta y ‘stoneriza’ a medida que la faraona nos canta sobre la dependencia física que podemos sentir sobre otras personas. Le sigue a la zaga “Let Me Be Myself”, otro blues pausado y sugerente, ácido y flotante con unos teclados perfectamente insertados. Acabamos el viaje con el instrumental “Horizons” (en realidad podría ser el desarrollo progresivo del anterior track), me imagino que con la Monti metiendo piano, en una composición en claro ‘crescendo’ instrumental en donde la banda muestra músculo pero también clase para cerrar Sound Of The Wind como perfecto broche de Oro.

Espero que los que habéis podido disfrutar de su directo (y mi camarada Bernardo ha sido uno de ellos) hayáis salido tan complacidos como un servidor cada vez que acaba la escucha de unos de los discos que más alto van a estar en mis listas de 2017.

 

 

Así nos han embrujado en directo Virginia, Riccardo, Jacopo y Mirko la semana pasada…

 

 

 

Sobre el autor

¡Pupilo Dilatado ante todo! Licenciado en Bellas Artes y profesor en secundaria de 'marías' audiovisuales en la provincia de Castellón, ¡hasta aquí lo serio!, je,je, pero lo que uno lleva dentro es la melomanía enfermiza, mis manías bizarras, morbosas, iconomaníacas y 'fanzinerosas', mi alma rock'n'roller hasta la médula y una obsesión generosa por las Pin-Ups de otra época. Para acabar, soy hijo del 'Popu' y bastardo del "Appetite for Destruction"... aunque me derrita con Madonna y Shirley Manson (Garbage). También se me puede encontrar en mi blog

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *