RUKH – Tickets For The Second Round

Publicado el 02/06/2017 | por Pupilo Dilatado | Reviews

El Stoner es un estilo que, desde la mitad de los 90’s no ha parado de dar alegrías y espectaculares álbumes; su intensidad sónica, su peculiar afinación y sus particulares y densas atmósferas han creado sub-estilos y sub-escenas más allá de Kyuss, Fu-Manchu y Monster Magnet, de hecho hasta se podría decir que es el estilo con más ramificaciones del Rock & Roll hoy en día con tendencias garageras, high energy, progresivas, Sludge, blueseras, souleras, metálicas, Vintage, etc,…, además de tener diseminadas por todo el planeta escenas Stoner tan consolidadas como EEUU y UK, así como otras que están desarrollando el filón ‘desértico’ caso de Grecia, Suecia, Alemania, Argentina, Canadá, México y, como no, nuestra escena nacional que está viviendo un momento muy interesante en tanto en cuanto a este estilo. Pero…¿alguien habló de Rusia?, a que no?, pues sí Pupilas/os, desde Rusia también miran con mucho amor a la música saturada de Fuzz y psicodelia como en el caso que hoy nos ocupa con los atractivísimo RUKH

Muy poca información se encuentra de ellos en redes sociales, de hecho llevan desde finales de 2015 sin publicar nada en Facebook y la info de su Bandcamp es prácticamente inexistente por lo que tan sólo os diré que se formaron en San Petersburgo en 2013 por su vocalista y líder Rimma Trukhina, Andrey Abaydulin (guitar), Yury Konstantinov (bass) y Nicolay Snezhko. Un año después publican ya su primer E.P., Blue Surface Of The True Love, en donde se palpa claramente que la banda está buscando su identidad sonando por momentos a Garbage e Imelda May, en otros a Primus y P.J. Harvey y dejando muy poco rastro del Stoner que luego vendría.

Tan sólo unos meses después, la banda encontraría su sonido decantándose claramente por el ‘fuzz’ y las guitarras densas impregnadas siempre de un sentimiento Blues en su primer y único L.P. hasta la fecha, Tickets For The Second Round (2015) en donde se dejan poseer por la música más oscura pero, a su vez, más sugerente y perturbadora, eso sí, a pesar de tener a una Rimma más desatada y extrema vocalmente, su timbre de voz sigue siendo de una sensualidad y magnetismo sublimes decantándose esta vez por registros más cercanos a Beth Gibbons (Portishead) y Brody Dalle, además de tener siempre en mente a Shirley Manson y P.J, Harvey. La base rítmica por parte de Yury y Nicolay es un muro impenetrable de sonido que contrasta increiblemente bien con el delicado goticismo del registro de Rimma y la guitarra de Andrey es experta en llevarnos por pasajes tan rocosos y ásperos como “Dreaming Of A Night” o “Secret Place” o hacernos flotar, psicodelicamente hablando, con “Hard To Believe” o “I’ll Come For You”.

Como ya digo más arriba, la banda parece estar en un ‘standby’ desde hace un año, han intentando salir de sus fronteras para hacer una gira europea y, al parecer, no terminó de cuajar por lo que Rimma se ha dejado ver con un nuevo proyecto indie pop llamado Karma Lovers del que ya ha sacado tres singles y que está defendiendo en estas mismas fechas encima de un escenario. Esperemos que RUKH no hayan desaparecido porque tenían ese algo especial que les definía como un ente exclusivo y muy personal. BOLA EXTRA para todos ustedes…

Sobre el autor

¡Pupilo Dilatado ante todo! Licenciado en Bellas Artes y profesor en secundaria de 'marías' audiovisuales en la provincia de Castellón, ¡hasta aquí lo serio!, je,je, pero lo que uno lleva dentro es la melomanía enfermiza, mis manías bizarras, morbosas, iconomaníacas y 'fanzinerosas', mi alma rock'n'roller hasta la médula y una obsesión generosa por las Pin-Ups de otra época. Para acabar, soy hijo del 'Popu' y bastardo del "Appetite for Destruction"... aunque me derrita con Madonna y Shirley Manson (Garbage). También se me puede encontrar en mi blog

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *