Depeche Mode: atravesando la oscuridad

Publicado el 16/03/2017 | por Luis Cifer | Especiales, Grandes Discos, Informes y listas, Opinión, Reviews

Hoy se publica Spirit, el nuevo disco de Depeche Mode. Depeche mode son un clásico de la música contemporánea. Son 35 años ya de historia que abarcan desde el ingenuo pop adolescente de sus inicios a los oscuros sonidos de sus últimos trabajos. Vamos a repasar su ya más que considerable discografía.

Speak and spell (1981)

Influidos por Kraftwerk y Gary Numan, los adolescentes Vince Clarke y Andrew Fletcher forman en 1977 el grupo No romance in China. El germen de lo que ya en 1980 con las incorporaciones de Dave Gahan y Martin L. Gore pasaría a llamarse Depeche Mode tomando prestado el nombre de un magazine de moda francés. El grupo llama la atención del Daniel Miller, capo de Mute records, quien les ficha en 1980. Depeche mode debutan discográficamente en 1981 con este ejercicio de fresco techno pop que el tiempo ha enmohecido. A día de hoy Speak and spell suena ingenuo pero era lo que molaba en esa época. Vince Clarke era el líder y compositor de todos los temas excepto Tora! Tora! Tora! y el instrumental Big muff a cargo de Martin L. Gore (el rubio de ricitos, para entendernos). Clarke siempre ha tenido predilección por los estribillos pegadizos y bailables, como posteriormente desarrollaría en Yazoo y Erasure, por lo que no es de extrañar que este disco tuviera un tono desenfadado que no volvería a repetirse tras la salida de Clarke. Incluye buenos temas como New life, el hit Just can’t get enough o Photographic. Dave Gahan ejerce de discreto cantante mientras nunca ha estado claro el papel de Andrew Fletcher en el grupo.

6

A broken frame (1982)

Vince Clarke abandona Depeche Mode para formar Yazoo junto a Alison Moyet. Tal hecho sume al resto del grupo en un mar de dudas. El trío restante decide seguir adelante y Martin Gore toma las riendas compositivas. A Gore le faltaba mucho para ser el gran compositor que sería años más tarde y él mismo reconoce que no estaba muy versado en el funcionamiento de los sintetizadores. El grupo ha perdido el toque comercial de Clarke e intenta encontrar su propio sonido dentro de la moda del synth pop, los nuevos románticos y la dark wave. Para Gore A broken frame es su peor trabajo. A parte de una portada mítica que deja ver las influencias de la estética comunista en el grupo, no es un disco muy inspirado. Al menos, se vislumbra mínimamente el futuro potencial de Gore como compositor en Leave you in silence, See you y la deliciosamente oscura The Sun And The Rainfall. Por otro lado, creo que Monument es la canción que nunca deberían haber publicado.

6

Construction Time Again (1983)

Durante un tiempo Depeche Mode permanece como trío hasta que se incorpora en la gira de A broken frame  Alan Wilder, quien era un músico mucho más dotado. Wilder compone los temas Two minutes warning y The landscape is changing. Además Wilder incorporó los samplers y dotó al grupo de la técnica necesaria mientras Gore se va afianzando como compositor. Tal y como deja intuir la portada, sus letras se hacen más políticas abogando por la masa obrera frente al liberalismo económico de Margaret Thatcher. Es el único disco conceptual de Depeche mode y el más político de todos ellos. La verdad, Construction Time Again ha envejecido algo mal. Destacan Love, in itselfEverything counts y el single previo al Lp que finalmente no fue incluido  Get the balance right!, primera aportación de Wilder.

6

 

Some Great Reward (1984)

Otro disco de transición en busca del sonido definitivo del grupo. Incluye el single People Are People que les abre las puertas de los charts norteamericanos que hasta entonces les habían estado vetados. Las letras son algo menos políticas para pasar a hablar de temas más mundanos como el sexo, el pecado y la redención. Todo ello todavía con un toque un tanto ingenuo. Incluye It doesn’t matterSomebody las primeras canciones (un poco cursís) cantadas por Martin Gore. A partir de aquí será habitual que Gore se guarde para sí al menos un par de temas lentos en cada LP. A parte de los pelos cardados y maquillaje habituales de la época, Gore siempre ha tenido predilección por el cuero y la vestimenta sado maso y por esta época sus letras empiezan a ser algo escandalosas (Master and Servant). Tanto que se dice que su presencia fue vetada por ello en el Live Aid de 1985.

6

Singles 81-85 (1985)

Los primeros singles del grupo se recopilan en este disco que incluye un excelente single nuevo “Shake the disease” que parece presagiar el tono oscuro de sus siguientes trabajos. Lo cierto es que es un disco ideal para conocer la seminal trayectoria del grupo.

 

 

 

 

Black Celebration (1986)

Su primer gran disco. Tras años de experimentación y búsqueda, DM consiguen definir su sonido. Black Celebration supone la culminación de lo que Depeche Mode habían buscado en sus dos álbumes previos. Las canciones de Martin Gore se tiñen de sonidos industriales y atmósferas densas que contrastan con sus primeros lanzamientos. Se acabaron las temáticas adolescentes, aunque New dress es un tema político (mención a Lady Di incluida) las letras hacen continuas referencia al sexo. La voz de Gahan gana cuerpo y versatilidad destacándose como una seña de identidad del grupo tanto o más que los sonidos sintéticos. Martin Gore está especialmente inspirado y pone la voz a 4 canciones. Temazos como Fly on the windscreenStripped, A question of time o A question of lust suponen un paso de gigante en cuanto a evolución del grupo.

8

Music for the masses (1987)

Otro paso de gigante y el disco que les situó en el mapa de los grandes grupos de los años 80. Influidos por Carl Off, el sonido del grupo se hace pomposo y grandilocuente, ideal para las masas. Los coros y las orquestaciones dan al disco un sonido casi épico. Para ello fue definitivo el trabajo del productor Dave Bascombe. Temas como Never let me down again, Behind the Wheel, Strangelove o Things you said hacen subir su popularidad como la espuma incluso en los Estados Unidos. Los vídeos de Anton Corbijn, que pasó a ser su fotógrafo y director de cabecera, les allanaron el camino hacia el éxito masivo.

8

101 (1989)

La larga gira Tour for the masses acabó con este concierto en Pasadena, California. Fue el concierto número 101 de la gira y fue filmado por el prestigioso director D.A. Pennebaker. Un directo perfecto que marcó época y sirve de resumen a la trayectoria del grupo hasta ese momento. Aunque parezca mentira, el fuerte de Depeche mode son sus directos, llenos de energía a pesar de llevar samplers por doquier. 101 demuestra que la música electrónica puede ser excitante en directo. Los gritos de los fans y las arengas de Dave Gahan hacen ganar enteros a las versiones en vivo. . 101 sirve de excelente resumen de la discografía de DM en los 80. Obviamente, el vídeo es espectacular gracias a los bailes de Gahan y su manera de controlar a las masas desde el escenario

8

Violator (1990)

El éxito de Personal Jesus (un cruce entre Kraftwerk y Johnny Cash), lanzado como single un año antes del disco, hacía pensar que estábamos ante un grupo en plena ebullición creativa. Violator no defraudó. La fórmula se destila para ofrecernos lo mejor de lo que eran capaces Depeche mode. Para ello fue fundamental el trabajo del ingeniero Flood que luego trabajaría con U2 o Smashing Pumpkins. Nueve temas que son nueve joyas. Nada falta ni nada sobra en un disco perfecto de cabo a rabo. Incluye clásicos intemporales como Enjoy the silence, World in my eyes o el citado Personal Jesus  además de maravillas como Policy of truth,  Blue dress (¿la mejor canción sobre fetichismo jamás escrita?), Sweetest perfection o Waiting for the night. Hasta Johnny Cash grabó su versión de Personal Jesus. Imprescindible.

10

Songs of faith and devotion (1993)

Mientras otros grupos de los 80 se limitaron a repetir fórmulas tras el éxito masivo, DM no se durmieron en los laureles. Tocaba renovarse tras ser encumbrados por crítica y público con sus trabajos previos. Depeche mode endurecen su sonido influidos por el blues y el góspel en su disco más pasional hasta entonces. Las canciones de Gore hablan de pecado, culpa y redención mientras Gahan de forma desaforada. El uso de más guitarras y baterías orgánicas le proporciona nuevos matices a su música. Cierto, el riff de I feel you es primo del de Personal Jesus pero es igualmente efectivo.  También son recomendables Walking in my shoes, Rush o Condemnation. Como curiosidad, incluye la magnífica One caress en el que la voz de Gore se acompaña únicamente de instrumentos de cuerda. En la gira Devotional Tour Alan Wilder tocaba la batería en vivo sobre el escenario, algo que pasará a ser habitual en sus giras desde entonces.

9

Ultra (1997)

En 1995 Alan Wilder abandonó DM por falta de reconocimiento de su trabajo dentro del grupo. Una auténtica pena ya que Wilder era el mejor y más versátil músico del combo y su labor había sido fundamental para la evolución de Depeche Mode. La gestación de Ultra fue muy complicada, a la salida de Wilder hubo que sumarle la adicción a la heroína del cantante Dave Gahan que le llevó a estar clínicamente muerto durante varios minutos. Tampoco las cosas fueron fáciles para Martin Gore, tuvo serios problemas con el alcohol y pasó una larga crisis creativa. La grabación fue complicada por la rehabilitación de Gahan y no hubo gira de presentación para facilitar su recuperación. Al menos el LP cumplió las expectativas y disipó las dudas sobre el futuro del grupo. Convertidos ya en clásicos, Depeche mode aún tenían algo que aportar a mediados de los 90. Hay vida más allá (ultra) de las deserciones y las sobredosis. Ultra sonaba actual y moderno demostrando que DM son capaces de adaptarse a los nuevos tiempos sin perder su esencia. Barrel of a gun fue un buen single que no funcionó en las listas pero sí lo hizo It’s no good (cuyo sonido recuerda a sus hits de los 80). Useless fue otro single de éxito a pesar de su similitud con Policy of truth. Home es una de las mejores baladas de Gore que destaca por unos soberbios arreglos de cuerda y se ha convertido en imprescindible en sus conciertos. Del resto del disco me quedo con Love thieves y la oscura cara B Painkiller. Ultra inicia la etapa de madurez de Depeche mode con el grupo convertido en trío, un disco cada 4 años, extensa gira mundial, disco/dvd de dicha gira y LP de remezclas o recopilatorio para paliar la espera y llenar bolsillos.

7

The Singles 86–98  (1998)

Una recopilación de los singles de su mejor etapa se edita en 1998 incluyendo como novedad Only When I Lose Myself, un buen tema grabado durante las sesiones de Ultra. Con Gahan ya recuperado se embarcan en una gira de nombre The Singles Tour en la que Wilder es sustituido en el escenario por un batería además de incorporar un nuevo teclista. Por cierto, la función de Andy Fletcher sobre el escenario sigue siendo un misterio a día de hoy. Fletcher ejerce más de manager o nexo de unión entre los distintos egos del grupo que de músico. Cierto que su papel en los conciertos parece limitarse a dar palmas pero parece ser fundamental para cohesión del grupo.

 

Exciter (2001)

Tras Ultra DM deciden reafirmarse dando otro giro de timón, para ello contaron con Mark Bell, colaborador de Björk, para que diera forma a las composiciones de Gore, quien suele componer usando piano y guitarra. Bell introdujo un sonido minimalista e íntimo muy alejado de los sonidos épicos e industriales de álbumes anteriores. Exciter está compuesto casi en su totalidad por temas tranquilos ideales para escuchar tumbado en la cama. Es un disco poco comercial pero no exento de calidad. Muchos fans se rasgaron las vestiduras con Exciter pero a mí me encanta gracias a temas como Shine, Freelove o Breathe. El single Dream on funcionó bastante bien pero el lanzamiento de I feel loved (el único tema bailable del LP) me pareció un completo error.

8

Playing the angel (2005)

Harto de la tiranía compositiva de Gore, Dave Gahan puso como condición para su continuidad en el grupo la inclusión de canciones compuestas por él en los sucesivos LPs. Así fue. A partir de Playing the angel Gahan incluye canciones propias en cada disco con resultados desiguales. Las de Playing de Angel funcionan bastante bien, la verdad. DM inician su colaboración con el productor Ben Hillier (Blur, Elbow). El sonido del disco es más sucio y orgánico que Exciter, lo que contentó a muchos fans, mientras Gahan sigue dando lecciones vocales. Ciertamente DM ya no tienen nada nuevo que aportar pero mantienen el tipo muy dignamente a base de buenas canciones. Aupado por el éxito del single Precious (demasiado parecido a Enjoy the silence) el disco funcionó muy bien comercialmente. A destacar los temas Suffer well, A pain that I’m used to y Nothing’s impossible.

7

Sounds Of The Universe (2009)

Si con Playing the angel  DM evitaron caer en el mito del dinosaurio que saca trabajos alimenticios, la cosa no funcionó igual con Sounds of the universe. Ben Hillier sigue tras los mandos logrando un sonido crudo y Gahan canta cada vez mejor pero las composiciones no están a la altura de lo esperado. Como si huyeran de todo atisbo de comercialidad (cosa que siempre hay que aplaudir) sacaron como adelanto el single Wrong que no funcionó debido a su carácter obsesivo y oscuro. DM parecen no buscar ya nuevos mercados sino contentar a su núcleo duro de fans a base de repetir ciertos esquemas. El disco supuso un fracaso comercial lo cual no mermó su legión de fans ni el éxito de la gira. Yo me quedo con In chains, Jezebel y Corrupt.

6

Delta Machine (2013)

Otro disco cada 4 años y otra vez de la mano de Ben Hillier como productor. Sin ser un mal disco, Delta Machine depara pocas sorpresas más allá de cierta tendencia al blues en canciones como Heaven (demasiado parecida a Condemnation), Slow o Goodbye aunque esta vez los resultados son menos logrados que en Songs of faith and devotion. Lo más destacable es la habilidad de Gahan para hacer ganar enteros a las canciones que interpreta. Gore pincha esta vez en sus baladas y los temas de Gahan no pasan de discretos. ¿Mis favoritas? Alone y Angel.

6

Spirit (2017)

¿Qué esperar de Depeche Mode tras 35 años de carrera? El single adelanto, Where’s the revolution, no fue muy esperanzador. Han retomado las letras políticas y la imagen proletaria pero el sonido del grupo no parece ir a ningún sitio. ¿Habría sorpresas en el resto del LP? Pues sí y no, Spirit es más de lo mismo que vienen haciendo en los últimos lustros pero con un sonido algo más moderno. El productor James Ford,  habitual de Arctic Monkeys y líder de Simian Mobile Disco, ha actualizado algo el sonido de DM pero el riesgo ha sido controlado. DM ya no son la vanguardia, eso se acabó para ellos hace tiempo. Estamos ante su mejor trabajo desde Playing the angel y la sonoridad es novedosa pero esta vez han fallado las canciones de Gore. El resultado no mejora respecto a sus inmediatos predecesores aunque será satisfactorio para el seguidor de toda la vida. Spirit es un buen disco que les permite salvar los muebles pero no creará nuevos seguidores. Tampoco los necesitan. Going backwards es un buen inicio, suena fresca y no hay que ser muy listo para saber que están hablando del Brexit y la victoria de Trump.  Scum y You move sorprenden por su sonoridad aunque las melodías no sorprenden. Lo que sí sorprende es la fuerza vocal de un Dave Gahan de 54 años. Gore lo sigue intentando con sus baladas en Eternal y Fail pero se queda a medio camino, son temas que cumplen pero quedan muy lejos de Home o sus baladas de los 80. Que nadie espere otro Violator, no hay singles pegadizos ni himnos llena estadios, ni siquiera temas que perduren tras las primeras escuchas. Spirit es un disco difícil y debo admitir que gana enteros con cada escucha. Puede que sirva para mantener al dinosaurio con vida, pero no le devolverá las ganas de vivir. La fórmula parece agotada. Venga, mis favoritas son Cover me,  y Poison heart, curiosamente, ambas son de Gahan. Tras la escucha a uno le surge una duda, ¿Es el final de Depeche mode como indica el título del tema No more (This is the last time)? El tiempo lo dirá.

6

Sobre el autor

Luis Cifer, nació en la ciudad del viento en el seno de una familia de joteros aunque nunca le interesó la Jota. Se dice que siempre viste negro, que Luis no es su nombre real, que no duerme apenas y que no sabe leer la hora. Otros dicen que tiene un trabajo decente e incluso que es padre de familia, pero no hay nada confirmado. También se le puede encontrar en su blog de cine.

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *