Recuerdo a Ángeles, unos ochenta.
La conocí un verano. Con solo unas palabras
atrajo mi atención como a un colibrí.
Escribía poesía y cuando le pregunté
qué poetas le gustaban más me dijo
que no leía a ninguno para no contagiarse.
Ángeles era todo corazón, pues ya se sabe
que el intelecto repite, pero el corazón descubre.

 

by: Angel

by: Angel

Melómano desde antes de nacer, me divierto traduciendo canciones y poesía. Me gusta escribir. Soy un eterno aprendiz y bebo de casi todos estilos musicales, pero con el buen rock alternativo me derrito.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Últimas entradas

Últimos comentarios

Te puede interesar

amor de dos

amor de dos

Siempre he notado amor, pero ha sido el que yo daba, el que salía de mí. No el que recibía, de menor intensidad. Tengo que sentir el amor del otro y no amar solo. El verdadero amor es cosa de dos.

Quino Inédito – Quino (Editorial Lumen)

Quino Inédito – Quino (Editorial Lumen)

Si tomamos la idea del punk, la raíz de su filosofía, bajo la premisa de aquello que se sitúa en contra del sistema, no hace falta de estridencia y el ruido, en muchos casos, para llegar a confluir en este movimiento. Aprovechando las efemérides de su personaje más...

Ramificados neuronalmente hacia el absurdo

Ramificados neuronalmente hacia el absurdo

Imagina la vida sin el hombre; ninguna especie en movimiento. Las estrellas penden del vacío emitiendo la luz de su silencio; las flores se aferran a la tierra dejando el aroma de su pensamiento; el mar sin memoria, el viento sin discurso. Solo las hojas con su...

Pin It on Pinterest