Reseña de “Pocho Aztlan” de Brujeria

Publicado el 05/12/2016 | por Pupilo Dilatado | Reviews
Valoración
90

bruj16 años han tenido que pasar para que mis ‘Narco Satánicos’ favoritos vuelvan a la vida tras aquel Brujerizmo  (2000) que inauguró el milenio pero que finiquitó casi definitivamente a una de las bandas más excitantes del metal extremo.

Hubo problemas, sí, ¡y muchos!, Dino Cazares abandonó el barco por diferencias ‘artísticas’ formando sus Asesino, los problemas de agenda de Shane Embury (Hongo) con Napalm Death y de Jeff Walker (El Cínico), la mala suerte en la concreción de una frustrada grabación a mitad de los 00’s, etc,… hicieron que haya tenido que pasar tanto tiempo para que estos pendejos cabrones vuelvan a facturar otra bomba de relojería a la altura de su leyenda.

Pero el tiempo ya ha pasado y la ‘Raza Odiada’ sigue cabreada más que nunca teniendo en la figura de Donald Trump el nuevo ‘Anticristo’ al que derrocar y hechar toda su mala hostia y ‘machetes filosos’…

Comencemos con la ‘pullita’ clarísima a los Asesino de Cazares porque ‘No se Aceptan Imitaciones’

No soy fan del Grindcore ni del Death Metal, puntualmente me gustan cosas, muy pocas cosas, pero lo de Brujería fue un amor a primera vista por su crítico, explícito e irónico sentido del humor, letras bizarrísimas en macarrónico castellano y ese misterio generado con sus integrantes en la época de Matando Güeros (1993) con ‘Coco Loco’ (la cabeza putrefacta de un narco) levantando ampollas en la moral bienpensante yankee con aquella incendiaria portada. Dos años después vino Raza Odiada (1995) y mi obsesión se acrecentó con otro discazo aberrante en contenidos y vertiginoso en ritmos. Brujerizmo (2000) rebajó un poco los tempos y ya no le presté tanta atención en plena vorágine ‘High Energy’, a pesar de que gozaba ya de una producción decente para unos dementes como los de Juan Brujo y sus ‘guanches cabrones’.

Y llega, por fin, Pocho Aztlan (2016) el pasado 16 de septiembre (día de la Independencia de Mexico) con ‘Coco Loco’ de nuevo en portada y mejorando todavía más si cabe la producción de la que ya gozaba su antecesor pero con los cambios y las deserciones comentadas. Y, ¿qué queréis que os diga?, ¡tenía mucha hambre de Brujería!. Todo está en su lugar, sí, es cierto que la banda suena a Napalm Death/Carcass 90’s y que la excelsa producción les quita crudeza y suciedad, pero la demencia kamikaze y los mensajes sangrantes encumbrando ‘La Raza’ (“Pocho Atzlan”, “Mexico Campeón”), criticando a los USA por activa y por pasiva (“California Uber Aztlan” cover de Dead Kennedys“Viva Presidente Trump!”) y el recurrente mundo de los Narcos (inmenso “Plata o Plomo”) se entremezclan con temáticas hasta ahora inéditas como el maltrato a la mujer (“Culpan la Mujer”), ¡¡¡el ‘reggaeton’!!! (“El Debilador”) o la inmigración ilegal (“Angel de la Frontera”). Eso sí, todo ello con ese tremebundo Grindcore/Death cachondón al que cada vez le come más el terreno el ‘Trash’ pero que consigue convencer y volver a tener a Brujo, Hongo y Fantasma junto con los nuevos Pititis, Hongo Jr. y El Cinico en mejor estado de forma que nunca.

Mr. Trump!, esto va por usted…

Y así es el tremendo estado de forma en el que se encuentra estos ‘hijos de la gran chingada’...

Sobre el autor

¡Pupilo Dilatado ante todo! Licenciado en Bellas Artes y profesor en secundaria de 'marías' audiovisuales en la provincia de Castellón, ¡hasta aquí lo serio!, je,je, pero lo que uno lleva dentro es la melomanía enfermiza, mis manías bizarras, morbosas, iconomaníacas y 'fanzinerosas', mi alma rock'n'roller hasta la médula y una obsesión generosa por las Pin-Ups de otra época. Para acabar, soy hijo del 'Popu' y bastardo del "Appetite for Destruction"... aunque me derrita con Madonna y Shirley Manson (Garbage). También se me puede encontrar en mi blog

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *