NIGHT BEATS – Who Sold My Generation

Publicado el 13/04/2016 | por Laurent Berger | Reviews

knMuchos se piensan que me he quedado estancado en los setenta y que no escucho otra cosa que grupos que tengan como mínimo 20 años de antigüedad. A esos ya les enseñé un par de veces un “Middle Finger” en toda regla con mis artículos sobre Fuzz y Black Stone Cherry por poner un par de ejemplos! ¿Qué se creen que porque me guste Bob Dylan y los Pink Floyd vivo en la inopia?. Mucha pose a la hora de hablar sobre “The next sensation” en R’n’ R y mucho grupo manido y sobado sin ninguna capacidad para sorprender veo, escucho y leo por muchos sitios…Obviando cosas tan estupendas como Night Beats. Este trío tejano, llamado así en honor al álbum Night Beat de Sam Cooke de 1963, además de talante tiene las ideas bien centradas en lo que quieren hacer: puro rock and roll de garaje, Blues retorcido con pinceladas profundas de Psicodelia.

Danny Lee Blackwell en las guitarras y voz, Jakob Bowden al bajo y James Traeger en la batería. Un trío demoledor con ropajes que van desde el poncho al Stenson mas autentico. Hijos putativos de Roky Erickson , no dudan cantar sobre política o sobre la brutalidad policial en su país; “No Cops”, mezclar riffs acidulados con grooves intensos; “Sunday Morning” , “Burn to Breath”.  Temas catalizadores como “Right/Wrong”, Western con“ Shangri- La”, recordando su amor por los Stooges con “Last Train to Georgia”, ritmos orientales en “Egypt”, etc… No se dejen engañar por el tema de inicio “Celebration 1”, es simplemente la puesta a punto, el calentamiento para el arranque y el despegue con “Power Child”.  Todo esto como un perfecto abanico de sabores setenteros ejecutado impresionantemente por tres tipos inteligentes que con Who Sold My Generation van a incendiar el panorama actual.

Es el grupo perfecto para que Richie Finestra haga revivir su discográfica American Century (Si no sigues la serie Vinyl esta mención es facultativa) Este es su tercer punzón musical que lanzan al mercado y ya va siendo hora que se clave en las ondas sónicas de este país y de otros que aún no le han echado una escucha. Este es probablemente su mejor disco; en donde la evolución de la banda es patente sin perder como buque insignia el rock psicodélico pero en donde amplían la gama de colores con sus otras influencias, por esto en este disco se puede oír guiños de todo tipo que dan una mayor consistencia a su música.

El perfecto grupo que podría haber aparecido en aquel maravilloso Nuggets: Original Artyfacts from the First Psychedelic Era. Suenan como aquellos buenos grupos de rock acidulado de los sesenta/setenta!!! Al final va a ser verdad que solo escucho grupos con el corazón en el pasado.

Sobre el autor

Tsi – Na – Pah estudió Bellas Artes y más tarde cocina. Actualmente recorriendo Andalucía vendiendo y comprando viejos vinilos. Apasionado del rock progresivo y del rock americano de los setenta. Colaborador en distintas revistas musicales y tiendas de música en la época donde se vendía música de verdad.

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *