DeWolff – IV – Psicodelia con poderío bluesero

Publicado el 02/01/2014 | por Edgar Corleone | Reviews
Valoración
75

Critica de IV de DeWolffEs esta otra banda que le debo a nuestra audaz Natalia Talayero, quien además de presentarnos a la banda, se encarga de traerlos de extensa gira por España. Son de Holanda, tienen, con este, tres larga duración editados, y su psicodelia suena de lujo. Influencias de The Doors, King Crimson, los Pink Floyd iniciales, Led Zeppelin… Una elegante y en cierto modo garagera mezcla de blues y psicodelia. Unos Three Seasons puestos de ácido.

La banda juega una continua ida y vuelta entre el blues y el rock ácido. Si bien el disco comienza con una accesible “Voodoo Mademoiselle” en la que teclados y base rítmica latosa captan atención, los mundos con diamantes en el cielo y bicicletas voladoras se desparraman en “Six Holes And a Ghost”, muy Crimsoniana y en “Devil’s Due”, dominada por falsetes vocales y unos preciosos arreglos de cuerda que enriquecen la cruda base instrumental del trío.

Estando bastante claros desde el inicio los géneros que abarca este IV, el etiquetado se hace difícil a partir del quinto corte, donde los tramos más blues, rítmicos y estructurados se funden con los dibujos melódicos, los silencios y los repentinos cambios. Esta segunda parte del disco consta de un arco musical dividido en 5 espectaculares cortes en los que podemos escuchar literalmente de todo (A Mind Slip).

No es una banda cuya música se pueda tildar de accesible. Exceptuando quizás la primera pista y la balada “Northbound”, el resto son lienzos en blanco sobre los que la banda ha pintado abstractas melodías sin seguir ninguna regla de estilo. Algunos segundos suenan como tal banda, otros suenan como aquella otra, pero el interés no decae en ningún momento gracias a la continua capacidad de sorpresa.

Para mi gusto, esa segunda parte conceptual se percibe un tanto fragmentada, demasiado heterogénea. Hay alguna que otra banda en la actualidad, como mis adorados Crippled Black Phoenix, que consiguen mejores resultados del estilo, pero por lo poco común de estas propuestas, merecen un buen masticado antes de decidir si su música se digiere bien o mal.

Una producción que emula muy bien el sonido analógico redondea este estupendo IV. No ha dejado de sorprenderme en términos estilísticos, algo que presumo de valorar. Psicodelia del presente siglo, de sabor retro y poderío bluesero.

No olvidéis que la banda estará próximamente por territorio castellano. Se comenta que en directo son muy buenos:

Jueves 13/02 – Madrid – Wurlitzer Ballroom
Viernes 14/02 – Aviles – Centro Nienmeyer
Sábado 15/02 – Zamora – La Cueva del Jazz
Domingo 16/02 – Ourense – Sala Berlin
Lunes 17/02 – Burgos – Estudio27 – Entradas
Martes 18/02 – Liérganes – Los Picos
Miércoles 17/02 – León – El Gran Café
Jueves 20/02 – Getafe – Fender Club
Viernes 21/02 – Vitoria – Helldorado
Sábado 22/02 – Zaragoza – La ley seca
Domingo 23/02 – Torredembarra – La Traviesa

Sobre el autor

A la música le dedico la mayor parte de mi tiempo, pero aunque el rock me apasiona desde que recuerdo, no vivo sin cine ni series de televisión. Soy ingeniero informático, y cuando tengo un hueco, escribo sobre mis vicios. Tres nombres: Pink Floyd, Led Zeppelin y Bruce Springsteen.

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *