“Tumba de gravedad” es el nuevo libro de Alexis Brito. Hasta la fecha  hemos tenido ocasión de leer y reseñar sus anteriores trabajos. Después de su anterior trabajo, “Choca contra el Sol”, la que hasta  el momento era su último trabajo, la verdad es que tenía curiosidad para saber por dónde nos haría transitar, y, la verdad, es que me ha sorprendido.

Cuatro personajes, uno de ellos, Spike, el protagonista absoluto  sobre quien se centra la historia.  Un momento especial a finales de los noventa en el Reino Unido cuando la juventud tuvo que compaginar presente y futuro bajo el yugo de Margaret Thatcher. Una ciudad ya de por si es especial, Manchester, y una espectacular banda sonora que nos acompaña a lo largo de una rave un fin de semana, lo de rodearse de buenas bandas sonoras no es nuevo, Alexis ya nos lo había mostrado en sus anteriores novelas, son el eje de la novela.

Todo lo que acontece ese fin de semana se nos presenta bajo la narración de uno de los cuatro miembros de ese cuarteto que va  transitar a todo tren y sin frenos por esas horas de liberación que supone el fin de semana, antes de que llegue el lunes y vuelvan a ser presos de una sociedad que nada parece ofrecerles. En esta primera parte del libro asistimos a un viaje donde sólo tiene cabida la música, el sexo y las drogas de todo tipo.  Quien espere un ejercicio de contención por parte del escritor, que se vaya buscando otro libro con el que pasar la tarde.

En esta primera parte de “Tumba de gravedad” el autor no escatima absolutamente nada para meternos de lleno en las carnes, o mejor dicho miserias de los cuatro protagonistas. Y esto, por muy crudo que alguno le pueda parecer, es necesario para abordad la segunda parte del libro. He de reconocer que aquí Alexis me ha sorprendido. Llegados a ese punto de la historia no vi llegar el espectacular giro que da la novela. Un cambio de guion que eleva la novela a un nivel superior. No puedo dar más detalles para no fastidiar la sorpresa que nos depara el autor. Será mejor que el futuro lector llegue a este punto totalmente virgen.

Diría sin dudar de que estamos ante el mejor libro de Alexis Brito y también, sin duda alguna, ante su apuesta más arriesgada.

by: administracion

by: administracion

Tantos discos por escuchar, tantas películas por ver... y tan poco tiempo para ello. En Rock TheBestMusic te ayudamos a elegir y a estar al día.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Últimas entradas

Últimos comentarios

  1. Un millón de gracias a vosotros por compartir mi pasión. Seguiremos con las antenas parabólicas bien sintonizadas! Abrazo fortísimo, David.

  2. Maravilla de lista...muchos d ellos estarían entre mis 100 favoritos pero sería interesante saber los 200 q s quedaron fuera😆

Te puede interesar

el oficio

el oficio

A veces, son más las ganas que la propia escritura. Si me adelanto no consigo nada bello. Sin embargo cuando inesperadamente brota una idea, incluso sin ganas, escribo y me sorprendo a mí mismo navegando entre ese mágico espacio intermedio entre lo que es y lo que no....

es posible

es posible

Es posible que los miembros de una familia se sienten a la mesa y no se encuentren nunca. Hay ingenieros trabajando en esto. Es fácil y probable, que al pasar los años, se desconozcan cada vez más. Solo en ocasiones, llegarán a coincidir en el presente. Cada uno con...

belleza

belleza

Era tan guapa que no llamaba la atención; como le pasa a todo lo que es inalcanzable.  

esta paz

esta paz

Esta paz blanca, esta quietud sin significado que me envuelve, se quiebra por el canto de un pájaro; extensión de la alegría incontenible de Dios.  

redención nuclear

redención nuclear

Ah, el mar. Recordaste mis fechorías en la juventud más temprana, riéndote y contesté: ¿Con eso solo te has quedado de lo vivido junto a mí? Así respondieron mis olas. Aceptando sin negar, rompían en la orilla de tu pensamiento, te obligaban la mirada; su amplitud...

Pin It on Pinterest