La localidad de Rota en Cádiz es conocida, además de por sus playas por la base militar. Algo que la ha convertido en el lugar del mundo con más pizzerías per cápita, lo que hace que no sorprenda su calidad pues la sana competencia hace que cada una se especialice en un tipo diferente del clásico plato italiano aunque pasado por el tamiz estadounidense, pues la base es de ese país. Cierto es que en la “nación de las barras y estrellas” el consumo de pizza es inmenso pero si hay un plato estrella en ese territorio es la hamburguesa.

 

 

Y a una hamburguesería nos trasladamos hoy en El Rincón del Gourmet. Pero no una al uso sino a Little John, el magistral “fast good” que ha montado hace unos años Juan Ruiz Henestrosa que tras dejar su puesto de maitre y sumiller en el A Poniente de Ángel León creo el sueño de su vida que no era otro que preparar estos deliciosos discos de carne con pan que forman parte de la gastronomía mundial, algo que nos recuerda a la parte final de la cinta “El menú” donde el chef deja el oropel de las estrellas Michelín para crear una hamburguesa perfecta, en la menos interesante “Chef” donde el protagonista se dedicaba a regentar una furgoneta con bocadillos en vez de su trabajo con el brillo de los restaurantes de lujo o esta temporada con la serie “The bear”.

Pero que sea un producto al alcance de todos no significa que sea vulgar o melo, porque es impresionante el cariño con el que tratan sus creaciones donde además nos sugiere una carta de vinos magnífica que tendremos que probar en próximas ocasiones aunque siempre hemos preferido beber cerveza con las hamburguesas (cosa que también nos sucede con el sushi). En este caso nos ofrecen de barril Stella Artois, Mahou Cinco Estrellas e IPA. Así que maridamos los diferentes platos con las dos birras madrileñas. Como no podía ser de otra manera, fue genial.

 

 

Es importante saber que aunque funcionan bien con los tiempos, la carne le dan forma y cocinan al momento así como sucede con las guarniciones fritas cuando se solicitan, no teniéndolas en un mantenedor a la espera de pasar al plato. Algo que se nota y que cuidan en Little John, con un servicio experto y unos proveedores de altura como la carne de Discarlux o el panadero Daniel ramos de “la Cremita”. Ingredientes frescos y de calidad.

Los entrantes consistieron en un inenarrable “Boniatos Little John”, con el tubérculo cortado en tiras y frito, acompañado de una deliciosa salsa de tomate frito y parmesano, con un sabor que evocaba la pizza, y coronada con un huevo frito de campo.

 

 

Nos encantó, más que las alitas de pollo, hechas al horno sobre una cama de mojo rojo. Buenas sin más pero, de nuevo, hay que descubrirse ante el costillas a la barbacoa, insuperable medio costillar de cerdo con salsa barbacoa casera. De los más ricos comidos nunca.

 

 

Entre las hamburguesas destacamos tres: “La del Majareta Frankyn”, con su estupendo pan especial, carne de vaca, velo de panceta ibérica, crema de setas, un huevo frito coronando y queso Compte que flamean en mesa con un soplete. Una joya.

 

 

Tanto como la “Trufata Camembert” con tierno pan, carne de vacuno, queso Camembert, huevo frito y emulsión de trufa. Otra maravilla.

 

 

Y como remate, aprovechando que se presentan al certamen “Best Burguer Spain” probamos “La Emilita”, la elegida por ellos para intentar ganar el premio. Pan Pretzel, carne de vacuno, parmesano reggiano, cebolla caramelizada en cream (un punto dulce espectacular), bacon, pepinillos a la mostaza y la salsa burguer de la casa.

 

 

Además con el añadido de las guarniciones pues las patatas fritas (por supuesto con su piel) son de categoría, ricos los totopos caseros y estratosféricos los boniatos fritos.

 

 

Ir a Little John es algo más que comer una hamburguesa (o sándwiches y bocadillos que también tienen una gran pinta), es degustar un manjar sencillo y asequible y elevarlo a un nivel superior. Es normal que haya que reservar con tiempo y más en fin de semana porque merce la pena la visita.

by: Jose Luis Diez

by: Jose Luis Diez

Cinéfilo y cinéfago, lector voraz, amante del rock y la ópera y ensayista y documentalista con escaso éxito que intenta exorcizar sus demonios interiores en su blog personalel curioso observador

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Últimas entradas

Últimos comentarios

  1. Estoy muy de acuerdo con la lista donde a mi gusto cambiaria muy poco y totalmente de acuerdo con ese…

Te puede interesar

Taberna del Alabardero (Sevilla)

Taberna del Alabardero (Sevilla)

En lo que respecta al mundo de la gastronomía, una visita obligada en Sevilla en la Taberna del Alabardero. Por sus fogones han pasado la gran mayoría de los chefs más influyentes de la capital hispalense pues en sus cocinas se encuentran los estudiantes de la Escuela...

Taberna Coloniales (Sevilla)

Taberna Coloniales (Sevilla)

Una de las cosas, a nivel gastronómico, que han caracterizado a Sevilla desde siempre ha sido comer de tapas. Reuniones informales entre amigos que comparten diferentes platos de reducido tamaño. El problema es cuando la cantidad de alimento es mínimo o los platos no...

Restaurante Los Galayos (Madrid)

Restaurante Los Galayos (Madrid)

El Restaurante Los Galayos es un pedazo de la historia de Madrid. Una taberna centenaria, fundada en 1894 y situada en pleno centro de la capital de España, en la calle Botoneras esquina con la Plaza Mayor. Local inmenso con dos plantas y salones privados de todo...

Taberna La Bola

Taberna La Bola

Más de siglo y medio contemplan a este clásico de la cocina madrileña como es la Taberna La Bola, una de las centenarias que quedan en la capital de España. Carta existe y seguro que todo está buenísimo pero en  las ocasiones que he visitado el local (y no han sido...

Aranjuez Steak House

Aranjuez Steak House

Desde 1973 lleva asando carne el Grupo Aranjuez, todo un especialista en esto de los Steak House. Su local se encuentra en la zona del Bernabéu, en la actual calle de Poeta Joan Maragall (antigua capitán Haya). Todo un clásico de los asadores madrileños. Su propuesta...

Pin It on Pinterest