Entre los rigores del estío y cierto problema para combinar el trabajo con los viajes veraniegos he tardado más de lo debido en ver esta exposición que se encuentra en el Museo Thyssen de Madrid hasta el 11 de septiembre. Se trata de la primera retrospectiva de Alex Katz en España y de la selección de obras propuesta por Guillermo Solana sólo podemos decir cosas positivas.

Alex Katz no es sólo el precursor del “pop art”, es alguien que nos introduce en lugares positivos, en sitios donde nos gustaría estar. Sus retratos a su mujer Ada o esas imágenes de fiestas elegantes que parecen sacadas de una cinta de Woody Allen nos elevan el ánimo y en su “supuesta” ligereza nos hacen profundizar y reflexionar sobre nosotros mismos llegando al paroxismo en el espectacular “Paraguas azul”, cuadro por el que tuve que volver una vez acabada la exposición para guardar ese instante en la memoria.

 

 

Esa etapa entre los sesenta y setenta es la más interesante, mejor que la actual aunque nos maraville ese émulo de Audrey Hepburn en el que se convierte su amada Ada en “Black hat” (pintado en el 2010). Una galería de personajes que interesan y con los que entablamos diálogo superando sus flores, plantas y abstracciones. Preferimos el Katz más cinematográfico, el que nos traslada a un pasado luminoso, a un lugar donde quedarse.

 

 

Y es que como explica el maestro de ceremonias interpretado por Anton Walbrook en esa obra maestra del cine que es “La ronda” de Max Öphuls, el pasado es un tiempo más tranquilo que el presente y menos incierto que el futuro. Siempre he tenido predisposición a la nostalgia, recordando buenos momentos del pasado (estrenos en el cine, óperas por Europa, noches interminables, amigos de siempre, amores imposibles…).

 

 

Muchos de esos momentos evoqué viendo los lienzos de Alex Katz, ayudado con la conversación inteligente de mi acompañante, paseando entre un pedazo de la historia del arte contemporáneo. Una tarde de disfrute absoluto que continuó entre las calles del Barrio de las Letras de Madrid que tras unos meses volviendo a residir en la capital de España no me resultaron tan ajenas como las encontraba en la actualidad sino en los territorios tan familiares como son en los que crecí. Y parte de culpa la tiene Alex Katz.

by: Jose Luis Diez

by: Jose Luis Diez

Cinéfilo y cinéfago, lector voraz, amante del rock y la ópera y ensayista y documentalista con escaso éxito que intenta exorcizar sus demonios interiores en su blog personalel curioso observador

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Últimas entradas

Últimos comentarios

  1. Estoy muy de acuerdo con la lista donde a mi gusto cambiaria muy poco y totalmente de acuerdo con ese…

Te puede interesar

Discos en directo – Lou Reed | Rock and Roll Animal

Discos en directo – Lou Reed | Rock and Roll Animal

Seguimos con los especiales grandes discos en directo, algunos olvidados, pero no por ello enormemente recomendados y otros completamente imprescindibles por su huella en la música. Si la ultima vez hablé de un disco de 1972, esta vez le toca a uno del 73, me estoy...

Gris – Gris – Voodoo Bayou

Gris – Gris – Voodoo Bayou

Para empezar, no podía olvidarme de Perez Prado y su Voodoo Suite, embelesado por esa portada sensual, exótica y misteriosa. Prado el  ‘King Of The Mambo’ con su orquesta, seis saxofones, tres trombones, siete tambores, seis trompetas y mucho más... Shorty Rogers,...

Tu disco me suena: Never mind the bollocks – Sex Pistols

Tu disco me suena: Never mind the bollocks – Sex Pistols

Por aclamación popular -del staff de la revista, no nos vengamos arriba- recupero una sección que se mantenía en la tensa espera del purgatorio por culpa de servidor desde hace ya demasiado tiempo. Cuando me propusieron elegir un disco para que mis compañeros de...

Monográfico «Fin del mundo»

Monográfico «Fin del mundo»

Hace un tiempo se anunciaba desde las redes sociales del sello andaluz e independiente Spinda Records el fichaje del cuarteto argentino Fin del Mundo, compuesto por Julieta Heredia (guitarra), Julieta Limia (batería), Lucía Masnatta (guitarra y voz) y Yanina Silva...

Pin It on Pinterest