Dos semanas después de la implacable descarga de Hard Soul Rock de Nikki Hill en Valencia, nos volvimos a encontrar de bruces con más Rock’N’Roll el pasado domingo 19-S con los mismísimos DIAMOND DOGS del indestructible sueco, SULO. La banda de Katrineholm continúa triunfante desde que el comenzó el 8-S en Barna su repaso a nuestra Piel de Toro pasando también por plazas como Valencia, Vitoria, Sevilla, Bilbao, Carriazo (Cantabria) y Castellón y hoy mismo vuelven a retomar el último tramo que los llevará a la Capi (M20), pero también a Zaragoza (X21), Valladolid (J22), Vigo (V23) y Gijón (S24). Pasaremos, sin más dilación, a relataros la crónica de lo vivido en la Sala Because de la Ciudad de La Plana…

Tenía mis reservas para con la respuesta del público coincidiendo, en última instancia y sin esperarlo, con la final del Basket Francia – España. Los fans no decepcionaron. Los amantes (pocos ya) del Rock’N’Roll más puro y genuino no fallaron con una asistencia rozando el ‘sold out’. Los Dogs se hicieron de rogar, se les esperaba a las 19:30, pero salieron, como los grandes Divos, a las 20:05. Nada importó este ligero retraso cuando te encuentras con una banda como la que se trae entre manos Sulo, una banda con ganas de rockear, de dar un espectáculo tan sincero como humilde, una banda DE VERDAD que está perfectamente engrasada para hacernos vibrar recordando aquello de ‘It’s Only Rock’N’Roll… But I Like It’.

 

 

Las generosas casi dos horas de bolo (1:55 minutos) se saldaron con la defensa de 23 temazos como 23 pildoras del mejor Vintage Rock 70’s en donde, agitando el caldero de las viejas esencias, salen a relucir los Stones, Beatles, Faces, Bowie, Rod Steward, Georgia Satellites, Slade y alguna gotita de aquel old school punk del ’77. La carrera de Sulo habla por sí misma y en el bolo de Castellón volvió a dejar por sentado que es uno de los supervivientes del legado de una época irrepetible y que defiende a la perfección un cancionero que siempre ha parecido compuesto hace medio siglo…

Momento de ir al grano. Vienen presentando su excelso álbum doble, Slap-Bang Blue Rendezvous (2022) del que generosamente incursionaron con la inicial y obligada energía de «All Right Brutus I’m On», la McCartniana «Slap-Bang Blue», «Make Up Boogie» llena de pluma y tacón glammy, la crepuscular, aunque divertida «You Shouldn’t Be Lonely On A Saturday Night» y las arrolladoras «Suicidal Idol» y ese gran auto-homenaje y aniversario a una carrera de 30 años con la punkoide «Rocked, Wrecked, Robbed And Ruined». Temas nuevos, pero perfectamente insertados y eficaces en un setlist a prueba de balas.

 

 

De entre su cancionero, no podían faltar las versiones y aquí se dieron cita y bien juntitas el «Rosalie» de Bob Seger y la excelsa «Maybe I’m Amazed» de ‘Macca’ que la banda hizo suya como si no hubiese un mañana. No puedo dejar de citar ese clasicazo que también es el «You Ain’t Seen Yet» de los Bachman Turner Overdrive que sonó a verdadera gloria. Pasando a su gran colección de temazos propios me tendría que quedar con el hímnico «Recall Rock’N’Roll», los chisporroteantes ejercicios Stoner/Faces de «Hardhitter», «Bound To Ravage», el legendario «Honked!» y las aristas punk del corte final antes de los bises con «Bite Off». Para el ‘encore’, bufff, tres gemazos de retro rock escupidos en pleno S. XXI como si no hubiese un mañana, ahí estuvieron exultantes con el looser «Desperate Poetry» que fue coreado por todos y cada uno de los presentes preparando las dos carcasas finales con el sureño «Anywhere Tonight» y la grand finale que siempre es el festivo, sudoroso y tabernero «Goodbye, Miss Jill» como perfecto broche de oro a un conciertazo que da vida, que te abre el alma y el corazón, que te hace seguir vivo soportando esta puta rutina que vivimos y este ‘never ending apocalipsis’ en el que nos encontramos a base de sinceridad, entrega y creencia en una época en donde el Rock’N’Roll todavía remediaba los problemas del mundo.

No me quiero despedir sin volver a elogiar a la bandaza que lleva Sulo, con una base rítmica potentísima a cargo de Martin Trosson y un nuevo baterista brasileño del que no recuerdo el nombre, pero sí cómo aporreaba los parches. Obviamente su compañero fiel, el teclista Henrik ‘Duke Of Honk’ Widén y el acojonante guitarrista Lars Karlsson. Todos ellos tuvieron sus momentos de lucimiento personal aunque a un servidor le impresionaron por lo perfectamente engrasados que están funcionando como una verdadera máquina de Rock’N’Roll. ‘Vinieron, Vieron y Vencieron’, un pensamiento que Sulo debió tener al acabar el bolo, ¡estoy seguro!…

 

by: Pupilo Dilatado

by: Pupilo Dilatado

¡Pupilo Dilatado ante todo! Licenciado en Bellas Artes y profesor en secundaria de 'marías' audiovisuales en la provincia de Castellón, ¡hasta aquí lo serio!, je,je, pero lo que uno lleva dentro es la melomanía enfermiza, mis manías bizarras, morbosas, iconomaníacas y 'fanzinerosas', mi alma rock'n'roller hasta la médula y una obsesión generosa por las Pin-Ups de otra época. Para acabar, soy hijo del 'Popu' y bastardo del "Appetite for Destruction"... aunque me derrita con Madonna y Shirley Manson (Garbage). También se me puede encontrar en mi blog

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Te puede interesar

Crónica de Súcube en El Cobijo de Puerto Real (Cádiz) (6-04-24)

Crónica de Súcube en El Cobijo de Puerto Real (Cádiz) (6-04-24)

Siempre es un placer descubrir nuevas salas que se atreven a programar música en directo y bandas que ofrecen aparte de las consabidas versiones sus propios temas. Entendemos que tengan que rellenar repertorio con las canciones de otros mientras componen sus melodías....

Pin It on Pinterest